OpiniónOpinión Nacional

Tres Bolívares: “Fuerte” (2008), “soberano” (2018) y “digital” (2021). Entre uno y otro “Bolívar” la hiperinflación causada por el Estado dueño del petróleo es el camino del empobrecimiento del venezolano

El «bolivar digital» es una mutación del bolivar fuerte (2008-2009) y del bolivar soberano (2018); es decir, pertenecen a la misma cosecha de artimañas y propagandas monetarias del gobierno socialista desde el inicio de su poder político y militar.

  1. El bolivar fuerte en 2009 y la transferencia del oro monetario al BCV

La zafra comenzo con la repatriación del oro monetario colocado por el BCV en custodia de bancos AAA en el mercado internacional del oro; la custodia constituye el mecanismo más seguro en el mercado del oro monetario porque es el que garantiza que el oro en bóvedas de esos bancos AAA el oro se mercadea, se compra y se vende en títulos de propiedad sin que el oro tenga que movilizarse cuando cambia de mano. Chavez encapsulo el oro – S 11.750 Millones- aparentemente en las bóvedas del BCV, desde donde se negociarlo esencialmente con países amigos, Rusia, China, Irán, Turquía, Nigeria y de esa manera evitar negociar el oro en el mercado internacional que opera con la transparencia debida.

Chavez pensaba que mantener el oro físico en Venezuela (BCV) ello garantizaba su negociación sin tener que operar bajo la transparencia con la cual opera el oro en custodia en bancos de primera línea. Ya veremos que en medio de un mercado petroleo en alza por varios años, el BCV nos presentaba una data del oro monetario, muchos ignoraron que el oro fuera de la custodia del mercado pierde su calidad de oro monetario, quien compre y venda ese oro fuera de custodia legitima tendrá que revisar cada lingote y establecer la calidad pureza antes de cualquier negociación.

A los cinco años, el BCV se mantenía sin enviar la data monetaria en reservas internacionales -incluyendo el oro monetario. Las razones se podían estudiar  para esos años, para 2016, cinco años de la transferencia del oro monetario al BCV las reservas internacionales en poder del BCV se convirtieron en una data nada confiable dado que la custodia se habia eliminado y como el BCV no enviaba la data al FMI -al cual está obligado por membresía en el FMI-

Al final resulto en un mal manejo de las reservas de oro, en cinco años la balanza de pagos estaba contando un oro que no existía en las bóvedas del BCV, este banco central mantuvo por un largo tiempo sin enviar la data requerida para todos aquellos bancos centrales que conforman el FMI.

  1. Un ínterin, el Petro, un título público -deuda pública.

Denominado por el gobierno como criptomoneda pero en posición de dominio y propiedad del Tesoro de la Republica, del “fisco” y fue lanzado como una moneda cripto similar al dólar como moneda de reserva, condiciones que el Petro no obtendría por ser un título público, es decir, una deuda de la Republica, en lo que a monetario respecta. Por otro lado, los bienes propiedad del Estado estan signados de la “tragedia de los (bienes) comunes, bienes que no poseen derechos de propiedad en los individuos, es decir, sus tales derechos de propiedad difusos, mal definidos,

El segundo problema del Petro como moneda de reserva es el apoyo en el petroleo, sin embargo el petroelo producible en Venezuela en los próximos diez años estaría grava por el mercado como un commodity inexistente, la deuda de PDVSA alcanza una deuda que para pagarla requerirán un buen techo de largo plazo.

Una curiosa visión porque hoy Venezuela no produce petroleo en magnitudes importantes que pueda imponer un nivel de reservas en dinero valuta, que respalde al bolivar, el Gobierno dispuso que esas reservas de petroelo/oro/dolares para respaldar el valor intrínseco que nos dispone para alcanzar niveles de pago internacionales permitiera alimentar la balanza de pagos.

La segunda reconversión monetaria, un mal definido se ejecuta en 2018, una cercanía a la realidad recomendaba al gobierno  que justificará al gobierno y al BCV la eliminación de “mayor eficiencia al sistema de pagos en el país, consolidará la confianza en la moneda nacional y producirá efectos psicológicos positivos en las expectativas de las personas”. 

  1. La hiperinflación, la gran restriccion de un gobierno que debe medio pais

Por primera vez el gobierno observa que el mercado ha dejado de ser creíble, lo que la calle muestra es hiperinflación; es decir, empobrecimiento, la cual va destruyendo al bolivar al mismo tiempo que en el canje del bolivar al dólar es apenas una muestra de la comparación de poder de compra -perdida continua- tanto del bolivar como del dólar.

El mercado no leía correctamente ese fenómeno, por ejemplo, los Consultores económicos en búsqueda  de acompañar en la segunda conversión monetaria se han negado a denominar el impacto de la hiperinflación sobre los precios, anunciando que el valor intrínseco del bolivar habia destruido el poder de compra de una moneda que marca un continuo proceso de depreciación, es decir, muestra la pérdida continua del poder de compra de la moneda de curso legal, el bolivar, en medio de una hiperinflación el bolivar no tiene valor -precio- intrínseco.

Como puede observar la situación es similar al mecanismo fiscal que creo Petro y que no pasa de allí, un título público -de endeudamiento. De esta manera,  la llamada reconversión monetaria y el acuerdo entre gobierno y oposición pareciera surfear las conversaciones entre ellos. Todos esos eventos, consecuencia natural de la hiperinflación, asumido este como fenómeno monetario -y económico- impacta la cantidad de papel moneda a demandar dado el creciente número de ceros que describe la pérdida de poder de compra de la moneda, del Bolivar.

La hiperinflación requiere impresión diaria de la moneda -billetes- en papel moneda o así sea el caso lo ha sufrido la digitalización del bolivar un proceso que data desde 2017, aprendamos que el bolivar se ha venido llenando de ceros, marcando su pérdida del poder de compra, su digitalización era inminente porque el Gobierno ya acumulaba un mono con tres casas manufactureras que dejaron de imprimir papel moneda dado que el costo del papel resultaba mayor al precio denominado de la moneda de papel, es decir, digitalizada como único camino para poder contar el dinero, aunque más parecido a un ábaco.

  1. El volumen de dinero a invertir en hiperinflación

…/lleva a rápidamente a su imposibilidad, el momento en que el papel moneda, de cualquier denominación es más costoso en precio que lo que esos papeles -léase billetes-  costarían imprimir en papel moneda frente al poder de Compra de la moneda, sea en papel moneda o digitalizada. Es lo que hemos visto desde 2015, cuando el gobierno perdería los negocios con las empresas que producen el papel moneda dado que ya se habia tirado tres defaults a empresas manufactureras de papel moneda.

Las empresas que fabrican el papel moneda, y que eventualmente imprimen a países clientes, estos tendrían que ajustar la obligación de acabar con la hiperinflación para retornar al mercado de papel moneda con la emisión de dinero que no se deprecie en su poder de compra como hoy lo hace con el bolivar por el cambio de los ceros y la impresión de nuevas monedas que no serán utilizadas en 3 meses dada la presencia volátil de los ceros, ergo, ninguna manufacturadora de papel moneda desea llevar sus stocks de papel moneda barata, febskuad tu en una relación al dólar.

Por esas razones rechazan al cliente con hiperinflación, y la razón final es que en tiempos de hiperinflación, el costo del papel moneda es mayor que la denominación del papel moneda por unidad y por ello fuera del mercado. La solución  contemporánea es la digitalización, algo que es más barato que mantener una moneda de curso legal cuyo precio por denominación es menor que el costo del papel moneda. **AlexGuerreroE*

  • Que pasara con el “bolivar digital”? Otra etapa hiperinflacionaria

Pues exactamente lo mismo que ocurrió con el bolivar fuerte, o como ocurrió con el dólar soberano, la inflación les impedirá y veremos la perdida continua y rápida del poder adquisitivo del bolivar, así como las otras denominaciones en papel moneda, billetes; para todos esos bolívares convertidos o indexados -mejor  propiamente dicho- la misma realidad, los gobiernos, y lo escribo así porque ya tenemos dos gobiernos y en conversaciones para que uno se proteja con el otro y los que llegan eventualmente se conviertan en peaje para “castigar “a la corrupción de 21 años del chavismo.

En resumen, ya sabemos que las dos “conversiones monetarias “ habidas en 2008, 2018 no pudieron diluir la hiperinflación que estamos recordando de los tiempos de su encubamiento hacia los dos años últimos de la primera década del 2000 y por el contrario esas indexaciones monetarias (este es el nombre y concepto tecnico de eso que el gobierno y sus adaltares en el mercado de la consultoría, y no el de “conversión monetaria que no dice exactamente las razones de sus fracasos como mecanismos de paz monetaria.

Por el contrario todas las indexaciones (conversiones) monetarias habidas hasta hoy y en la cual agregamos la que se espera el 1ero de Octubre, son radiografías de la hiperinflación. Por ello el valor intrínseco que el gobierno le da al bolivar que denomina digital, se ira rediciendo rápidamente como ocurrió con los dos cambios monetarios habidos.

  • A que apostamos? la  hiperinflación se mantendrá

El nuevo cono monetario es una fantasía, sus billetes y el bolivar digital serán devorados por la hiperinflación como lo dice la historia reciente en los últimos 12 años. A que la hiperinflación se mantendrá porque las raíces de esta se mantienen y la “conversión monetaria “es parte de ese esquema política de financiarse con inflación el 50% en términos del PIB del déficit fiscal.

Las apuestas en lo que respecta al bolivar digital, sabiendo que no circulará en efectivo metal o papel, será lo que es hoy el bolivar una moneda que circula por ser un derecho constitucional amparado por una ley pero una moneda sin valor intrínseco, y sería como un ábaco, solo una unidad de cuenta, ese será el rol del bolivar digital, un marcador electrónico con la ideología de un Gobierno y políticos de ambos lados, que la hiperinflación es un fenómeno político, y no lo que realmente es, un problema monetario anclado en una insolvencia fiscal que guinda de un déficit fiscal sin solución, dado que el gobierno no podrá resolver la hiperinflación hasta que se decida vender los bienes del Estado y con ello pagar el déficit fiscal, limpie la política del presupuesto y un volumen de trabajadores del Estado sea empleado por el sector privado.

Y como se resolvería ese conundrum?

Solo así se habría resuelto el drama estructural de la mayor hiperinflación en la historia de la economía, la venezolana. En un proceso que elimine la moneda y dolarice definitivamente pasando a ser un Estado que no posee dinero y por ello ni lo podrá fabricar y tampoco digitalizar. En esas condiciones se sabe desee hace años que mientras existe un déficit fiscal que supera el 50% del PIB, no podrá resolverse el problema monetario

Mientras tanto y bajo el liderazgo del bolivar digital, proyectamos así una tasa depreciación del bolivar digital se corresponde a la trayectoria de la hiperinflación con las nuevas denominaciones del bolivar sea digitalizado como impreso en papel moneda. El problema monetario que desembocó hace ocho años como hiperinflación, de origen fiscal, dado que el gobierno monetiza un déficit fiscal del 56% del PIB, por lo que la hiperinflación se mantendrá por décadas si los políticos – ahora agregado como gobierno de Unidad Nacional no deciden recortar el tamaño del Estado y privatizar todo lo que el Estado tiene en propiedad en el drama de la tragedia de los bienes comunes.

El culpable en una historia: la política de depender de la tragedia de los comunes

A lo largo de la historia de los últimos 80 años, y por arreglos políticos se creó un Estado inmensamente grande y hoy no tienen remedio; el tamaño del déficit fiscal en términos del PIB no podrá ser financiado ni con impuestos, la sociedad empobreció a niveles en los cuales no tiene recursos para ser contribuyente, ni con endeudamiento externo, el Estado ha perdido todo el capital de  las empresas que posee derechos de propiedad por expropiación o por derecho divino. Los políticos se hacen los locos, y le han doblado el brazo a los economistas para que hagan el coro de sostener las economías del Estado cuando en realidad el Estado tiene quebrado todas las empresas que posee además de los servicios públicos.

De hecho los asesores  de ambos lados del acuerdo político entre socialistas unos como los otros creen le han manifestado que no hay que privatizar nada por un lado y el por el otro se siembre la conseja a los políticos es esta que la he oído en reuniones a las que he sido invitado y se retrata así “el Estados a través de la República esta en la obligatoriedad de rodar con ‘cierto déficit fiscal ‘porque ello es importante para igualar los ingresos de medios y pobres…etc…etc. ,  


PhD Economista, London

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba