OpiniónOpinión Internacional

Venezuela, un país secuestrado

A la vez que el fiscal Franklin Nieves desmontaba en Miami la farsa del juicio al opositor Leopoldo López, Nicolás Maduro en Venezuela lanzaba amenazas de cara a las elecciones legislativas que se celebrarán el próximo 6 de diciembre.

Primero, en vista de la grave crisis que atraviesa el país y el descrédito en aumento de su gobierno, el mandatario venezolano dijo que el chavismo estaba en estado de “emergencia”. Una vez más, culpó a supuestos complots del exterior para derrocarlo. Y su beligerancia se disparó con las declaraciones explosivas que ha hecho Franklin, uno de los responsables de que López esté en la cárcel, asegurando que el caso contra el líder de Voluntad Popular ya estaba “cocinado”, incluso antes de las manifestaciones por las que lo responsabilizaron de “incitar” a la violencia.

Ahora, desde el exilio y buscando el amparo de Estados Unidos, la confesión del polémico magistrado le sirve a la defensa de López para exigir que se revise su causa y podría influir en el sentimiento popular a la hora de votar.

Lo cierto es que en las filas chavistas los desertores comienzan a ser habituales y cada vez que “cantan” en los interrogatorios del FBI o de la DEA, salen a relucir escandalosas irregularidades y asuntos tan turbios como el presunto vínculo del otro hombre fuerte del chavismo, Diosdado Cabello, con el narcotráfico que al parecer manejan las fuerzas armadas del chavismo. Entretanto, Washington toma nota y le pisa los talones al entorno de Maduro.

Consciente de que su popularidad está en picado y de que en estos comicios no le bastará (como en ocasiones anteriores) con vivir de las rentas de su antecesor y mentor Hugo Chávez, desde ya Maduro advierte: “Si la oposición gana las elecciones, no entregaré la revolución”. Para ser más precisos, sencillamente no estaría dispuesto a respetar un resultado desfavorable y se uniría “al pueblo” en unión “cívico-militar”. O sea, da a entender que impondría su fallido modelo político por medio de un pucherazo.

Son palabras agoreras que pretenden infundir miedo entre los electores, emplazándolos a elegir entre la supuesta estabilidad que les proporciona el status quo del chavismo y su clientelismo político, o la incertidumbre de un cambio que su régimen no va a permitir con la excusa de defender la revolución bolivariana.

Al cabo de más de 15 años bajo el socialismo del siglo XXI que en su día llevó adelante Chávez, los venezolanos se enfrentan al difícil reto de vencer en las urnas la aplastante propaganda de un gobierno que tiene a su disposición medios gubernamentales mientras acorrala a la poca prensa independiente que queda en el país. Pero a los demócratas que apoyan a la oposición no les queda otro camino que el de hacer valer su voz y su voto.

Nicolás Maduro lanza amenazas descaradamente y todo apunta a que está dispuesto a jugar sucio para garantizar su permanencia en el poder. Sin embargo, tarde o temprano en el tablero de ajedrez ya no tendrá dónde mover fichas. Por lo pronto, sus vasallos abandonan el particular Titanic del chavismo. El gobernante asegura que si ganara la oposición, el país entraría en “una de las más turbias y conmovedoras etapas de su vida política”. Se equivoca. Hace tiempo que los venezolanos viven sumidos en la oscuridad. El 6 de diciembre todo podría cambiar.

@ginamontaner

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba