Actualidad Nacional

Arco Minero: Un proyecto «ecocida» sobre el pulmón vegetal de Venezuela

A propósito de que el gobernante Nicolás Maduro dictaminó esta semana que fuera activada una planta extractora de oro en el Arco Minero del Orinoco, en el estado Bolívar, distintas personalidades y ONG´s exhortan a las autoridades competentes a la detención  de este proyecto que califica de «ecocida» en el principal pulmón vegetal de Venezuela.

En efecto, el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) considera que esta experiencia gubernamental atenta contra el derecho humano a un ambiente sano.

La ONG advierte que el proyecto que se desarrolla cerca de la Faja Petrolífera del Orinoco afecta los derechos de los pueblos indígenas y reafirma una política desarrollista «donde no importa la vida humana y la naturaleza».

«Un proyecto de la dictadura en contra de Venezuela», sentenció la ONG.

Las mafias

Y es que a dos años del lanzamiento del Arco Minero, los legisladores conocedores de la materia han denunciado que cerca de 30% de lo que se reporta al Banco Central de Venezuela (BCV)  como producción, es desviado hacia las mafias contrabandistas.

El Parlamento ha señalado que en estos 24 meses de creada la Zona Estratégica de Desarrollo Nacional para explotar los recursos de un territorio que abarca más de 111.000 kilómetros cuadrados al sur del Orinoco, han incrementado la contaminación ambiental y la tala indiscriminada en un territorio que aglutina la mayor cuantía de áreas nacionales privilegiadas, y una invaluable biodiversidad .

El legislador Ramón Flores opinó a finales del 2018 que el programa gubernamental está contaminando con cianuro y mercurio la flora y la fauna de los estados Bolívar, Apure y Amazonas, dos compuestos usados para la extracción de los minerales.

“Esto que estamos viendo que ocurre con el arco minero representa el peor ecocidio registrado en la historia de la humanidad“, insistió.

El peor crimen

La diputada, Larissa González, quien es miembro de la Comisión Nacional de Pueblos y Comunidades Indígenas en la Asamblea Nacional, a finales de abril se pronunció nuevamente en contra de la devastación y la muerte auspiciada por “el régimen genocida de Maduro” en el Arco Minero del Orinoco, en el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Tierra.

En su pronunciamiento, la parlamentaria aseguró que “en este vasto territorio de unos 111 mil Km2 se desarrolla el peor crimen contra nuestro planeta; desde la Asamblea Nacional y el Parlamento Amazónico hemos llevado la denuncia a instancias internacionales”, indicó.

Denunció que “grupos extranjeros y organizaciones delictivas explotan nuestros suelos y a nuestra gente al amparo de un puñado de militares corruptos”.

Los pueblos indígenas suelen ser marginados y discriminados por los sistemas legales de los países

La degradación del ecosistema, la contaminación del agua y el deterioro de las comunidades indígenas localizadas en el área de la explotación, son resultados severos impactos en la salud de la población, los cuales son parte de las consecuencias nocivas del Arco Minero del Orinoco.

De igual forma, en reiteradas ocasiones González ha denunciado las violaciones y los desplazamientos forzados provocados por grupos paramilitares y militares, quienes controlan el territorio que abarca la concesión de la explotación de los recursos estratégicos del país.

“Más de 42 pueblos originarios, grupos étnicos con asentamientos naturales en los estados Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro son vulnerados en sus comunidades por la destrucción y la muerte de una política genocida”, concluyó la legisladora por el estado Delta Amacuro.

Caso Bailadores

El economista Carlos Romero enfatizó que otro ecocidio sucede actualmente en Bailadores, estado Mérida, el cual pudiera transformarse en el Arco Minero Andino.

A su juicio, se debe rechazar totalmente la actividad minera en esa zona, ya que el municipio Rivas Dávila tiene vocación agrícola y turística. Además, recalcó que allí nacen los ríos Mocotíes, Uribante, Escalante, La Grita, El Molino y Torbes, entre otros.

Creación de “Refimina”

Este miércoles el gobernante Maduro solicitó a su vicepresidente de Economía, Tareck El Aissami, que próximamente presente un informe completo sobre el desarrollo del Arco Minero y además anunció la activación de la Planta de Extracción de Oro Refimina, la cual a su juicio sumará anualmente unos 500 kilos de mineral aurífero a la producción del Arco Minero del Orinoco.

La puesta en marcha de este complejo industrial la realizó el ministro para Desarrollo Minero Ecológico, Víctor Cano, quien dijo que esta acción contribuirá al “desarrollo” de la economía de la nación.

Cano anunció que esta planta “es una de las 60 plantas mineras, que se han instalado en el Arco del Orinoco, con tecnología de bajo impacto ambiental para optimizar la producción de oro en el país”.

Nicolás Maduro junto al ministro de Desarrollo Minero Ecológico, Víctor Cano/Prensa Presidencial

Según Cano, “Refimina recuperará oro de arenas auríferas secundarias, que son un pasivo ambiental derivado de la minería devastadora que se realizó, por muchos años, en la zona.

“Este es un compromiso del gobierno para romper con la minería capitalista, y abrirse a una minería con responsabilidad ambiental y social”, sostuvo el funcionario del gobierno de Maduro.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba