Actualidad Nacional

Hay estados y municipios que son económicamente inviables

La Asamblea Nacional diseña la nueva geometría del poder. Ya sancionó la reforma de la Ley Orgánica de Descentralización y la Ley Especial del Distrito Capital. Se prepara para discutir la Ley Orgánica para la Ordenación y Gestión del Territorio y la modificación de la Ley de los Consejos Comunales. Redacta la Ley de Propiedad Social y revisa la Ley Orgánica del Poder Público Municipal.

En la base de todo este andamiaje legal se encuentra la Ley de las Comunas, que comienza a dar sus primeros pasos en la Comisión de Participación Ciudadana de la AN. El diputado Alfredo Murga (Portuguesa-PSUV) informa que este año esperan tener listo un anteproyecto que regule a lo que define como «espacios geohumanos con familiaridades productivas».

Para explicar este concepto, Murga muestra este botón: «Tenemos la zona cafetalera entre Lara y Portuguesa. Lo que hace factible esta forma de organización es que económicamente sea útil, sino no tiene sentido».

El artículo 16 del frustrado proyecto de reforma a la Carta Magna de 1999 establece que «las comunas serán las células sociales del territorio y estarán conformadas por las comunidades, cada una de las cuales constituirá el núcleo territorial básico e indivisible del Estado Socialista Venezolano».

El legislador señala que el debate se centra en «cómo logramos que espacios geohumanos con familiaridad productiva sean factibles económicamente y proactivos políticamente».

La figura, que en principio coexistiría con estados y municipios, también exige revisar las maneras de generar riqueza en el país. «La comuna tiene que ser una congregación superior al consejo comunal. Estaríamos hablando de los ciudadanos organizados para producir riqueza común, colectiva, no riqueza a propósito de una compañía anónima o cooperativa».

Ahora, ¿quién controlará la zona, que eventualmente incluiría partes de distintos municipios y estados? «Los miembros de la comuna pueden designar una autoridad, que conviviría con alcaldes y gobernadores, a efectos de coordinar su producción», responde.

Regiones fallidas En la AN debaten «los lineamientos generales sobre la nueva organización del territorio nacional», comenta Murga.

El objetivo es superar la división por estados y municipios. Claro, acota el asambleísta, cualquier cambio en ese sentido se consultará a la población. «Nada se hará de un plumazo, esto es una democracia», recuerda.

«Si usted agarra la Ley Orgánica del Poder Público Municipal y ve cuáles son los requisitos para conformar un municipio, más de la mitad de los 335 que tiene el país no reúne esas condiciones», sostiene.

Murga considera que es «fácil demostrar que algunos estados y municipios son demográfica y económicamente inviables». Argumenta que «hay estados sin producción y municipios que son arena y chivos».

El parlamentario propone sincerar el mapa, a través de una «nueva organización socio-productiva», y advierte que Venezuela «no es un país federal». «Por ejemplo, Miranda es una ficción. Una cosa es lo que ellos llaman Altos Mirandinos, otra Charallave y otra los Valles del Tuy. ¿Qué tiene que ver Chacao con Tapipa y El Clavo en Barlovento? No tiene nada que ver», opina Murga, quien apuesta por «corregir esas ficciones».

Siguiendo los parámetros de la Ley Orgánica para la Ordenación y Gestión del Territorio, Murga destaca que todas las normas a sancionar deben «aludir a las nuevas formas de organización», que permitan la instauración de la geometría del poder ideada por Hugo Chávez.

Pedro Pablo Peñaloza
EL UNIVERSAL

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba