Actualidad Nacional

Cuatro de cada diez venezolanos tiene hipertensión arterial

Los días de María Gomes, de 61 años de edad, transcurren visitando las farmacias de la ciudad en búsqueda de las pastillas que le recetó el médico para controlar sus problemas de hipertensión arterial, que cada vez se agrava más pues no puede cumplir con su tratamiento como es debido.

«Vivo sola con mi esposo, necesito tomar Losartan y la verdad es que muy pocas veces he tenido la suerte de conseguirla. El doctor siempre me pone alternativas pero ya ni eso consigo y cuando lo hago no las puedo pagar porque no me alcanza con la pensión que recibo. Estoy angustiada por las consecuencias que esto me puede traer», cuenta Gomes.

La señora Gomes corre peligro de que su situación empeore y eso podría ocasionar que la lista de medicamentos que necesita aumente, no solo por el estrés al que se somete en su vida diaria, la hipertensión si no es tratada causa una enfermedad coronaria mayor o inclusive puede afectar otros órganos.

La hipertensión arterial es una enfermedad que se produce por el aumento de la fuerza de presión que ejerce la sangre sobre las arterias de forma sostenida.

8 millones de personas son hipertensas

Aunque en Venezuela no se maneje una cifra oficial, en el 2017 la Sociedad Venezolana de Medicina Interna realizó el Estudio Venezolano de Salud Cardiometabólica (Evescam) que arrojó que el 40% de la población es hipertensa, lo que equivale a uno 8 millones de adultos.

Las estadísticas que arrojó la Sociedad Venezolana de Cardiología en los años 1996 – 1997 indicaron una prevalencia del 32% de hipertensión en el país. En 20 años hubo un incremento del 8%.

El médico y especialista clínico en hipertensión arterial, José Ramón Gómez Mancebo, asegura que «según este estudio, uno de cada diez venezolanos sufre esta enfermedad» y esto se puede atribuir al estrés colectivo que hay en la actualidad y que es causado por la constante búsqueda de alimentos, de medicinas y la resolución de los problemas de la vida diaria.

Está comprobado que estresarse en exceso causa desgaste y deterioro en el cuerpo y que sus consecuencias van más allá de un simple cansancio o agobio. «El estrés es uno de los factores que incide en la aparición o en el empeoramiento, porque va a producir un aumento de hormonas que a su vez producen aumento de presión», asegura el también presidente de la Fundación Venezolana de Cardiología Preventiva.

«En la práctica se ve, los pacientes se citan más por hipertensión que por otros temas y  al mismo tiempo vienen más descompensados que antes. También la necesidad de conseguir los medicamentos, la necesidad de como pagarlos les genera angustia, hubo una época en la que no se conseguían pero ahora se están consiguiendo y no se pueden pagar», señala Gómez Mancebo.

La aparición de esta afección es indistinta en hombre y mujeres, lo que si prevalece es que su aparición inicia a partir de los 50 años y estudios aseguran que el 90% de las personas pasan a ser hipertensas a partir de los 70 años.

Ese 10% corresponde a quienes llevan un estilo de vida sana a temprana edad, hacen ejercicios al menos 30 minutos al día y tienen un consumo de alimentos bajo en sal, además de cumplir con el tratamiento.

Escasez de medicinas

En el 2017 un grupo de especialistas realizó un estudio especial llamado Registro de Hipertensión Arterial en Venezuela (Rhaven) en el que participaron alrededor de 4.500 pacientes de ciudades como Caracas, Cumaná, Maturín, Porlamar, Puerto la Cruz, la Guaira y Valencia.

Allí quedó evidenciado que un porcentaje elevado de personas tienen por lo menos un órgano vital afectado a causa de una hipertensión que no se ha tratado. En muchos de estos casos la consecuencia es que el corazón aumente de tamaño, que los pacientes sean más propensos a los accidentes cardiovasculares y a sufrir de afecciones renales.

El tratamiento que se necesita para controlar la hipertensión consta de: diuréticos, inhibidores de angiotensina, bloqueadores del receptor de angiotensina y bloqueadores de calcio.

«La pregunta clave de todos los pacientes cuando les entregamos la receta es: ¿y se consigue?», manifiesta el doctor Gómez Mancebo, ya que la gran mayoría de los medicamentos han desaparecido de los anaqueles o ya están pero tienen altos precios puesto que no se producen en el país.

Esta es una enfermedad que con el pasar del tiempo progresa, por lo que hay que ir agregando medicamentos a la lista. La experiencia que tiene el especialista en hipertensión es que «los pacientes cumplen el tratamiento a medias porque siempre les falta comprar uno de los dos o tres de la lista y esto ocasiona que el mismo no haga efecto».

Una alternativa a la que recurrían los profesionales de la salud antes era a la prescripción de medicamentos mixtos, es decir, algunos laboratorios venezolanos optaron por adherir dos fármacos en una sola pastilla o tableta para que el paciente hiciera un solo gasto pero Mancebo asegura que «estos ya no se consiguen».

«Los médicos estamos haciendo algo que no se debería hacer, en el recipe hay que hacer una lista con 3 o 4 medicamentos que mas o menos se parezcan para que el paciente tenga varias alternativas y agregarle las dosis que se necesita de cada uno» detalla el también profesor de la Universidad Central de Venezuela.

Es por ello que se hace común ver a personas como la señora María que hacen visitas a toda las farmacias que conocen y tardan varios minutos leyendo en voz alta una larga lista de medicinas.

El doctor Gómez Mancebo recomienda a los jóvenes que tienen antecedentes de esta enfermedad en su familia, empezar a prevenir a partir de los 25 años agregando a su rutina diaria actividad física y una dieta baja en sal y poco consumo de alimentos enlatados.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba