Actualidad Internacional

Aceleran intensa búsqueda del submarino de Indonesia desaparecido

A los 53 tripulantes del KRI Nanggala-402 se les agotarán las reservas de oxígeno en las próximas horas si no son rescatados antes

El reloj corre en contra. Y es que Indonesia apura las últimas horas de esperanza en la búsqueda del submarino KRI Nanggala-402, desaparecido con 53 tripulantes a quienes se les agotarán las reservas de oxígeno en las próximas horas si no son rescatados antes, mientras un Boeing P-8 Poseidon de la Marina de Estados Unidos, diseñado para misiones de guerra antisubmarinas e interceptación de embarcaciones, se unió al equipo de búsqueda de la nave, tratando de dar un final feliz a un accidente que ya se considera entre los más graves de las dos últimas décadas.

Barcos y helicópteros de la Marina indonesia peinan sin descanso, ayudados del sistema sónar, las aguas del norte de la isla de Bali donde la madrugada del miércoles se perdió el contacto con el KRI Nanggala-402, fabricado en Alemania en 1978, durante unas maniobras militares

La búsqueda se centra en nueve puntos dentro de una zona de diez millas náuticas siguiendo el rastro de las fugas de combustible y los campos de magnetismo detectados, que podrían indicar la presencia de la nave.

El jefe de la Marina indonesia, Yudo Margono, afirmó la víspera que la nave, que desapareció cuando estaba en inmersión, tiene una capacidad para unas 72 horas de oxígeno, por lo que los equipos de búsqueda tienen hasta la madrugada del sábado para hallar posibles supervivientes.

En las labores para tratar de encontrar al submarino se han implicado Australia, India y Singapur, con equipamientos especiales y ahora lo hará Estados Unidos con el avión de última tecnología Boeing P-8 Poseidon.

Angustia familiar

Entretanto, la espera resulta angustiosa para los familiares de los 53 tripulantes, que se muestran esperanzados en las escasas entrevistas aparecidas en los medios de comunicación indonesios.

«Estoy muy seguro de que Pandu volverá sano«, aseguró Yayak Dwi Ernawati, suegra del sargento Pandu Yudha Kusuma, uno de los militares atrapados.

Impactantes tragedias en el agua

Lo cierto es que la desaparición del submarino KRI Nanggala-402 evoca otras tragedias similares ocurridas en los últimos 21 años.

  • 12 agosto 2000. El más grave hasta la fecha es el del ruso Kursk, cuando esta embarcación nuclear, considerada la joya de la Flota del Norte rusa sufrió fallos técnicos durante unas maniobras navales y quedó sumergida en reposo en el fondo del Ártico con 118 tripulantes a bordo. Al parecer el accidente se debió la explosión de uno de sus torpedos
  • 9 febrero 2001. El submarino nuclear estadounidense USS Greenville colisionó con el buque-escuela japonés Ehime Maru cuando subía a la superficie frente a las costas de Hawai. En el accidente murieron nueve tripulantes japoneses.
  • 2 mayo 2003. Mueren 70 tripulantes de un submarino chino de clase Ming de propulsión convencional, en uno de los peores desastres navales del país. El l accidente se produjo cuando realizaba unas maniobras militares en aguas del Mar Amarillo.
  • 30 agosto 2003. Hundimiento del submarino nuclear ruso K-159 durante una tormenta en aguas del mar de Barents, a una profundidad de 170 metros y con diez personas a bordo, de las que una fue rescatada con vida.
  • 8 enero 2005. Fallece un tripulante y otros veinte resultan heridos a encallar el submarino nuclear estadounidense USS San Francisco a unos 560 kilómetros al sur de la isla de Guam en el Océano Pacífico.
  • 7 septiembre 2006. Dos marinos mueren en un incendio en el submarino nuclear Daniil Moskovski de la Flota rusa del Mar del Norte. Al parecer no hubo contaminación, pues el reactor fue apagado por los sistemas de protección.
  • 8 noviembre 2008. Veinte muertos y 22 heridos en un submarino nuclear de la Flota rusa del Pacífico durante unas pruebas marítimas en sus aguas. Un marinero activó por error el sistema de extinción de incendios, que liberó gas freón causando la muerte de seis soldados y 14 trabajadores de unos astilleros.
  • 18 agosto 2013. Dieciocho marineros fallecen en una explosión ocurrida en un submarino militar indio llamado INS Sindhurakshak.
  • 15 noviembre 2017. Se pierde el contacto con el submarino de la Armada argentina ARA San Juan, con 44 tripulantes. La búsqueda se inicia con un vehículo subacuático a unas 240 millas (445 kilómetros) de la costa de la península Valdés, donde se tuvo el último contacto. Había partido el día 13 desde el puerto de Ushuaia y se dirigía a su base en Mar del Plata. El día 18, se detectaron desde el submarino 7 llamadas satelitales sin establecerse contacto a distintas bases. Los restos fueron localizados justo un año después de hundirse a 907 metros de profundidad.
  •  1 julio 2019. Fallecen 14 marinos rusos en el incendio del submarino nuclear AS-12, conocido por Losharik, capaz de sumergirse hasta 6.000 metros. El accidente se produjo en el mar de Barents, en el noroeste Rusia, y las muertes fueron por intoxicación con monóxido de carbono.
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba