Actualidad Internacional

Congresistas demócratas presentan acusación en el Senado para iniciar juicio a Trump

El demócrata Patrick Leahy, de 80 años, el senador con más antigüedad de ambos partidos en la Cámara Alta, será quien presida el "impeachmet" contra el expresidente

Como se había anticipado, el Partido Demócrata enfila sus baterías contra Donald Trump. Y es que un grupo de Representantes de la Cámara Baja de Estados Unidos presentaron este lunes la acusación contra el expresidente ante el Senado por «incitación a la insurrección«, dando así inicio al proceso para el juicio político que tendrá lugar la semana del 8 de febrero, en una jornada en la que se dio a conocer que Trump abrió una oficina que será responsable de sus declaraciones públicas y estará ubicada en Palm Beach, ciudad floridana en la que reside tras abandonar la Casa Blanca.

En cuanto al «impeachment«, los nueve congresistas demócratas que ejercerán como fiscales en el juicio contra el republicano presentaron el cargo después de que la Cámara Baja lo aprobara el pasado 13 de enero con 232 votos a favor -diez de ellos de republicanos- y 197 en contra.

Será la primera vez que el Senado juzgue a un expresidente, lo que ha levantado reticencias entre algunos republicanos, que cuestionan la legalidad del proceso.

Veterano congresista al frente

El demócrata Patrick Leahy, el miembro más antiguo del Senado estadounidense, dijo este lunes que presidirá el juicio político contra Trump.

Leahy, de 80 años, un legislador de Vermont que asumió el cargo en 1975, es el senador con más antigüedad en ambos partidos.

«Cuando presida el juicio de destitución del expresidente Donald Trump, no vacilaré en mis obligaciones constitucionales de liderar el procedimiento con justicia, de acuerdo con la Constitución y las leyes«, dijo Leahy en un comunicado.

¿Se llegará a los dos tercios?

Para que el Senado condene a Trump, que tendría como consecuencia su inhabilitación política, se requiere un mínimo de 67 votos o dos tercios, un número improbable de alcanzar dado que demócratas y republicanos se reparten 50 escaños.

En caso de que todos los demócratas voten a favor de condenar a Trump, 17 legisladores republicanos también tendrían que hacerlo y tan solo algunos, incluido su líder, Mitch McConnell, han mostrado ambigüedad respecto a su posición.

McConnell y el nuevo líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, anunciaron la semana pasada un acuerdo sobre las normas que regirán en el juicio político y un calendario para darle inicio la semana del 8 de febrero.

Ese calendario satisface las demandas de los republicanos, que habían pedido tiempo para que Trump pudiese preparar su defensa.

Este será el segundo «impeachment» contra Trump, que salió airoso del primero a comienzos de 2020 por sus presiones a Ucrania para que investigara por supuesta corrupción al actual presidene estadouidense, Joe Biden.

Trump es el primer mandatario en ser sometido a dos juicios políticos y en esta ocasión afronta el cargo de incitar a la «insurrección» por el asalto violento al Capitolio del pasado 6 de enero de una turba de sus seguidores, que dejó cinco muertos, entre ellos un policía.

Expresidente abre oficina en Florida

Entretanto, Trump anunció este lunes la apertura de una oficina que será responsable de sus declaraciones públicas y estará ubicada en Palm Beach, Florida, lugar en donde vive por ahora el exmandatario en su residencia del club Mar-a-Lago. 

«Hoy, el presidente 45 de Estados Unidos, Donald J. Trump, inauguró formalmente la Oficina del expresidente«, señaló un escueto comunicado de esa nueva dependencia. Precisó que esta nueva oficina será responsable de administrar la correspondencia, las declaraciones públicas, las apariciones y las actividades oficiales «del presidente Trump«.

La idea es «promover los intereses de Estados Unidos y continuar con la agenda de la Administración Trump a través de la promoción, la organización y el activismo público«, subrayó el informe.

La incógnita ahora está en determinar cuál será el futuro del controvertido expresidente. Algunos analistas han planteado la posibilidad de que forme una nueva formación política o, por el contrario, se mantenga en las filas republicanas con vistas a las elecciones de 2024. Por lo pronto, Trump espera salir indemne del «impeachment» que se debatirá en las próximas semanas en el Congreso estadounidense.

Demandan a Giuliani

Por otra parte, la compañía de máquinas de votación Dominion Voting Systems demandó este lunes por difamación al exalcalde de Nueva York y abogado personal del expresidente Donald Trump, Rudy Giuliani, al que reclama una indemnización de 1.300 millones de dólares.

Giuliani fue una de las cabezas más visibles del equipo legal de Trump que defendió las denuncias del gobernante de que había sido objeto de un fraude electoral en el que, según él, estaba implicado Dominion, y que no pudieron demostrar en las numerosas demandas judiciales que presentaron.

«Tal como pretendían Giuliani y sus aliados, la Gran Mentira (del fraude) se volvió viral en las redes sociales cuando la gente tuiteó, retuiteó y se enfureció porque Dominion les había robado sus votos«, reza la demanda presentada en un tribunal de Washington.

Según los abogados de la empresa de sistemas de votación, esta campaña ocasionó un «daño sin precedentes al negocio y la reputación de Dominion«, un perjuicio que creen «irreparable» debido a que «millones de personas» creyeron las denuncias infundadas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba