Actualidad Internacional

La Policía filipina reconoce errores en el rescate del autobús secuestrado en Manila

El equipo de asalto que intentó rescatar a los 25 rehenes que se encontraban en el autobús secuestrado ayer por un ex policía en Manila estaba mal armado y entrenado. Una día después de la operación en la que perdieron la vida ocho turistas de Hong Kong, la Policía nacional de Filipinas ha admitido que su grupo de mando ha detectado «algunas observaciones y defectos» en la gestión del secuestro. En un comunicado oficial, se admite «el inadecuado entrenamiento y la competencia del responsable del equipo de asalto» así como «la inadecuada capacidad, cualidades, material y planificación del equipo de asalto». Y no solo esto. La Policía admite también que no se llevó a cabo una buena negociación con el secuestrador y hubo un mal control de la multitud de curiosos que se congregó en el lugar de los hechos y la falta de comunicación con la prensa.

 

Desde el Gobierno filipino también se ha reconocido que se cometieron errores. «Creo que la Policía podría haberlo hecho mejor; creo que debería haber una acción coordinada y que el comandante sobre el terreno debería haber reunido a todos los periodistas que cubrían la información y haberles dicho que los rehenes eran la primera prioridad», ha señalado en una entrevista el Ministro de Interior, Jesse Robredo. El ministro no ha ahorrado críticas a la prensa ya que en su opinión los medios se equivocaron al hacer una cobertura en directo del secuestro que el propio secuestrador pudo seguir mediante la televisión y la radio que había en el interior del autobús. Robredo ha indicado que su Ministerio junto con el de Justicia ha creado un equipo de trabajo para investigar el secuestro. El primer paso en la investigación, ha dicho, será la autopsia que se realizará al secuestrador, abatido por un disparo en la cabeza de un francotirador del Ejército.

 

La reacción de las autoridades filipinas llega después de la airada protesta de los Gobiernos de Hong Kong y China, por la actuación de las fuerzas de seguridad. Hong Kong emitió un aviso en el que desaconseja a sus conciudadanos viajar a Filipinas mientras que el diario oficialista chino Global Times, publicó hoy duras críticas. «Filipinas es uno de los países más caóticos del Sureste asiático», se lee en el periódico. Ante las protestas de los países vecinos, el presidente filipino, Benigno Aquino ha emitido un comunicado en el que subraya que «la huída del conductor, combinada con las informaciones de que se había hecho daño a los rehenes forzó a llevar a cabo el asalto». El presidente ha declarado mañana miércoles día de luto nacional en solidaridad con las víctimas del secuestro.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba