OpiniónOpinión Nacional

Rebaño sin líderes

Un aspecto alarmante de la crisis por la que atraviesa el país es la actitud avasalladora del Gobierno contra el pueblo trabajador sin que exista una respuesta contundente de parte de los líderes políticos de oposición.

El pueblo cansado de hacer colas por horas, que no consigue los alimentos básicos de la dieta diaria, se ha rebelado espontáneamente, con sobrada razón, cuando la Guardia Nacional Bolivariana decide desviar, los camiones que llegan a supermercados y abastos, a los almacenes de las Comisiones Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) esa nueva modalidad creada por Nicolás Maduro para hacer al pueblo aún más dependiente de sus designios en medio de la creciente desesperación.

Ya no le basta al Gobierno vender los productos escasos un día a la semana por número de cédula de identidad, ni haber establecido la deshonrosa obligación de colocar ambos pulgares en las captahuellas. Ahora exige registrarse ante esas comisiones locales controladas por miembros del partido oficial y de las fuerza armadas nacionales.

Se vanaglorian los personeros del gobierno de los miles de toneladas que cada dos semanas distribuyen a los habitantes de los barrios a precios subsidiados. Una bolsa miserable con arroz, azúcar, harina pan, leche en polvo, aceite para cocinar y jabón de baño se entrega por algo más de mil bolívares

Existe la impresión dentro de los gremios y cámaras empresariales, que los Clap se convertirán en el corto plazo en el mecanismo fundamental para el abastecimiento de productos básicos a la población. El ministro para la alimentación Marcos Torres públicamente así lo ha aceptado.

En ese entorno desalentador el pueblo trabajador pareciera que está abandonado a su suerte tanto por el gobierno autoritario como por la oposición displicente. A estas alturas del juego la oposición política pareciera no contar con una estrategia ni con la organización adecuada para capitalizar y dirigir ese descontento popular.

Está bien que se luche por que el CNE agilice los trámites para que el revocatorio se realice este año. La batalla política es relevante, pero la batalla política por sí sola no basta, esta debe darse en otros campos.

En este momento lo que más necesita el pueblo que busca desesperadamente los alimentos y bienes básicos, también aquejado por los cortes de luz y los pésimos servicios públicos es respaldo nacional para resolver sus necesidades. La oposición pareciera huérfana de dirigentes locales salvo pocas excepciones. No se observa una estructura organizativa capaz de apoyar al pueblo en sus protestas y reclamos.

Valga esta crítica para despertar conciencias entre aquellos que aspiran a convertirse en gobernantes. La frase utilizada como título de este artículo se le escuchó en varias ocasiones al dirigente sindical y político Lech Walessa al referirse a las masas obreras que trabajaban por sueldos miserables y en condiciones inhumanas bajo el régimen comunista polaco. El sindicato Solidaridad supo colocarse en su condición de líder al frente del rebaño de esos obreros maltratados. ¡ Hagámos lo mismo !

 

[email protected]

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba