ActualidadActualidad Nacional

Al venezolano le cuesta emigrar más de lo que cree

Desde el año 2012, aproximadamente, se tiene registro de un aparente boom migratorio en Venezuela, luego de que los niveles de calidad de vida de los ciudadanos empezaran a caer en picada.

Escasez, inseguridad e inflación galopante, son los elementos comunes que han llevado al venezolano a pensar su vida en otro país, pero la esperanza de vivir mejor fuera de nuestras fronteras aparentemente hace que manejen su plan migratorio con cierta desesperación, aspecto que los lleva a cometer errores al momento de tomar la decisión de elegir el país destino.

El director general de la firma Legalys, Francisco Javier Ochoa, analiza este «fenómeno» de la migración venezolana desde el año 2014, y ha estudiado los factores que llevan al venezolano a irse del país, y por qué le cuesta tanto.

Especialista en temas migratorios en Panamá, explica que empezó a dedicarse a este tema en los venezolanos porque «te empiezas a dar cuenta de que tus clientes regresan a los 6 meses con las tablas en la cabeza, se le está haciendo muy difícil, tiene problemas. Mientras que un cliente europeo o americano no tiene esa dificultad. Esos problemas de adaptación, de integración, sobre todo, de la nueva realidad, chocan con la cultura del venezolano».

¿Por que nos cuesta tanto emigrar?

Seguramente se ve más fácil que meter la vida en dos maletas el hecho de elegir un país, fijar una fecha y comprar un boleto aéreo dirigido a la ilusión de un mejor futuro. Sin embargo, Ochoa aclara que esto no es tan fácil para el venezolano, tomando en cuenta que «no tenemos cultura migratoria. Esta se pudiera decir que es la primera emigración en masa que experimenta este país».

El abogado habla de la conocida Emigración Cultural, a la que está acostumbrada el venezolano: irse con una beca de Fundayacucho, irse a estudiar inglés con Cadivi, o la privilegiada migración profesional, en la que te ascienden y tienes la posibilidad de desempeñar el cargo e otro país. Pero en esta oportunidad se da una Emigración Forzada, en la que la gente siente una necesidad de salir, causada por cierta cantidad de factores.

«La mayoría de migraciones forzadas que uno ve se da por conflictos bélicos donde la gente no tiene elección: toma sus maletas y se va por la frontera con lo poco que tiene para salvaguardar su vida. En este caso, el venezolano tiene la posibilidad de elección. Y se da la pregunta ¿Cómo hacemos la elección? La estamos haciendo con el criterio de Emigración Cultural, y no estamos ante este tipo de emigración».

Esta malinterpretación en las situaciones ha llevado a los venezolanos a emigrar solo por el hecho de salir del país, sin evaluar de manera precisa las consecuencias, complicaciones y hasta beneficios que trae la correcta elección del destino.

Errores comunes

«La gente no se da cuenta que escoge destinos que son adversos, y se mantienen en la misma situación que tenían cuando estaban aquí. La gente se mueve por sentimientos, no se mueve por estadísticas. Se mueve cuando padece algo, y ese padecimiento produce un sentimiento. Migras por lo que eso genera psicológicamente dentro de ti: no puedo salir, tengo miedo, me siento encerrado. Mataron a fulano (…) Lo que te lleva a salir es ese sentimiento.»

De hecho, ejemplifica que muchas veces no se cambia el problema del que «se huye» en Venezuela: «¿Que pasa cuando migras a un lugar de manera ilegal? Quedas en la misma situación de aquí, simplemente cuando te agarra emigración no piensas lo peor. Pero quedas con una sensación de miedo, como si vieras a un motorizado, pero allá te pasa cuando ves a un policía. No te das cuenta que no estas cambiando el problema, crees que lo cambias pero la sensación es la misma».

 

Ochoa agrega que en una situación de necesidad, o de prisa, la gente escoge el destino sin hacer un análisis o investigación. No sabe si una ciudad es más económica que otra, si hay demanda de personas en el oficio o profesión que esta desempeña, generalmente «se identifica con alguien de su entorno que ya salió, que ya dijo que la cosa esta chévere. Pero, aunque te hayan hablado maravillas del país, a algunos no se les es fácil tramitar una residencia, obtener los papeles, por ende no pueden insertarse laboralmente. Eso obra en contra del que se va.»

También acota que la gente cuando emigra suele asumir el camino como una aventura. “Me voy para probar”, estilan decir, pero hay una complicación: «estás probando con el único presupuesto que tienes».

Asimismo, muchos se van con la disposición de «hacer cualquier cosa», pero ese es el momento en el que el emigrante debe tratar de conseguir empleo en su oficio y en lo que sabe hacer «porque vas a ser competitivo, reconocido por tus iguales, vas a tener que probar tu experticia y vas a hacer lo que sabes hacer y no hay riesgo. La gente no se da cuenta de esta realidad».

Es por esto que recomienda seleccionar el país con un criterio inteligente, analítico, «no como está haciendo -comunmente- la gente, con una migración referencial: vete que la cosa esta buena».

El éxito está en la planificación

Ochoa asegura que es posible ejecutar una emigración inteligente, una en la que se elija un país que se alinee con el propósito de vida de la persona en cuestión y se evalúen aspectos más allá de lo inmediato.

Cada emigrante se enfrenta a situaciones completamente distintas, y sobre todo situaciones inciertas. Sin embargo siempre va a ser factible preveer y pensar bien el plan migratorio porque, asi como cada emigrante, cada plan es distinto: «tu plan migratorio es individual, no es el mismo de tu compañero de carrera, ni es el de tu prima que se fue adelante. Sus planes son completamente distintos, porque sus objetivos de vida son completamente distintos al tuyo, y las necesidades son intrínsecas».

 

Francisco Javier Ochoa insiste en que el éxito en la emigración está en la planificación,y que el coaching es importante en cuanto a guiar al que busca emigrar en la actualidad. El abogado recomienda que lo ideal es escoger un país donde el individuo pueda desenvolverse en lo que le gusta, en lo que se preparó, en donde no se encuentre con los mismos problemas que lo llevaron a irse de su país de origen. «Queremos que los venezolanos, y los emigrantes en general, aprendan la metodología de cómo escoger, porque muchas veces la selección está en tus manos», enfatizó

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar