Actualidad NacionalLa Salud

Enfermeras convocan paro escalonado a partir del 4 de septiembre

Solo garantizan el servicio de enfermería en casos y áreas de emergencia

Gremio de enfermería iniciará paro escalonado en los hospitales de la ciudad capital a partir del miércoles 4 de septiembre para exigir la dolarización de los salarios y la dotación de insumos, así lo anunció Ana Rosario Contreras, presidenta del Colegio de Enfermeras de Caracas.

«Tomamos la decisión de realizar esta actividad como una medida de protesta ante la grave situación de pobreza extrema en la cual nos encontramos todos los trabajadores venezolanos», aseguró Contreras en una protesta este lunes.

Miembros del sector han venido denunciando en los últimos cinco años las condiciones de trabajo actuales y además los retos que conlleva realizar su labor con la crisis del sector económico y el colapso de los servicios públicos.

Salud
Ana Rosario Contreras,, presidenta de la Federación del Colegio de Enfermeras en Caracas. Foto: Lisandro Casaña

«Las enfermeras tenemos que venir con zapatos rotos, sin comida y sin pasaje por la incapacidad que tiene Nicolás Maduro. Día a día vemos cómo se incrementan los rubros, los medicamentos, tenemos que decir que estamos tirando la toalla por esta situación», comentó la licenciada en enfermería.

La líder sindicalista denunció, además, una supuesta pretensión de parte del Ministerio de Salud de preparar a través de un curso intensivo a los auxiliares de enfermería para poder contrarrestar el efecto de la migración de profesionales en esta área.

Así como amenazan a los docentes, con tener docentes express, quieren hacer lo mismo con las auxiliares de enfermería y con eso se está violando toda la normativa. Un enfermero para poder convertirse en licenciado debe cursar los cinco años de carrera en la universidad, no hacer un curso de un mes,


aseveró Contreras.

Para la licenciada esto representa un riesgo en la vida de los pacientes y aminora la calidad del servicio que se presta, pues considera que «el solo hecho de tomar una vía, requiere de una preparación previa que debe ser dictada por profesionales en el área».

Ramón Aguero, vicepresidente de la Federación del Colegio de enfermeros de Venezuela, opinó que el sistema de salud colapsó y que en el interior del país la realidad empeora aún más por el suministro de la energía eléctrica.

«En Venezuela está prohibido enfermarse porque no hay como atender ni costear las enfermedades a causa de los bajos salarios», aseveró Aguero y es por eso que pretenden aumentar la protesta cada vez más.

Los líderes sindicales del gremio hicieron un llamado a todos los sectores trabajadores del país a que se aboquen a la convocatoria porque la situación «afecta a toda la población».

HCU a medias

Trabajadores y pacientes del Hospital Clínico Universitario (HCU) participaron en la actividad y denunciaron las condiciones de insalubridad que hay allí, agregando que cada vez cuentan con menos personal y equipos en todas las áreas.

María Torres, paciente que depende de un tratamiento de diálisis y está a la espera de una operación de la vista en el HCU, aseguró que el servicio que se presta en esa institución de salud es deplorable y desmejora la calidad de vida de los pacientes.

«Tenemos que usar las rampas para subir a los pisos y las escaleras porque los ascensores no sirven, todo está en completo deterioro porque ni siquiera hay agua para mantener el hospital», aseguró Torres.

La insalubridad se ha apoderado de la gran mayoría de los centros de salud publicos en el territorio nacional principalmente porque los trabajadores no reciben el material adecuado para realizar las labores de limpieza.

Gloria Bastidas trabaja desde hace diez años como camarera en el HCU y aseguró que desde hace aproximadamente un año. «Muchas veces me toca limpiar con agua y agua de cloro , no puede ser posible que ni siquiera tengo un jabón para limpiar la poceta y el lavamos», manifestó.

Bastidas comentó que a causa de esta situación, hace un tiempo se infectó con una bacteria que logró atacar a tiempo pero señaló que muchas de sus compañeras no han corrido con la misma suerte y han llegado a sufrir consecuencias terribles como la muerte.

Sobre la dieta que se le ofrece a los pacientes del HCU, la camarera relató que a diario sirven «bollito con pollo esmenuzado y pasta sola porque muchas veces no tiene ni siquiera sal».

Por su parte el licenciado en enfermería, Alejando Díaz, señaló que se encuentran agotados por todo lo que enfrentan a diario en el nosocomio en el que no tienen un espacio para sus horas de descanso.

«Nos obligan a trabajar en condiciones pésimas, el área donde descansamos la cerraron y en nuestro tiempo libre nos toca meternos en un huequito que habilitaron», manifestó Díaz.

Este tipo de hechos ha causado que la plantilla de enfermería se reduzca a gran escala, según el licenciado Díaz «de 2.000 pasaron a ser 300», muchos prefieren dedicarse a realizar otras labores que les ofrezcan una mejor remuneración.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar