Actualidad InternacionalEspecial País

Analistas afirman que EEUU avanza en su intención de aislar a Venezuela

Internacionalistas venezolanos alertan respecto de la intención de Estados Unidos de tomar medidas que podrían elevar aún más las sanciones contra Venezuela y avanzar en su aislamiento de tal forma que el país quede bloqueado e imposibilitado de acceder al requerido financiamiento internacional.

Tras la publicación esta semana de una noticia en el diario estadounidense The Washington Post, referida a que el Gobierno de Donald Trump se prepara para agregar a Venezuela a la lista de EEUU de patrocinadores estatales del terrorismo, los analistas observan que existen reales planes estadounidenses de avanzar en cerrar el cerco contra la nación suramericana.

El 8 de noviembre, los senadores republicanos Marco Rubio, John Cornyn y Cory Gardner recordaron “los nexos documentados” del Gobierno del presidente Nicolás Maduro con las Farc y el ELN, así como con el grupo chiíta libanés Hezbolá y le dirigieron una carta al Departamento de Estado para, en consecuencia, que se incluya a Venezuela en la referida lista y se quejaron del por qué aún el gobierno de Trump no toma la medida.

Luego de la publicación del Post, el legislador demócrata Eliot Engel, miembro del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, rechazó la posibilidad alegando que el Departamento de Estado debe proporcionar pruebas de que el Gobierno de Venezuela patrocina el terrorismo.

A inicios de mes un grupo bipartidista de senadores, entre los que también se encontraba Rubio, presentó un proyecto de ley integral para aumentar las medidas de presión diplomática y política contra Maduro, así como para proveer ayuda humanitaria a los venezolanos y los países vecinos que reciben cientos de miles de inmigrantes desde Venezuela.

Sin embargo, las consecuencias que esta decisión tendría para el sector petrolero han hecho que otros republicanos de estados con refinerías como Texas y Luisiana rechacen la medida.

Escalada

Ante esta posibilidad, el internacionalista Carlos Romero aclaró, en principio, que la publicación del medio estadounidense se trata de una posibilidad, un supuesto, y no está claro si el gobierno estadounidense tome esta decisión.

“Si fuera verdad que, en momento dado, el gobierno de Estados Unidos lo haga, esto lleva a la elevación de las medidas contra Venezuela y la inclusión en dicha lista justificarían medidas y sanciones de tipo político, económico  y militar de mayor rango, que pudiera incluir a Venezuela en un negativo grupo donde está, por ejemplo, Irán, que no son considerados terroristas, sino que promueven el terrorismo”, explicó.

Agregó que calificar a Venezuela en ese supuesto  es sumamente impactante “porque sería el primer país de Latinoamérica que, aparte de Cuba, habría sido incluido en esa lista y sería sumamente grave para la estabilidad del gobierno venezolano y sus relaciones internacionales, porque podría darse el caso de que otros países emularan la decisión de EEUU”.

Cabe destacar que Cuba también formó parte de esta lista –acusada de tener  presuntos nexos con las FARC y con la también desaparecida ETA- entre 1982 y 2015, año en el que el Gobierno de Barack Obama la retiró en el marco del proceso de deshielo entre los dos países.

En la actualidad, en dicha lista están incluidos Irán, Corea del Norte, Sudán y Siria.

Respecto del propósito de publicar una información así, por parte de The Washington Post, el analista afirmó que “uno de los elementos de la política internacional es el tema de los medios, y las campañas políticas forman parte de la promoción de temas a favor o en contra de un gobierno. Fácilmente se observa que esa noticia del Washington Post, para algunos podría ser una fakes news o una promoción de ese tema en el ámbito de EEUU. Pero sabemos  que nuestro país forma parte de un debate, no solo en la Casa Blanca sino en el Congreso, y podría pensarse que esa noticia es malintencionada, con el propósito de evaluar negativamente a Venezuela  e imponer esa tesis. Eso forma parte del debate”.

El también profesor universitario detalló que entre las consecuencias de que Venezuela sea incluida en dicha lista está el bloqueo militar, no solo naval sino incluso aéreo; que se impidan las exportaciones, incluyendo al petróleo, y se impida el trasporte aéreo.

Para Romero una situación de este tipo sería muy perjudicial para el país y se puede esperar que se asuma esta decisión, “tomando en cuenta que el presidente Trump en muchos casos toma medidas producto del hígado y o racionales. Si se analiza que en el debate sobre Venezuela también forman parte en Pentágono y los organismos de inteligencia de EEUU, además de dirigentes opositores que hablan abiertamente de agudizar las medidas contra Venezuela”.

“Para mí, no es necesario que se tome una medida de este tipo para derrumbar al gobierno de Maduro. Más bien lo que podría darse es que se le dé más aliento y se produzca el efecto contrario”, opinó.

Subyugar, aislar

Por su parte, el también internacionalista Alonso Centeno, afirmó que “la primera misión que tiene una potencia como EEUU, o cualquier imperio en la historia de la humanidad, contra un país al que quiere comprometer o subyugar es aislarlo, porque un país aislado no se puede defender y no recibe protección de ningún lado. Ese es el sentido de todo lo que tiene que ver con las sanciones a Venezuela y a sus portavoces. Busca aislarlo en sus relaciones con otros países y, básicamente, impedir el desarrollo de los individuos de ese país para que ellos sean los que tomen una decisión contra el Gobierno y lo derroquen”, argumentó.

Considera que es muy probable que el gobierno de Trump decida incluir a Venezuela en la lista de países que incentivan el terrorismo y podría esperarse que se tome, en pocos meses,  el próximo año y los efectos será inmediatos.

Afirmó que una de repercusiones que traería es impedirle al país acceder a las muy necesarias fuentes de financiamiento para elevar la producción petrolera y evitar que el país compre armamento para defender su soberanía, pero recordó que Venezuela ha tomado medidas y tiene convenios con Rusia y China en ese campo.

“Definitivamente,  las empresas multinacionales jamás van a participar en unas inversiones conjuntas en un país que esté en esa lista. Pero, en este caso, Venezuela tiene un abanico de alternativas que está manejando desde que empezó el bloqueo financiero contra el país. Venezuela ha estado abriendo un compás de oportunidades con otros países. Por ejemplo, y con ocasión de las sanciones de EEUU contra Irán, hay países como Rusia y China que han manifestado que quieren seguir haciendo negocios  con ese país. Puede ser que a Venezuela se le abran oportunidades por esa vía, pero hay que entender que los organismos diplomáticos de un país tienen la misión y la orden de evitar que su nación sea incluida en esa lista”, explicó.

Finalmente, el también analista internacional, Hernán Herrera, afirmó que el anuncio que hizo The Washington Post de esa posibilidad lo que hace es sentar bases mediáticas contra Venezuela. “Acrecienta la matriz de opinión y el expediente de que es un país forajido facilitador de terrorismo, como ya se hizo antes cuando EEUU acusó a Tareck El Asammi de narcotraficante o de tener relaciones con grupos como Al Qaeda o Hezbollah”  y agregó que “eso se va a acrecentar de aquí al 10 de enero cuando el presidente Maduro asuma su nuevo mandato y se le acuse de que no es un gobierno legítimo”.

“Al incluir a Venezuela en esa lista, inmediatamente se la vincula con delitos como narcotráfico trata de personas, tráfico de inmigrantes y delincuencia organizada. EEUU con esa medida busca el camino para bloquear al país, para hacerse de sus recursos naturales, que es su fin último, y alejar las inversiones extranjeras. Ya hay empresas canadiense y estadounidenses que participan aquí en negocios asociados con los minerales a las que les cuesta acceder a las divisas”, afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba