OpiniónOpinión Nacional

Un buen día, ya veremos

En la ópera Madame Butterfly, de Giacomo Puccini, hay una muy bella y conocida aria: Un bel di vedremo, traducida al español como “Un buen día, ya veremos”. Cuanta la ilusión de Cio-Cio San, conocida como Madame Butterfly ante le llegada a Japón de un barco en el que viene su amante, el B. F. Pinkerton, teniente de marina de los EE.UU. Es como un sueño en el que Cio-Cio-San dice:

Un buen día, ya veremos
para salir de un hilo de humo
en el extremo confín del mar

Y luego aparece la nave
Entonces la nave blanca
entrar en el puerto
frota su saludo

Ese bello día es el que para Ci-Cio-San marcaría una vida de felicidad para ella y el hijo que tuvo con Pinkerton. Pero resulta, parafraseando a Calderón de la Barca “Toda la vida es sueño y los sueños, sueños son”. En efecto, Pinkerton regresa pero casado con una americana y con intención de adoptar al hijo que tuvo con Pinkerton. Desdichada irremediablemente, Cio-Cio-San se suicida clavándose el cuchillo de su padre.

Si adoptamos la ópera a lo que sucede en Venezuela podríamos decir que Madame Butterfly representa a los venezolanos que ansían por una vida en libertad y democracia y esperan que la van a adquirir con la llegada de un héroe o de un hecho que concederán esa vida, que harán realidad ese sueño. Pero sucede que, por un conjunto de circunstancias, no se cumple ese sueño y entran en trágica desilusión. Es de esperar que no les suceda lo de Madame Butterfly y que sigan luchando para que ese sueño se haga realidad.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Un maravilloso artículo de Carlos Armando Figueredo, recordándonos a los venezolanos que no debemos desesperarnos fatalmente, y que todavía está lejos muy lejos, lejísimo el día de la libertad…. !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba