Actualidad Internacional

Entre titubeos y contradicciones se confiesa Cliver Alcalá

El Mayor General del Ejército retirado Cliver Alcalá Cordones aparece en la más reciente lista de funcionarios y exfuncionarios vinculados al Gobierno de Nicolás Maduro, por los cuales el Departamento de Justicia de Estados Unidos ofrece millonarias recompensas. Por información de Alcalá pagarían US$ 10 millones… pero al menos esta no será cobrada.

En entrevista con la emisora colombiana La W, Alcalá reaccionó este jueves, vía telefónica, a las declaraciones del fiscal general de Estados Unidos, William Barr.

“Me encuentro en Barranquilla, en mi hogar. Donde el Gobierno colombiano, desde hace mucho tiempo, sabe dónde estoy (…) No sé (de que me acusan). Yo estoy aquí en mi casa esperando para que nadie pretenda cobrar 10 millones de dólares como dice el Departamento de Justicia. Yo no estoy huyendo y pueden venir las autoridades para definir que quieren conmigo”

Dijo en el contacto

El chavismo crítico

Antes de su salida del país, a Cliver se le relacionó con el autodenominado “chavismo crítico”. Así se dieron a conocer un grupo de exfuncionarios de Hugo Chávez, quienes se deslindaron del sistema de Gobierno luego que Maduro asumiera el poder, tras la muerte de su mentor.

Entre los promotores, ademas de Alcalá, había exministros de Chávez como Héctor Navarro, Olly Millán, Ana Elisa Osorio y exmilitares próximos al comandante fallecido como Miguel Rodríguez Torres, quien incluso ejerció como Ministro de Interior y Justicia de Maduro. Este último fue detenido y permanece encarcelado desde marzo de 2018, mientras que Alcalá logró salir del país, antes de que se cumpliera una orden similar en su contra.

“Usted puede buscar Cliver Alcalá después del 2013 y es ataques al gobierno criminal”

Aseguró

Pese a sus apariciones en medios opositores haciendo campaña contra Maduro, Clíver no se libró en el pasado de ser incluido en la lista negra que Estados Unidos amplía con personas identificadas como altos funcionarios del chavismo en Venezuela.

Al respecto, Alcalá asegura haberse reunido en siete oportunidades con el Gobierno norteamericano “para definir con ellos porque yo estaba en la lista; porque no hay ninguna asociación, solamente por haber sido chavista”.

Con respecto a esta nueva lista opinó que «es un fiscal que está generando la acción y presumo que no conoce el acuerdo confidencial que tenemos».

Armas incautadas en Colombia

El jueves 25 de marzo, Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación e Información de Maduro, denunció que Alcalá Cordones liderada tres grupos en Colombia que pretendían introducir varios grupos de asalto a Venezuela. Sus miembros, aseguró, se entrenaban en campamentos ubicados en Maicao, Barranquilla y Santa Marta.

El funcionario de Maduro dijo que la intención era cometer asesinatos selectivos: asesinar a Maduro y a Diosdado Cabello.

Con estas declaraciones Rodríguez reaccionó oficialmente la incautación de armas de guerra por que tuvo lugar en Colombia, el pasado 23 de marzo, cuando funcionarios de tránsito de ese país, detuvieron un vehículo en la vía Barranquilla – Riohacha.

Rodríguez aseguró que Jorge Alberto Molinares Duque, quien transportaba la carga, “dijo que una señora de apellido Álvarez le dio las armas para llevarlas a Riohacha para luego cruzar la frontera en Paraguachón”.

En declaraciones a la W, Alcalá declaró que el ciudadano colombiano detenido había sido coordinado por él “para llevar armas en el contexto de una liberación del país, en un contrato firmado por el presidente Guaidó”.

El militar asegura en el acuerdo también participaron asesores norteamericanos. “Él no lo puede negar porque yo tengo en contrato”, advirtió.

En cuanto a José Alberto Molinares, de 60 años, conductor del Renault línea Duster que trasladaba el armamento, Alcalá aseguró que ”no tenía idea alguna de lo que iba ahí”: 26 fusiles de asalto, 36 culatines para fusil, 28 visores nocturnos, 21 unidades de mira para fusil marca Sig-Sauer, 4 binoculares nocturnos, 30 miras láser, 15 cascos militares, entre otros artefactos.

Alias Pantera

Cliver Alcalá coordinó la compra y movimiento de armamento que serían entregados a alias Pantera, un oficial que ocupó posiciones estratégicas de seguridad en el Gobierno de Chávez y que ahora está bajo el mando del militar venezolano que reside en Colombia. Justo a él, asegura Alcalá Cordones, hay noventa oficiales más, “comprometidos con la liberación de Venezuela, en el marco de TIAR (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca) que invocó Guadió hace tres meses”.

De acuerdo a lo establecido en el contrato, relata Alcalá, la compra de las armas “eran patrimonio del pueblo venezolano que se iba a liberar. Esas armas no eran para delinquir ni para hacer mafias”.

Argumentó que los recursos salieron del Estado venezolano “porque el gobierno legítimo de Venezuela es del presidente Juan Guaidó”.

Durante la entrevista, el militar chavista aseguró haber recibido durante la conversación con el equipo de La W, la llamada del asesor norteamericano. “Me puedes llamar en 15 minutos”, dijo a los periodistas.

De Robert Colina Ibarra, alias Pantera, se había referido también Jorge Rodríguez el jueves en declaraciones al país. El ministro de Maduro mencionó una confesión hecha por un desertor, identificado como Rubén Darío Fernández Figuera, quien vinculó a Pantera y Alcalá con planes de desestabilización en Venezuela.

Colina Ibarra fue jefe de seguridad del Ministerio de Comunicación e Información, durante la gestión de Hugo Chávez. Según el testimonio de Fernández Figuera, fue él quien lo incorporó a un grupo de asalto en Colombia bajo la dirección de Alcalá.

“Lo pone en contacto a Fernández Figuera con Antonio José Sequea, uno de los desertores del Golpe de Estado contra la Constitución de Venezuela el 30 de abril de 2019, que coordina, junto con sus otros hermanos, Juvenal Sequea Torre y Juven José Sequea Torre, todo este proceso de siembra de violencia en Venezuela”

Contó Rodríguez

«No lo planearon los colombianos”

Según Alcalá, el gobierno colombiano fue informado sobre el origen de las armas después de su incautación. “Desde hace 48 horas (12 del operativo) yo estoy hablando con el Gobierno colombiano a través de la dirección nacional de inteligencia informando esos detalles y me hice responsable ante ellos de esas armas”, relató. En este sentido, aclaró que Colombia no participó “ni el presidente Iván Duque”.

“Yo entiendo que para Colombia era una responsabilidad que yo transitará las armas y eso yo lo omití”, aclara.

Las armas “iban eran empacadas de forma tal de ser utilizadas en una ubicación de la Alta Guajira venezolana para hacer una operación militar en contra de la dictadura de Maduro”, explicó.

“J.J. Rendón, Vergara, Guaidó, Leopoldo López, Simonovis, estaban en conocimiento de nuestra actividad. Los estoy señalando porque yo no tengo los testaferros que tiene el gobierno venezolano junto a la oposición venezolana”, dijo en declaraciones difundidas en su cuenta de Twitter @cliver2013.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar