Actualidad Internacional

Cuba reanuda operaciones de cambio de sexo

Ahora es Yiliam González, tiene 28 años, el cabello rubio largo y una figura torneada.

No siempre fue así. Antes era una mujer que se sentía atrapada en el cuerpo de un hombre y la suya fue una de las primeras operaciones de cambio de sexo que se realizaron en Cuba en mucho tiempo, pues la práctica había sido interrumpida décadas atrás en medio de polémicas y prejuicios.

Su caso refleja los profundos cambios que se están produciendo en una sociedad cubana caracterizada antaño por el machismo y la intolerancia hacia la homosexualidad y los transexuales, impulsados en buena medida por Mariela Castro, hija de Raúl Castro y sobrina de Fidel.

Hace dos años, González fue una «pionera» en la isla al someterse a una intervención quirúrgica de cambio de sexo después de que una resolución del Ministerio de Salud de la isla volvió a autorizarlas tras casi 20 de interrupción.

González, quien mide 1,83 metros (seis pies) no tenía la menor duda cuando se presentó al hospital donde sería operada por médicos cubanos y belgas. Durante años fue sometida a todo tipo de pruebas médicas y controles sicológicos para ayudarla a tomar su decisión.

«Decían que la operación era riesgosa, pero le dije a mi mamá que yo prefería estar muerta o morirme en la sala de operaciones antes de seguir así. Le dije ‘mamá despreocúpate, no te pongas nerviosa si me pasa algo o muero, voy a morir feliz»’, comentó González, pianista de profesión, en una emotiva entrevista.

Si bien las autoridades no quieren dar la cifra oficial, algunas personas cercanas al tema indicaron que se realizaron por lo menos ocho cambios de sexo (de hombre a mujer) desde que entró en vigor la nueva norma en el 2008.

Antes de su intervención, González se sentía todo el tiempo mal, con fuertes estados depresivos: estaba «presa, presa dentro de mi propio cuerpo», explicó la mujer, quien siempre tuvo el apoyo de su familia, en especial de su madre y de sus hermanos.

Desde pequeña González fue tratada por médicos hasta que a comienzo de década se puso en manos del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) dirigido por Mariela Castro, quien durante años ha defendido la diversidad y el respeto para estas personas.

Incluso promovió ante el parlamento un código civil –aún en estudio– que permita la unión de homosexuales y hasta dio cursos a la policía para sensibilizarlos con relación a la situación de travestis y transexuales.

Los transexuales son personas cuya identidad de género es diferente a su sexo biológico. Con frecuencia modifican su cuerpo mediante el uso de hormonas o cirugía, según la Alianza Gay y Lésbica contra la Difamación de Estados Unidos (conocida como GLAAD, sus siglas en inglés).

«Yo añoraba» el cambio de sexo, relata González con los ojos húmedos. «Es un sueño hecho realidad».

Desde 1979 a la fecha «han sido atendidas unas 122 personas» por una comisión interdisciplinaria de médicos –incluyendo sicólogos, endocrinólogos, urólogos– que trabajan los casos, comentó Mariela Castro durante un reciente congreso de sexología donde se presentó un panel especial sobre transgénero. Unas 30 de ellas fueron ‘‘identificadas» –no se acepta hablar de diagnosticadas porque no se trata de una enfermedad– «como transexuales, que si lo desean pueden ser operadas», manifestó la experta.

La resolución que permite la operación fue aprobada a mediados del 2008.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba