Arquitectura y DecoraciónVida con estilo

En el Centro Nacional de Acción Social por la Música, la arquitectura es sonora

Incrustado en pleno boulevard Amador Bendayán, con el verdor del Parque Los Caobos como fondo, a pocos metros de la Mezquita de Caracas y frente a la Casa del Artista, se encuentra uno de los complejos arquitectónicos más grandiosos que se han construido en la ciudad de los techos rojos: el Centro Nacional de Acción Social por la Música (Cnaspm), sede del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela. Y es que esta obra no solo resalta por su atractivo físico, sino por todo su valor acústico, impregnado en cada detalle.

“La Sede”, como muchos llaman a esta edificación, abrió sus puertas en 2009 y cuenta con un área de 14.750 metros cuadrados. Este sueño del maestro José Antonio Abreu fue ideado por un grande de la arquitectura nacional: Tomás Lugo, quien cuenta, entre otras obras, con la coautoría del Complejo Cultural Teresa Carreño. El ingeniero Marco Pitrelli se encargó de monitorear las fases de la construcción. Adicionalmente, el Instituto Nacional de Vivienda (Inavi) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) financiaron el proyecto.

Para el levantamiento, hasta los materiales se escogieron con sumo cuidado, con el fin de resaltar sus propiedades acústicas. En este sentido, se emplearon productos aislantes, como piso de goma y fibra de vidrio, en casi toda la estructura que consta de diez pisos (siete hacia arriba desde la planta baja y tres de sótanos).

Además, casi todos los pisos (exceptuando el área administrativa) tienen un sistema especial para evitar vibraciones y que el ruido de las salas no contamine las zonas exteriores y viceversa.

Los más de cien espacios se distribuyen en áreas de enseñanza, salones de ensayo instrumental y coral, biblioteca, salas de concierto y teatro, salas de música de cámara y una concha acústica al aire libre.

Pero no solo eso: también posee áreas para talleres de fabricación de instrumentos musicales, para la sede del Centro Nacional Audiovisual, cabinas de grabación, camerinos, cafeterías, servicios administrativos y sanitarios. Tiene un sistema mecánico teatral, iluminación profesional, sonido, video y redes con conexión nacional e internacional.

“De alguna manera, la construcción dignifica el esfuerzo de miles de personas de toda Venezuela que han trabajado en El Sistema de Orquestas y Coros durante tantos años, pero, al tiempo, este edificio será el soporte para las necesidades y exigencias de las nuevas generaciones de músicos y de docentes que se forman y seguirán formándose en El Sistema”, dijo Tomás Lugo en el libro “Venezuela en el cielo de los escenarios”, publicado por Bancaribe.

El Cinetismo hace de las suyas

La acústica no es la única protagonista en el Cnaspm. También el cinetismo hace de las suyas. Al cruzar el umbral impacta una esfera aérea en amarillo con blanco, obsequio de Jesús Soto. El piso de la entrada corresponde a un río cromático en verde, ocre, azul y negro, de Carlos Cruz-Diez, quien también donó el diseño del tapiz que cubre las butacas de la sala Simón Bolívar.

A propósito de este auditorio, el mismo tiene una capacidad de 1.100 personas y fue concebido por Tomás Lugo. Allí se encuentra una joya instrumental, donada por la Fundación Polar y elaborada por la empresa alemana Orgelbau Klais: el órgano tubular, de 11 metros de alto por 13 de largo. Es el único de América Latina diseñado especialmente para una sala de conciertos.

El segundo salón en importancia es la sala 2 de conciertos, con un aforo de 400 butacas.

En cuanto a espacios de ensayo, las opciones son múltiples: salas de ensayo individual, para un músico y un profesor; salas de ensayos dobles, para dos o tres músicos y un profesor; salas de ensayo de piano; salas de ensayos seccionales, para instrumentos de madera, vientos y cuerdas, y una sala de ensayo general, la cual puede albergar a una orquesta de 300 músicos.

En definitiva, el Cnaspm es una mezcla entre arquitectura vanguardista y buen gusto musical. Ni un espacio de este edificio fue concebido a la ligera. Al contrario, el cuidado sobreabunda. La diversidad de técnicas empleadas en su montaje la convierten en una edificación única en el país, así como único es el Sistema que alberga. En palabras de su arquitecto (Lugo) para el libro “Venezuela en el cielo de los escenarios”: “Se trata, sin duda alguna, de una edificación construida bajo el criterio social y colectivo que anima al movimiento orquestal venezolano, a su imagen, semejanza y potencial futurista”.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar