ActualidadActualidad Internacional

UE y Turquía acuerdan pacto para devolver inmigrantes

Los líderes de la Unión Europea aprobaron un controvertido acuerdo con Turquía el viernes con la intención de detener los flujos de migración ilegal a Europa a cambio de recompensas económicas y políticas para Ankara.

El acuerdo tiene como objetivo cerrar la ruta principal por la cual un millón de inmigrantes y refugiados pasó a través del mar Egeo hasta Grecia antes de dirigirse al norte, hacia Alemania y Suecia, en el último año. Pero persisten serias dudas sobre si es legal o viable.

Después de una mañana de conversaciones con el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, recomendó a los 28 estados miembros de la UE que aprueben el texto sin cambios, lo que se acordó rápidamente en una cumbre en Bruselas al mediodía.

«El acuerdo con Turquía se ha aprobado. Todos los inmigrantes ilegales que lleguen a Grecia desde Turquía a partir del 20 de marzo serán devueltos», tuiteó el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, antes de que Tusk confirmara el acuerdo unánime entre la UE y Turquía.

En virtud del pacto, Ankara acogerá a todos los inmigrantes ilegales que cruzan a Grecia, incluidos los sirios, a cambio de que la UE reciba miles de refugiados sirios directamente de Turquía y compense al país con más dinero, un adelanto del acceso sin visado de los turcos a la UE y avances en las negociaciones para la entrada en la UE.

Los inmigrantes que lleguen a Grecia desde el domingo podrán ser enviados de vuelta a Turquía una vez que estén registrados y se procese su solicitud de asilo. Un alto cargo turco dijo que las expulsiones comenzarán el 4 de abril y el reasentamiento de los refugiados sirios en Europa se iniciará simultáneamente.

La UE también acordó acelerar el desembolso de 3.000 millones de euros ya comprometidos en apoyo a los refugiados en Turquía y proporcionar otros 3.000 millones más para 2018, una vez que Ankara presente una lista de proyectos que califiquen para recibir asistencia de la UE.

Mientras las conversaciones estaban en marcha, el presidente turco, Tayyip Erdogan, acusó a la UE de hipocresía sobre los inmigrantes, los derechos humanos y el terrorismo, después de que partidarios del separatista Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) plantaron tiendas de protesta cerca de la sede de la cumbre. Afirmó que Europa está «bailando en un campo de minas» al apoyar directa o indirectamente a grupos terroristas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba