OpiniónOpinión Nacional

Sobre los tableros

En los años mozos en que jugaba, miraba a ese campeón mundial de la disciplina llamado José Raúl Capablanca y Graupera, un cubano cuyos movimientos resultaban apasionantes. No en vano lo llamaban “el Mozart del ajedrez”. Un día descubrí que había pronunciado una frase terminante: “La vida es muy corta para pasársela jugando ajedrez”.

Es lo que ahora ocupo en nuestro país, no sin recordar una buena expresión de John Magdaleno llamando a la oposición a jugar en doce tableros. Es que quemaron todos los gambitos, hicieron polvo todos los movimientos, para refugiarse en la frase altisonante y en el planteamiento de apariencia radical. Es por ello que prefiero ir a la sociología francesa y recordar a Pierre Bourdieu. “El lenguaje de la regla es, a menudo, el asilo de la ignorancia”, aseguró.
En cualquier caso, dejó como obvio el aserto de que no puede realizarse una teoría de la práctica sin una teoría reflexiva de la mirada teórica. Uno mira a los agentes actuantes en la Venezuela de hoy y comprueba que la temporalidad de la práctica es incierta, más aún si esos agentes hacen espectáculo.
Nuestros agentes agotaron todas las opciones y ahora recurren, lo que ha motivado que falsamente los llamen radicales, al exhibicionismo que va desde “yo lo tumbé ayer, pero los necios no se han dado cuenta”, hasta la convocatoria a la acción que consideran terminante, grandilocuente, definitiva. Una especie de ofertaros de una solución final, con las debidas excusas por el uso de esa expresión. Ahora lo que cabe es jugar sobre cada tablero, sobre cada circunstancia, lo que quiere decir jugar una simultánea.
El político avezado debe comenzar por saber qué es una estrategia y que la interpretación de los hechos se logra reiventándose en una constante de movimientos, no en la demagogia de aparecer como salvadores de la patria.
En mi memoria está Capablanca. Están desplegados los tableros, pero los actores de esta clase política simbólica no lo saben. La respuesta a los que piden concreciones es jugar cada movimiento. La multiplicidad de ellos es la clave. La respuesta está. Los ignaros se caen de los caballos. Los que han descubierto la producción de efectividad van a al manejo de los alfiles ejecutando jaques, uno tras otro.
Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba