Opinión Nacional

¿Y ahora que?

Vemos la designación de nuevos ministros. En el Ministerio del Interior y Justicia continua alguien que ya venía ejerciendo autoridad, con el agravante de ser o pertenecer a la clase militar.

Sera que no tendremos oportunidad de que se vea la Seguridad desde el punto de vista civil, que no se cambie el modelo de evaluación, que se entienda que la situación del país reclama la incorporación de mentalidades que sepan, que los riesgos en las políticas de seguridad ciudadana deberían ser evaluados y puestos en marcha sin el tinte militar, es decir ordenar y cumplir. En alguna oportunidad dijimos que los militares no sirven para manejar asuntos civiles, que únicamente sirven quienes somos civiles.

Entendemos que quien nunca ha sido policía, no conoce lo que es un patrullaje, no ha sufrido en carne propia lo que significa dejar la familia a la buena de Dios, compartiendo en un barrio con delincuentes y arriesgándose a que cuando regrese no los encuentre vivos.

También la relación de enfermedad, la urgencia de ir al hospital y no conseguir atención pronta y oportuna, la necesidad de comprar los útiles escolares, ya que la quincena no alcanza, pasar noches de trasnocho en cumplimiento del deber, el riesgo de recibir un tiro que acabe con su vida en una misión encomendada. Estas cosas son novedades para quien no las conoce, y mal puede planificar quien no sabe.

El país sigue preso. No se puede salir después de las 7 de la noche. Aumenta los sistemas de seguridad, quien puede contrata escoltas, o compra carros blindados, eso lo hacen una minoría muy pequeña; los demás deben ir acostumbrándose a ver más delitos cometidos, mas secuestros, más muertes, más dolor y lagrimas de los familiares que pierden a sus seres queridos.

No importa donde se vive, si en el este o en oeste, es igual la furia de la delincuencia. No sé si es una política de estado, pero lo cierto, la verdad es que los índices de criminalidad aumentan, y aumentan básicamente porque no se persigue al delincuente, no se castiga, hay un entendimiento entre delincuencia y estado.

Se desmantelan las policías se le niegan recursos a las que sirven, pero en cambio, se puede ver, sin exagerar, en las calles del país, parque automotor en grandes cantidades desfilar constantemente por avenidas y calles con funcionarios policiales y militares y la gente de pregunta que hacen y para qué sirven.

Señores la delincuencia no se combate con unidades motorizadas y carros, hay que producir inteligencia, información, hacer reconocimientos y apresar, capturar a quienes delinquen. Acaso no ha sido siempre, en el mundo entero, la fórmula para bajar el índice delictivo. Aprovechemos el inicio de un nuevo periodo presidencial y hagamos algo por el país.

www.aipop.org Comisario

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar