OpiniónOpinión Nacional

Tan Solo Oré

Tan sólo oré…En ese momento no podía hacer otra cosa…Oré por ellos…Por todos los que se encontraban allí…Tanto por los que estaban en la casa como por los que estaban afuera…

El video me llegó por el celular y allí estaba él, Oscar Pérez, una persona a quien solo conocía por unas imágenes en un helicóptero.  No sabía casi nada sobre él, pero me conmovió la situación en la cual tanto él como sus compañeros se encontraban.  Uno de sus compañeros estaba armado y eso me preocupó aún más.

Comentó que estaban negociando su entrega.  No tenían rehenes.  Se iban a entregar, y habían decidido no disparar porque entre quienes los atacaban había incluso compañeros a quienes conocían y con quienes habían trabajado.  Pidieron en el nombre de Dios.  Habló de sus hijos y comentó que esperaba volverlos a ver y que todo lo había hecho por ellos.  Sin embargo, en su voz y en las otras voces que se oyeron en el video, se evidenciaba la angustia del momento…Hablaban de sus familias…El video, las caras y las miradas evidenciaban temor, a pesar del valor, de la convicción y de la fe.

Mientras oraba, comencé a recibir mensajes que ponían en duda que realmente lo que estábamos viendo fuera verdad.  Había quienes creían que se trataba de una maniobra para confundir o para quitar la atención de los graves problemas que atraviesa nuestra sociedad.  Hay tanta información falsa circulando…  Había demasiados rumores.  Era mejor esperar para saber si lo que parecía estar sucediendo realmente estaba pasando.  Sin embargo, a pesar de los mensajes cuestionando la veracidad de lo que estaba ocurriendo, no dejé de rezar.

Hoy su muerte ha sido confirmada.  Hemos visto su foto con lo que parece ser un  tiro en la frente.  La casa donde estaban escondidos y donde fueron sorprendidos fue destruida en gran parte según las fotos que han circulado.  ¿Cuántos murieron?.  No estoy segura, pero hubo varios muertos y heridos tanto entre quienes estaban en la casa como entre quienes estaban afuera.

La gran pregunta:  ¿Por qué?.  La vida se encargará de cobrarle a quienes sean los responsables de esas muertes.  No solo quien aprieta un gatillo y dispara es culpable.

Hasta donde sabemos, Oscar Pérez no era un asesino… No había matado a nadie…No había herido a nadie… ¿Quiénes lo acompañaban?…¿Quiénes lo defendían?…Todos ellos merecían vivir.  Si habían cometido un delito debían ser juzgados.  No hay razón alguna que justifique que los hayan asesinado si realmente se querían entregar.

Tantas familias de duelo de un lado y del otro…Tantos niños que crecerán sin padres…Con tantos otros problemas que hay que resolver.

Sigo orando…Debemos unirnos en oración por nuestro país…Clamando por paz y por justicia. Cuando la solución no está en nuestras manos podemos elevar nuestras plegarias a quien todo lo sabe, a quien todo lo puede y a quien conoce la intención del corazón.    Clamemos por justicia divina.  ¡La justicia divina nunca se equivoca!.  Y mientras oramos, busquemos en cada una de nuestras acciones transformarnos individuamente para lograr transformar nuestro entorno de manera positiva.  Sigamos trabajando y construyendo día a día. Un granito de arena, más otro granito de arena, más otro granito de arena, y así sucesivamente, al final hacen una maravillosa orilla donde hasta la tormenta puede reposar.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba