OpiniónOpinión Nacional

Rusia: las cosas en su lugar

Gran impacto periodístico tuvo en Colombia la noticia de que Moscú amenazó a Estados Unidos y a la OTAN con enviar tropas a Venezuela y a Cuba si las incursiones militares de la primera potencia mundial y de la OTAN se siguen produciendo en sus áreas naturales de influencia, como es el caso de Ucrania y de Georgia. No era para menos- Una presencia militar rusa más allá de la frontera de Colombia con Venezuela le agrega complejidad a una relación bilateral que ya se encuentran fuertemente deterioradas.  

Pero la realidad es que no hay verdadera razón para una alarma contra la seguridad de ningún país ante este hecho- ni de los Estados Unidos y mucho menos de Colombia- porque es preciso recalcar que si el asunto ha sido tratado con grandes decibeles en la prensa mundial es porque su contenido es realmente amarillista y ha sido sabiamente estructurado desde el gobierno ruso para alcanzar la reverberación que se ha producido en todo el planeta.

La noticia surge no de una “declaración” ni de un comunicado oficial, como se ha querido hacer ver, de acuerdo con los cuales Moscú estaría en el proceso de decidir si envía efectivos militares a Venezuela y a Cuba como respuesta a lo que se considera una agresión norteamericana y de la OTAN.

El viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Sergei Ryabkov, todo lo que hizo fue responder a una tendenciosa pregunta de una periodista en una entrevista televisada, en la que se le interrogó sobre la eventualidad de que Rusia decidiera actuar en la zona de influencia de los Estados Unidos enviando tropas a Venezuela y a Cuba si aumentan las tensiones con los Estados Unidos. La respuesta del funcionario del Kremlin quien asistía a una reunión de alto nivel en Ginebra para dirimir esta importante diatriba, fue que no puede “ni afirmar ni excluir” la especie de que Rusia podría establecer una infraestructura militar en los dos países del Caribe. Nada más contundente.

La entrevista efectuada por una periodista de Georgia consiguió lo que el gobierno de Moscú pretendía dentro de una estrategia comunicacional impecable: sembró una pregunta sobre la eventualidad de una presencia de infraestructura militar rusa en dos países detractores de los Estados Unidos en el continente latinoamericano. Lo que fue una vaga respuesta de Riabkov fue contundentemente perifoneada a través de la estación televisiva RT, la primera estación rusa de transmisión de televisión en español con alcance mundial para así alcanzar a la audiencia periodística hispana.  Lo que ocurrió. Y claro que se dispararon las alarmas. Lo demás es sabido. Los principales medios del mundo y más atrás los de Colombia alarmaron a la colectividad basados en una estrategia que no ha sido ni formulada ni anunciada con seriedad.

El fin de toda esta jugarreta rusa – y recordemos que aquellos son líderes en el manejo de bulos y de desinformación- no es otro que hacer saber que no le faltan cartas a la potencia rusa para hacerse sentir y para torcer los acontecimientos a su favor si no son exitosos en su empeño en conseguir de los Estados Unidos y sus socios de la OTAN un compromiso de detener su incursión militar en zonas geográficas de inmenso para la seguridad rusa y en las que desea conservar su influencia.

El periódico El Tiempo consideró encendidas las alertas, el medio El Colombiano estimó que se ha abierto una puerta a un despliegue militar ruso en Venezuela.   Tanto la radio como la tv en suelo neogranadino se hicieron eco del despropósito ruso que no pasa de ser una fanfarronada. Así pues, fue como se armó una cadena internacional de la cual se han hecho eco muchos de los medios serios del planeta.

Solo hubo un personaje equilibrado en toda esta gesta rocambolesca: el ministro de la Defensa de Colombia, le quitó decibeles al ruido armado. Desde el barrio El Bosque, al suroccidente de Barranquilla, Diego Molano declaró que la frontera venezolana está muy bien custodiada y advirtió que para Colombia no es ninguna amenaza si hay un despliegue militar de Rusia en el país vecino.  ¡Al fin uno que puso las cosas en lugar…!

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba