ActualidadActualidad NacionalEspecial PaísPulso Regional

Carabobeños soportan más de 56 horas en colas en busca de la vacuna antidiftérica

Cristhopher Borrero-Carabobo
@CristhopherB

Una cruzada por la salud libran los carabobeños a fin de ser vacunados. Muchos han peregrinado para encontrar un sitio donde se les administre la vacuna contra la Difteria, tras la abrupta propagación del virus en la entidad. Batallan contra el clima, inseguridad, cansancio y el tiempo a fin de garantizarse la inyección.

Los ciudadanos se la juegan para sentirse seguros. Algunos incluso suman 48 horas en fila, a la espera de recibir el programa de salud de emergencia. El equipo de Analítica.com efectuó un recorrido nocturno para tomar testimonios de los penitentes.

Eran cerca de las 9:00 pm del sábado 28 de octubre cuando un detalle captó la atención del equipo reporteril. Una fila de unas 120 personas se divisaba en la oscuridad. Pegados a la cerca perimetral del Complejo Deportivo Iamdesandi, situado en el Municipio San Diego, permanecían los impacientes ciudadanos; quienes reñían por los puestos y el cumplimiento de una de las múltiples listas que habrían surgido en el día.

Entre la multitud se logró recoger las declaraciones de Miriam Rodríguez, quien superó los dos días de colas. La ama de casa permaneció a las afueras del citado centro deportivo desde las 2 de la madrugada del viernes 27 de octubre.

En Carabobo los pacientes hacen colas de 56 horas en busca de la vacuna antidiftéricaCon la voz como un trueno la mujer formuló la denuncia pública. “Cuando llegué el viernes ya había una supuesta lista, con un total de 600 personas anotadas. Yo quedé de seiscientos y pico pero luego los coordinadores nos dijeron que solo habían 400 vacunas disponibles. Nos toca aguatar acá o ir a recorrer otros centros de vacunación para pasar lo mismo. Si se hicieran jornadas frecuentemente no estaríamos en esto. ¡Ojo! pero con información, debe haber más campaña e información al ciudadano por eso estamos así por falta de vacunación oportuna”, fustigó la mujer.

Rodríguez no estaba sola. Los ocho miembros de núcleo familiar estaban esperando a ser atendidos. La atención les llegó alrededor de las 10:00 am de este domingo 29 de octubre, tras más de 56 horas de espera. Como ella en la fila se pudo observar a grupos nutridos de amigos y ciudadano; quienes se fueron preparados con sillas, mesas, colchas y almohadas para soportar la espera.

Denuncian irregularidades en suministro de vacunas

La información oficial emanada desde el Instituto de Salud (Insalud) contemplaría mil vacunas diarias para los centros de vacunación. Sin embargo, las cifras no se corresponden con la realidad. En el ambulatorio localizado en el pueblo de San Diego solo se suministran 25 vacunas diarias, detalló la denunciante. Además los lugareños deben pernoctar para conseguirse su cupo.

Reportes similares se recibieron del ambulatorio de Insalud situado en el municipio Naguanagua. Héctor Lovera, boxeador retirado, comentó que el pasado miércoles 25 de octubre estuvo más de 12 horas en fila y tuvo que encabezar una protesta para que los presentes fueran vacunados.

En Carabobo hacen colas de 56 horas en busca de vacuna antidiftérica

“Llegué a las 4:00 am para hacer mi cola, a las 8:30 am se acercó el director del módulo nos aseguró que tenían mil 50 vacunas para ese día. Sin embargo, pasadas las 3:00 pm no había sido atendido el primer paciente. En ese momento el director de la institución nos dijo que solo tenían 300 vacunas, por lo que todos protestamos por éramos más de 700 personas en fila”, rememoró.

Según el testimonio se ameritó la presencia de la policía municipal para clamar los ánimos. Sin embargo el cuerpo de seguridad al percatarse de los motivos de la protesta alentó a los ciudadanos a reclamar pos sus derechos.

Por su parte en Iamdesandi solo se administran 600 vacunas diarias; distribuidas en 100 para niños de 0 a 11 años, 100 para adultos mayores (con más de 65 años) y solo 200 para la población comprendida entre 12 y 64 años. No obstante este domingo solo se suministraron 30 vacunas para niños, 30 para adultos mayores y unas 150 para el resto según los datos extraoficiales obtenidos.

La distribución discrecional del medicamento siembre dudas. Trascendió que en el mercado negro cada dosis de la Toxoide Antidiftérica oscilaría entre el millón 200 mil bolívares hasta los tres millones.

Planteles privados excluidos

En San Diego se han efectuado jornadas exprés de vacunación en los centros educativos adscritos a la municipalidad, mientras que los planteles nacionales y de la gobernación empezaron a recibir las vacunas desde el viernes 27 de octubre. No obstante los centros educativos privados no gozan del mismo beneficio, denunció Patricia Ferrer, ama de casa.

Ferrer tiene a sus hijas en un colegio privado de Valencia, sin embargo acudió a la sede Insalud municipal para preguntar por la vacunación de los colegios privados, la respuesta la indignó. “Si estudian en colegios privados los representantes deben organizarse y pedirle a la dirección que formule una petición y la mande hasta acá. Nosotros no tenemos data de esos colegios y por eso no podemos hacer nada”, le indicó una trabajadora no identificada de la institución de salud.

La representante optó por vacunar a sus hijas en los operativos llevados a cabo en la estación del metro de la avenida Lara. “Me pareció una irresponsabilidad de esa trabajadora de Insalud decir eso. Se supone que es un programa del Gobierno y deberían trabajar en conjunción con la Zona Educativa y el Ministerio. ¿Cómo es posible que unos niños sean privilegiados por encima de otros?”, criticó.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar