OpiniónOpinión Nacional

¿Quién es más sabio?

La muerte que algunos llaman asesinato y otros ajusticiamientos de Fakhrizadeh el más prominente físico nuclear de la “¿República? Islámica de Irán” (coloco bajo interrogantes el término “república” porque no me resulta claro si la máxima autoridad es el presidente Hassan Rouhani, o el ayatola, el jefe religioso, hasta ayer no más Kamenei y tiempo atrás cuando el derrocamiento del Sha Reza Pahlevi el ayatola Jomeini) me ha impulsado a escribir estas notas parangonando ese asesinato con el perpetrado de modo más rústico, pero no menos violento (en realidad todo asesinato o ajusticiamiento es violento) con el del profesor de historia Samuel Paty, degollado con un cuchillo en París no ha mucho (por si no lo recuerdan).

Todo homicidio tiene, en nuestra visión del Derecho Penal, dos autores, uno material y otro intelectual. En una misma persona pueden recaer ambas autorías, pero hay casos cuando el autor material y el intelectual se diferencian. En los dos casos mencionados en el primer párrafo pareciera que en el primero de ellos, se prioriza la autoría intelectual y en el segundo la material.

El gobierno de Irán no parece prestar atención al establecimiento de quien o quienes fueron los autores materiales de la muerte de Fakhrizadeh. Me atrevo a decir algo más, pareciera resultarle irrelevante, por lo que podemos afirmar que la autoría intelectual ya está establecida, sin necesidad de investigación, lo que significa una condena apriorística, en este caso del Estado de Israel, por lo que hay que presumir que la “República Islámica de Irán” se apresta a aplicar al autor la sanción que estima adecuada; y como la sanción a un Estado no puede consistir como en el caso de las personas en la pena máxima, “pena de muerte”, solo hay una (equivalente a la muerte) de posible aplicación, la desaparición  del Estado de Israel, que en términos simples se traduce en la desaparición no de un pedazo de tierra que siempre subsistirá aun siendo bombardeado y arrasado, sino de los israelitas, vale decir un nuevo “HOLOCAUSTO”.

El gobierno francés no parece prestar atención al establecimiento de quien o quienes fueron los autores intelectuales de la muerte de Samuel Paty; y me atrevo a afirmar que el establecimiento de la autoría intelectual “resulta inmaterial” para la conducción de una república que adoptó la separación de la Iglesia y el Estado en 1789, después de haber vivido muchos conflictos originados en cuestiones religiosas, no solo con la llegada del Islam (Roldan) y la división entre católicos y protestantes (los Hugonotes), sino mucho tiempo atrás cuando los romanos comandados por César invadían la Galia y se enfrentaban a Vercingetorik y los tiempos no habían aún comenzado a contarse antes y después de Cristo.         

El presidente Macron fijó su objetivo en el autor material, todo lo contrario de lo asumido por la autoridad iraní y por eso me pregunto ¿quién asume una posición más congruente? Yo me resisto a creer que quienes me leen necesitan mi opinión. Todos la saben, es obvia; y espero que al menos los más, compartan la mía.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba