Actualidad Internacional

Trasladan a 200.000 personas por amenazas de riadas en Pakistán

Nuevas inundaciones amenazan hoy con provocar más estragos en Pakistán. En la provincia sureña de Sindh las aguas han cubierto cuatro distritos, incluidas áreas urbanas, y han forzado en las últimas 24 horas a unas 200.000 personas a desplazarse a tierras altas, ha declarado el director general para la gestión de la catástrofe en Sindh, Saleh Farooqui. La ONU y las autoridades paquistaníes han hecho un llamamiento a la comunidad internacional para que dé más helicópteros que puedan acceder a los cientos de miles de afectados bloqueados en áreas poco accesibles por tierra.

«Necesitamos más capacidad aérea. Se ha pedido ayuda, se está discutiendo» con los países donantes, ha explicado un portavoz de la Oficina de las Naciones Unidas para Coordinación de Asuntos Humanitarios en Pakistán, Maurizio Giuliano. Giuliano ha subrayado que es «la única manera» de conseguir llevar asistencia urgente a gran parte de los damnificados en zonas septentrionales del país surasiático como el valle de Swat o la región de Gilgit-Baltistán, donde decenas de puentes, carreteras y otro tipo de infraestructuras han quedado gravemente dañadas. 

Un portavoz del Ejército paquistaní ha suscrito esta petición: «Hay muchísimas zonas a las que sólo podemos llegar con helicóptero. Sin duda necesitamos más aparatos». La comandancia está empleando actualmente 60 helicópteros propios en las tareas de rescate y asistencia, mientras que otros países también han donado algunas unidades, como EEUU (19) o Afganistán y Emiratos Árabes Unidos, cuatro cada uno.

Mientras, en el sur de Pakistán continúa la alerta máxima pues hay un enorme caudal de agua en la presa de Kotri, la última gran protección en el río Indo antes de llegar a su delta y desembocar en el mar Arábigo. «Es probable que en las próximas horas sigan inundándose en el sur de Pakistán algunas zonas situadas a poca altura en los bancos del río. En el resto del país el agua está bajando mucho», ha explicado un portavoz de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres, Ahmad Kamal.

La fuente ha agregado que «la situación debería de estar mucho más clara en cuatro o cinco días, pues no se espera que las lluvias aisladas tengan impacto en los principales ríos».

Las peores inundaciones de los últimos ochenta años en el territorio han causado desde finales de julio la muerte de al menos 1.539 personas y afectado a entre 15,4 y 20 millones.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba