Opinión Nacional

Venezuela 2014

Los venezolanos nos ha correspondido cerrar un año muy duro en lo que se refiere al 2013, y ni hablar de los primeros días y semanas de este 2014, vivimos tiempos rudos, agrestes y turbulentos, la sociedad venezolana está despertando de la indiferencia que no le ha dejado absolutamente nada, inmensos sectores hoy con plena legitimidad cuestionan al gobierno y la manera de conducir al país por el despeñadero, una manera de hacer política altamente conflictiva y degradada, a lo que se le suma un manejo irresponsable y suicida de la economía, que en su conjunto produce daños, carencias, problemas, todos perciben un deterioro sostenido en el vivir del venezolano, nuestros días se nos van sorteando vicisitudes, nuestra cotidianidad es estresante y ajetreada, desde recorrer establecimientos para ubicar alimentos básicos, salir de nuestros hogares con el alma en vilo con la esperanza de poder regresar con vida, ubicar una medicina o algún repuesto, y más recientemente luchar contra las agresiones de la policía, la guardia nacional o los colectivos que no sólo agreden a personas sino sus escasos bienes.

La nueva ola o etapa de protestas en Venezuela no es una sorpresa, de hecho era previsible que después de esa sensación artificial, esa burbuja de fin de año donde el gobierno ocupo establecimientos, impulso un saqueo legal en algunos casos, y se encargó por los medios que fueran de que los venezolanos tuviesen en sus casas, apartamentos o ranchos, varios plasmas, blue ray, neveras, portátiles, equipos de sonido, celulares, microondas y algunos otros enceres y mercachifles, hoy la cruda realidad es que la gente no se alimenta con esos mercachifles.

El origen de estas protestas está en el sentimiento de los venezolanos que sin ser economistas, estadistas, politólogos y demás, saben que las cosas se han hecho de manera herrada, plagada de errores, y no necesitan un doctorado en ninguna área específica para determinar o concluir que nuestros países vecinos están floreciendo, recorren caminos de desarrollo, progreso, paz, estabilidad no así Venezuela, signada de manera especial por una inseguridad, una escasez, una violencia y represión que legos de aquietar a los venezolanos los ha hecho despertar, unirse y reaccionar.

Tal vez hay una lógica indiscutible está en asumir que llegamos a una situación tal donde los graves problemas no resueltos por Chávez, y menos por Maduro, hoy nos afectan a todos por igual, la escasez, la inseguridad, la inflación, el caos y la represión es pareja, es para todos, pero por supuesto por múltiples aspectos afecta mucho más a los sectores populares que siempre pagan los platos rotos de las decisiones erradas del alto gobierno.

El gobierno lo que menos hace es gobernar y menos con eficiencia, el Consejo de Ministros es una orquesta sin dirección real, sin partitura, sin armonía, cada quien anda por su lado, el único elemento que los une o vincula es un cd rayado que todos repiten, guerra económica, no hay escasez, la derecha apátrida, el imperialismo yanqui nunca hablan del grotesco imperialismo cubano metido en Venezuela ni de la soberanía cedida a Cuba. De tal manera que los problemas que tenemos de carencia de alimentos, medicinas, devaluaciones, inflación, destrucción del aparato productivo, dependencia de las importaciones, dilapidar recursos y tiempo en diatriba, en polémica vacía y proselitismo, las ejecutorias incluyendo en plan de la patria son alejadas del normal desarrollo y progreso que nuestros países vecinos experimentan no así nuestra Venezuela.

El gobierno está atascado en una visión retrógrada del país, el país está naufragando y los errores del gobierno lamentablemente arropan a todos los venezolanos sin excepción. En el área económica hay nueve funcionarios ninguno de ellos economista. Otra ha podido ser la historia pero no lo fue. Lo que tenemos es un cumulo de fallas, errores, corrupción, problemas no resueltos que han generado las protestas ya no del Táchira o Mérida, sino el resto del país que no le perdona a Maduro dos devaluaciones, no le perdona la escasez, la injerencia cubana y menos aún la brutal represión de colectivos, policías, guardias nacionales contra la población.

Los estudiantes universitarios, los jóvenes, los viejos, las madres, todos sin excepción están dando un mensaje de coraje, lucha, civismo y defensa de lo poco que queda de democracia las marcas del 12F, 22F, la marcha de las mujeres del 27F y la cadena humana contra la violencia del 28F hablan muy bien de los venezolanos. Venezuela no puede seguir en pleno siglo XXI con ejecutorias del siglo XIX, la precariedad jurídica y democrática es lo que define la Venezuela del 2014 pero que naturalmente la vocación de cambio es indetenible como lo fue en 1998 cuando fue electo Chávez o incluso en 1958 cuando se dio la transición política.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba