Actualidad Internacional

Chávez pone plazos para renunciar al Mercosur

«Si no lo aprueban en estos tres meses preparemos nuestra solicitud de retiro del proceso hasta esperar nuevas condiciones», dijo Chávez durante un acto en el palacio presidencial.

«No tiene ninguna razón el Congreso de Brasil ni el de Paraguay para no aprobar nuestro ingreso al Mercosur. Ninguna razón, ni política, ni jurídica, ni económica, ni moral», afirmó el mandatario, al señalar que el retardo de los congresistas en decidir la integración de Venezuela al bloque representa una «falta de respeto» para el país.

«Para nosotros las condiciones están completas, solo falta que el Congreso de Brasil lo apruebe, así que está del lado de ustedes la pelota», dijo Chávez al dirigirse a través de las pantallas de televisión a su colega brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva.

El presidente de Venezuela afirmó durante una cadena de radio y televisión que le llamaba la atención unas recientes declaraciones del canciller del Brasil, Celso Amorim, en las que planteó que a Venezuela le faltaban completar algunos requisitos.

«Lula, nosotros no desistimos del Mercosur, insistimos en los cambios en el Mercosur», acotó. E insistió en que si los congresistas no dan una respuesta en tres meses «nosotros nos retiraremos por dignidad, porque consideramos esto una falta de respeto».

Chávez acusó a Estados Unidos y a «sus fichas» de tratar de bloquear la integración en la región, pero no ofreció más detalles. Y aseguró que era un «integrador por excelencia», y citó como ejemplo de ello las acciones que ha emprendido su gobierno en los últimos tres años para elevar las importaciones venezolanas de Brasil hasta alcanzar el año pasado los 2.973 millones de dólares.

«Empresarios de Brasil, tomen nota porque es en beneficio de Brasil», añadió.

El pasado fin de semana Chávez hizo una advertencia similar sobre un eventual retiro del bloque, a lo que Amorim respondió que esperaba que no se concretara la salida porque «Venezuela tiene un lugar importante, enriquece al Mercosur».

«La simpatía siempre es buena», agregó Amorim a los periodistas al ser consultado sobre si aún pensaba que un «gesto de buena voluntad» de Chávez hacia el congreso brasileño aliviaría los roces surgidos.

En Brasilia, el presidente de la Comisión Brasileña Parlamentaria de Mercosur, el senador Sergio Zambiasi, indicó que «la declaración del presidente Chávez no ayuda» a aliviar las tensiones surgidas con el Congreso.

«Así como nosotros no intervenimos en los ritos (trámites) del congreso de Venezuela, el congreso de Brasil no puede ceder en sus propios ritos.

Estamos haciendo un esfuerzo muy grande para dar celeridad (a la aprobación del tratado)…pero no puedo garantizar que salga hasta septiembre», dijo Zambiasi. El tratado está en la pauta de votación de la Cámara de Diputados y en caso de recibir el visto bueno pasaría para la del Senado, pero las cámaras tienen un receso de sus trabajos -por el período vacacional aquí en julio- y «aunque (el proyecto) puede recibir alguna prioridad, decir que será aprobado hasta septiembre es difícil», agregó el senador brasileño.

Fuerte rechazo

El ultimátum del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a los Congresos de Brasil y Paraguay para que aprueben el ingreso de su país al Mercosur fue rechazado hoy por los legislativos de esos países, e incluso fue calificado como una ‘agresión’ y una disputa por el liderazgo regional.

En este sentido, el senador brasileño Sergio Zambiassi afirmó que el Congreso de su país «no acepta plazos».

«El Congreso brasileño tiene sus propios ritos y no responde a comandos externos», dijo a Efe Zambiassi, miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y del Parlamento del Mercosur.

En Paraguay, el presidente del Congreso Miguel Abdón Saguier calificó como una «agresión gratuita» las expresiones del mandatario venezolano.

«A nosotros nos ‘agrede’ gratuitamente el presidente Chávez y vamos a ver, vamos a estudiar bien este tema», dijo Saguier .

Con respecto al plazo de tres meses, Saguier señaló que esa gestión escapa aún al ámbito del Congreso, al explicar que el Poder Ejecutivo no ha remitido todavía el pedido de ratificación al Senado, instancia que deberá analizar la solicitud.

Por su lado, el presidente del Parlamento del Mercosur, el uruguayo Roberto Conde, dijo que iniciará consultas para tratar con los legisladores de todos los países el ultimátum dado por el presidente de Venezuela.

«Haremos las consultas del caso. El Parlamento no se reúne hasta el 6 de agosto pero la mesa lo hace el 16 de julio, antes de esa fecha hablaremos y discutiremos del tema», dijo a Efe Conde, diputado de la gubernamental coalición de izquierda Frente Amplio.

Conde abogó por «quitar carga ideológica al debate» e indicó que lo que había que hacer es «trabajar para resolver un tema complicado, pero con prudencia».

El 4 de julio de 2006, el presidente Chávez y sus homólogos de Argentina, Néstor Kirchner; Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; de Paraguay, Nicanor Duarte, y de Uruguay, Tabaré Vázquez, suscribieron en Caracas el documento para la entrada de Venezuela al Mercado Común del Sur (Mercosur), el mayor bloque comercial suramericano.

Doce meses después, el proceso de plena incorporación de Venezuela al bloque regional, ya ratificado por las cámaras de Argentina y Uruguay, permanece estancado y ha generado duras declaraciones por parte del presidente Chávez.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba