Actualidad Internacional

Dos sangrientos ataques estremecen Bagdad

Un par de automóviles bomba explotaron ayer cerca de oficinas del gobierno en Bagdad y dejaron 18 muertos y al menos tres docenas de heridos, uno de los ataques más sangrientos llevados a cabo en la capital iraquí desde las elecciones de enero.

Mientras, los rebeldes atacaron las fuerzas de seguridad del país, con al menos otros ocho muertos como resultado.

Las explosiones casi simultáneas en un barrio del sureste de Bagdad ocurrieron en una de las oficinas ministeriales y enviaron columnas de humo sobre la ciudad y derribaron a los transeúntes en la zona, dijeron testigos. Helicópteros estadounidenses sobrevolaron el lugar poco después.

Luego de evacuar la zona, las fuerzas norteamericanas hicieron estallar un tercer vehículo, que al parecer no explotó junto con los otros dos, dijo la policía. Nadie resultó muerto en esa detonación.

Las explosiones rompieron las ventanas de varios restaurantes cercanos en un barrio elegante de Bagdad, cerca de la muy fortificada Zona Verde. Estudiantes de una escuela secundaria cayeron presas del pánico y dijeron que no querían regresar a clases, esperando que los autobuses del plantel y sus familiares los recogieran en la calle para llevarlos a sus casas.

Un funcionario dijo que cinco recolectores de basura que estaban bajo su supervisión murieron en la detonación.

»Esos recolectores de basura eran personas inocentes que trataban de alimentar a sus familias. Estamos en contra de tales ataques terroristas», dijo el hombre, quien no quiso ser identificado.

Las explosiones dejaron 18 muertos y 36 heridos, dijo un funcionario iraquí, el capitán Ajmed Ismael.

Al menos 20 personas que resultaron heridas en la explosión fueron llevadas al Hospital Escolar de Yarmuk, dijeron médicos y testigos. Personal del nosocomio dijo que cuatro policías estaban entre los heridos por las explosiones, que sacudieron Bagdad y mandaron dos columnas de humo al cielo.

Los rebeldes atacaron ayer a las fuerzas de seguridad iraquíes las cuales, según los norteamericanos, deben de tener la capacidad de mantener el orden en el país antes de que se vayan las fuerzas estadounidenses.

En Kirkuk, siete hombres armados en dos vehículos dispararon contra la estación de policía al sur de Kirkuk poco después del amanecer el jueves y causaron la muerte de tres policías y un civil, dijo el brigadier Sarjat Kadir.

El grupo militante Ansar al-Suna se responsabilizó por el ataque, al señalar en una declaración en internet que sus »caballeros del Islam» atacaron a »policías renegados que realizaban sus entrenamientos matutinos». Su afirmación no pudo ser verificada independientemente.

Ansar al-Suna dijo que había cooperado con el grupo Al-Qaida en Irak, del jordano Abu Musab al-Zarkawi, para realizar la víspera un atentado en Kirkuk, con tres bombas, enterradas bajo un artefacto explosivo falso, que dejaron 12 policías muertos.

Mientras tanto, hombres armados atacaron a policías que realizaban una patrulla cerca de la ciudad central de Bakuba y mataron a un policía e hirieron a otros tres, dijo el teniente coronel Mutjafar al-Yubori.

En la capital, fue muerto a tiros el teniente primero Firas Hussein, quien recibió impactos en la cabeza y el torso, mientras iba a su trabajo en el Servicio de Inteligencia iraquí, dijo el mayor de policía Musa Abdul Karim.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba