Opinión Nacional

Venezuela y Las Leyes del Caos Social

Caminando con Susana por el parque peatonal de la Vereda del Lago de Maracaibo me entero que a la par de sus curvilíneas caderas y su muy pronunciado busto, la chica tiene otras cualidades nada visuales pero no menos significativas: es curiosa y creativa. Caminamos vigorosamente por el bosque de palmeras de La Vereda en Maracaibo y me dispara a quema ropa su teoría política post 2D-07, (el algoritmo con que los venezolanos identifican a una fecha política, en este caso, el 2 de diciembre del año 2007, momento en el que fue convocado por el Presidente de la República un referéndum aprobatorio para la modificación de 69 artículos de la Constitución venezolana, vigente desde 1999). Ella sostuvo con la vehemencia cristalina de los muchachos de su edad, que todo lo que habría de suceder en esa fecha, y también durante los meses posteriores (hablábamos en un caluroso agosto) se fundamenta en La Teoría del Caos.

La oigo argumentar y mientras tanto, escaneo el disco duro de mi memoria para hallar el concepto y ensamblarlo con lo que la platinada criatura me dice en un borbollón de palabras con las que, momentáneamente, la chica me aturde. Asociar la Teoría del Caos con el pronóstico de un modelo de comportamiento social no es tarea fácil, y más incómoda aún cuando la mirada debe sostenerse en el horizonte para alejar la mente de pensamientos nada compatibles con mi condición de profesor ni con mis sesenta recién cumplidos, mientras la chica, con una franela y unos shorts dos tallas más pequeñas de lo necesario, camina bamboleándose a mi vera, como una bomba sexy a punto de explotar.

La escucho, pero me resulta un contraste insalvable asociar su vocecita de Dolly Parton con el contenido. Imagínate, amable lector, una caminata matinal con una chica ligerísima de ropas, escapada de las páginas centrales de la última revista Playboy, con semejante argumentación:
.- “Pues sí, profesor, estuve leyendo eso de la Teoría del Caos y estoy convencida que por ahí es por donde la oposición venezolana tiene que orientar sus esfuerzos después del 2 de diciembre, sin importar el resultado del referendo.”
Un par de señoronas que marchan a contracorriente nuestra le lanzan una mirada inquisitoria a la criatura, y otra a mí, de gravísima de admonición, y mientras el contraste de nuestros físicos eleva más de una ceja y propala toda clase de chismorroteos por la Vereda del Lago, yo continúo, mirada al frente y borbollón de palabras al lado, tratando de recordar algo sobre la Teoría del Caos, intentando hilvanarla con lo que la chica me dice.

Lo primero que recuerdo es que ‘Teoría del Caos’ es la denominación popular de una rama de las matemáticas y la física que trata ciertos tipos de comportamientos impredecibles de los sistemas dinámicos, que se clasifican genéricamente en estables, inestables y caóticos. En esas cavilaciones estaba cuando Susana me sorprende con la pregunta:

.- Profesor ¿Qué tienen que ver los tractores con la órbita de un sistema estable?
El planteamiento es tan absurdo que me obliga a detener la vigorosa marcha que ha impuesto la muchacha y entonces me doy cuenta de su error semántico.

(%=Link(«http:/media/5144148.doc «,»Para bajar el documento completo, pulse aquí»)%)

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar