Actualidad Internacional

Perú elige presidente, que buscará deslastrarse del destino de sus antecesores

Por el Ejecutivo inca pasó Alan García, que se suicidó antes de ser detenido por un caso de corrupción, así como Alberto Fujimori, condenado a 25 años de prisión

Domingo 11 de abril, día importante para Perú, que tendrá elecciones presidenciales, una contienda a la que concurren 18 candidatos que aspiran a ocupar el Palacio de Gobierno, la sede del Ejecutivo inca, que en los últimos años ha visto desfilar a varios mandatarios que por diversas circunstancias han terminado de mala forma su mandato, e incluso, su vida.

De la lista de diez presidentes que ha tenido el Perú desde el fin del régimen militar que se mantuvo en el poder desde 1968 hasta 1980 -con los generales Juan Velasco Alvarado y Francisco Morales Bermúdez, solo Fernando Belaunde Terry (1980-1985) y Valentín Paniagua (ocho meses como presidente de transición en 2000-2001) salieron sin mayores inconvenientes.

El infortunio de Alan García

En la relación figuran nombres como el líder del legendario partido APRA, Alan García, presidente de Perú en dos ocasiones (1985-1990 y 2006-2011), que estuvo inmerso en varios escándalos de corrupción, y que se disparó en la cabeza cuando iba a ser detenido por la policía en su hogar de Lima, el 17 de abril de 2019. Tenía 69 años.

Resalta también Alberto Fujimori Inamoto, el político e ingeniero agrónomo de origen japonés, que gobernó Perú desde 1990 hasta 2000 y que renunció por fax cuando estaba en Japón ese año, en medio del escándalo de espionaje y sobornos para silenciar a la oposición ideado por su lugarteniente, Vladimiro Montesinos.

Acusado por la Justicia peruana, Fujimori fue extraditado desde Chile en 2007 y condenado a 25 años de prisión. Ahora, el exmandatario de 82 años cumple su pena en un cuartel policial, aquejado en los últimos tiempos de problemas de salud.

El caso Odebrecht los salpicó

Otro exmandatario que terminó con problemas fue el economista y político Alejandro Toledo (2001-2006), quien a pesar de que sí pudo concluir su mandato, enfrenta un pedido de extradición en Estados Unidos, acusado de recibir 20 millones de dólares en sobornos de Odebrecht a cambio de contratos de obras públicas.

Con 75 años, Toledo estuvo siete meses en prisión en EE. UU., pero fue enviado a arresto domiciliario por la pandemia: Ahora espera la decisión de la Justicia de ese país que determinirá si lo extradita o no a Perú.

Por otro lado, el militar retirado Ollanta Humala, que fue jefe de Estado peruano en el periodo 2011-2016 -también concluyó su mandato- fue encarcelado de forma preventiva en 2017, luego de haberse entregado voluntariamente, acusado presuntamente de lavado de activos en detrimento del Estado y de asociación ilícita para delinquir en el caso Lava Jato. Actualmente se encuentra siendo investigado bajo comparecencia restringida y es candidato presidencial para las elecciones del domingo, aunque sin ninguna opción.

Asimismo, terminaron mal las cosas para Pedro Pablo Kuczynski, que gobernó Perú desde 2016 hasta su renuncia en 2018, debido al caso Odebrecht. Tras iniciarse una investigación por lavado de activos con agravante de supuesta pertenencia a organización relacionado al caso Lava Jato, en abril de 2019 la justicia peruana ordenó para PPK (82 años), 36 meses de prisión preventiva, motivo por el cual actualmente cumple arresto domiciliario en su residencia en San Isidro, Lima.

Historia fresca

Ya en el pasado más reciente, el ingeniero civil Martín Vizcarra fue presidente desde marzo de 2018 hasta noviembre de 2020 cuando el Parlamento peruano declaró su permanente incapacidad moral. Ahora, el propio Legislativo avanza en el proceso para inhabilitarlo durante diez años por haberse vacunado en secreto contra el nuevo coronavirus, aunque Vizcarra es candidato al Congreso en los comicios generales del 11 de abril.

Y el sustituto de Vizcarra, el congresista Manuel Merino, que gobernó apenas cinco días, en noviembre de 2020, tiene abierta una causa por las muertes de dos manifestantes, presuntamente a manos de la Policía, durante las protestas en su contra luego de la destitución del ingeniero civil.

El presidente del bicentenario

Así, serán enormes los desafíos que deberá afrontar el nuevo presidente de Perú, buscando deslastrarse de la mala fortuna de quienes le antecedieron. Temas como la corrupción, la desigualdad, la economía informal, el narcotráfico, la conservación del medioambiente y ahora la pandemia del coronavirus, serán los obstáculos a superar para quien comande la nación durante los próximos cinco años y que regirá al país cuando cumpla el bicentenario de su independencia, el 28 de julio de 1821.

La elección se perfila muy cerrada, con un fenómeno de fragmentación del sufragio, por lo que no habrá ganador en la primera vuelta. Los dos candidatos más votados pasarán a un balotaje en junio próximo.

Foto finish

Según la última encuesta de las empresas Ipsos y Datum, Keiko Fujimori, hija y heredera política del expresidente Alberto Fujimori se sitúa primera en intención de voto con 12,9%, seguido muy de cerca por el maestro y sindicalista Pedro Castillo (12,7%), candidato del partido de extrema izquierda Perú Libre y que ha tomado inusitada fuerza en los últimos días.

En tercera posición aparece con un 12,1% el candidato de centroizquierda Yonhy Lescano, del partido Acción Popular, mientras que le siguen el economista Hernando De Soto, candidato del partido de derecha neoliberal Avanza País, con el 11,4 % y la candidata de izquierda progresista Verónika Mendoza, de Juntos por el Perú, con el 10,6%.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba