Actualidad Internacional

Estados Unidos envía 6000 efectivos de la Guardia Nacional a la frontera con México

El Presidente de Estados Unidos, George W. Bush, presentó ayer ante la ciudadanía norteamericana las líneas que dirigirán su propuesta para normalizar la situación de la inmigración ilegal en el país, descartando una amnistía para aquellos que ya residen en el país y exigiendo para normalizar su situación el pago de los impuestos atrasados y una multa por su acción ilegal.

«Entre la amnistía y una deportación masiva existe un termino intermedio» señaló Bush durante el discurso de veinte minutos que pronunció en horario de máxima audiencia en las principales cadenas públicas de televisión. El acceso a la ciudadanía de estos inmigrantes dependerá de una evaluación y no tendrá prioridad sobre los candidatos legales.

El programa de cinco puntos presentado por Bush establece, además del incremento en los efectivos fronterizos y la normalización condicionada de inmigrantes, un programa de trabajo temporal, incrementar los controles en los datos de los trabajadores contratados y una exigencia de respeto a los símbolos nacionales como la bandera y el idioma.

Descarta amnistía

El Presidente Bush descartó conceder la ciudadanía a los ilegales presentes en el país por considerarla «injusta» con respecto a los que han ingresado en el país de forma legal y alentaría más infracciones. Bush señaló que la deportación masiva «no era realista» y aseguró que había un «camino intermedio» que establece las diferencias entre legales e ilegales.

Entre los requisitos para aquellos inmigrantes ilegales Bush señaló el pago «de una multa significativa por infringir la ley, pagar sus impuestos, aprender inglés, y haber trabajado con un mismo empleador durante varios años», si bien no concretó ninguno de estos aspectos. Estas personas podrán optar a la ciudadanía que «no será automática y deberá estar por detrás de aquellos legales».

Bush subrayó la tradición migratoria del país y la necesidad de la asimilación de los nuevos inmigrantes para el éxito de la sociedad, por lo que reclamó que todos los americanos deben apoyar «los ideales compartidos, apreciar la historia, respetar la bandera, y una habilidad para hablar y escribir el lenguaje inglés.

Pero además, de una reforma en materia de inmigración, el líder republicano destacó la necesidad de fortalecer las fronteras del país como exige «la seguridad nacional» de forma que permanezca abierta para la inmigración legal y el comercio «y cerrada para los inmigrantes ilegales, así como criminales, traficantes y terroristas».

Para ello se incrementará en 6.000 el número de afectivos hasta 2008, lo que elevará a 18.000 el número total de patrulleros. El Congreso deberá aprobar fondos tanto para aumentar el personal como poner en marcha un sistema tecnológico de control de la frontera mediante drones aéreos, cámaras infrarrojas y sensores.

Efectivos de la Guardia Nacional

Mientras no esté operativo el sistema presentado, Bush señaló que destinará 6.000 miembros de la Guardia Nacional durante un año al control de la frontera con México colaborando en operaciones de vigilancia de sistemas, análisis de información, instalación de verjas y barreras, construyendo caminos de patrullaje y entrenando pero no estarán implicados en actividades de aplicación de la ley.

Para Bush esto no supondrá «la militarización de la frontera sur», destacando la «amistad y vecindad» que une a Estados Unidos con México y la voluntad de ambos países de continuar cooperando en materia de seguridad a ambos lados para luchar contra el tráfico de drogas y el crimen y reducir la inmigración ilegal.

Pero reforzar las fronteras y legalizas a los inmigrantes ya presentes en el país no pondrá fin a las necesidades de fuerza laboral que tiene el país y a los nuevos inmigrantes que desearán entrar en el país, por lo que Bush manifestó la necesidad de poner en marcha un programa de trabajo temporal que con un mayor control examine a los trabajadores y que no permitirá su permanencia en el país.

Todo esto, aseguró Bush, exige que las dos Cámaras del Congreso aprueben una ley para su rúbrica a final del mes de mayo de forma que integre todas las facetas del problema migratorio sin explotar el tema con fines políticos, manteniendo la unidad del país o jugar con los miedos de los ciudadanos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba