Sin categoría

La nueva Asamblea Nacional

Cuba no es un país democrático, no hay elecciones libres y el Parlamento es absolutamente dependiente del poder ejecutivo nacional. Las elecciones son una farsa. El Partido Comunista, único partido permitido, presenta una lista que debe ser votada con unos únicos candidatos. La oposición no puede presentar otras opciones y es clandestina e ilegal. La Asamblea Nacional se reúne dos veces al año. Una, en un acto especial para recibir el informe del presidente-comandante y de pie todos aplauden el final del discurso. Otra vez, en el mes de diciembre para recibir el presupuesto nacional, que sin mayor discusión aprueban. En los países bajo régimen comunista, en general, la institución parlamentaria no existe como se conoce en las democracias occidentales. Como sabemos, el fidelismo cubano ha sido el modelo ideal para Hugo Chávez. En los últimos cinco años manejó el parlamento como una extensión de su poder. Ahora, tratará de ignorarlo.

En Venezuela cambiaron muchas cosas a partir del 26 de septiembre. Se trata de un nuevo cuadro político donde el mandón no puede hacer lo que le de la gana. La misión más importante de los parlamentarios que llegaron electos por el pueblo opositor es rescatar la majestad de un verdadero órgano parlamentario, de un auténtico poder legislativo. Quienes venían actuando como perros de presa del presidente no podrán fácilmente seguir haciéndolo. A Cilia Flores, Carlos Escarrá, Darío Vivas, Iris Varela, les será más difícil vulnerar los derechos de las bancadas opositoras. La representación proporcional que la votación popular determinó debe ser respetada. Esto es un derecho constitucional.

No va a ser fácil la actividad parlamentaria para la oposición. Sin embargo, la representación es muy buena, gente preparada y gente de pelea, responsables y comprometidos. Allí estarán y lo harán muy bien Julio Montoya, Enrique Márquez y Elías Matta por el Zulia; Alfredo Ramos y Andrés Velásquez de la Causar R ; José Manuel González y Eduardo Gómez Sigala del sector empresarial; Barreto Sira y Jesús Paraqueima de la sorprendente Anzoátegui; Miguel Angel Rodríguez y Leomagno Flores desde el Táchira fronterizo y peleador; William Dávila, Enrique Mendoza, Iván Colmenarez e Ismael García, fajadores de muchas batallas; María Corina Machado, Alfonso Marquina, Juan Carlos Caldera, William Ojeda y Stalin González, formados políticamente en los últimos años contra la hegemonía chavista; Miguel Cocciola y Carlos Berrizbeitia del liderazgo carabobeño; Arcadio Montiel, verdadero luchador de la causa indígena. Otro más, cuyos nombres se me escapan, que seguramente vivirán la importancia de la responsabilidad asumida en momentos de viraje histórico.

Fundado hace 27 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba