ActualidadActualidad Nacional

Olivares: Designación de nuevo Ministro de Salud agudizará crisis médico–hospitalaria

«Sin mayores esperanzas». Así asume el diputado a la Asamblea Nacional por el estado Vargas, José Manuel Olivares, quien preside la Sub Comisión de Salud del parlamento venezolano, la designación de Luis Salerfi López Chejade como nuevo encargado del despacho del Ministerio de Salud, tras la remoción de la titular de esa cartera, Antonieta Caporale.

Para Olivares la designación de López Chejade como ministro de Salud es una decisión «político partidista». El funcionario público fue presidente de Corposalud Aragua y Viceministro de hospitales de forma simultanea durante la gestión del entonces gobernador de ese estado, Tarek El Aissami, actual Vicepresidente de Venezuela.

“Maduro coloca en un despacho tan importante y neurálgico para el país, como es el de la Salud, a un hombre represor y fanático político, aliado de los colectivos de Aragua, estado en donde es reconocido por su pésima gestión en materia hospitalaria”, explicó Olivares.

Denunció que López no es médico y que durante su gestión persiguió a los trabajadores del sector salud que denunciaban la escasez de medicinas e insumos médicos o fallas hospitalarias «en alianza con los colectivos. Mandó a golpear y robar a los médicos que denunciaron la crisis humanitaria en salud. Acuñó una frase desdichada que publicó en sus redes sociales diciendo que ‘Residente no es gente'».

Olivares Aseguró que el hospital Central de Maracay funciona prácticamente con un solo quirófano. Pero durante su gestión se desarrollaron construcciones «no prioritarias», como una cerca perimetral o la remodelación del auditorio del hospital, sin atender prioridades como los quirófanos y el sistema de provisión de agua. «Dejó los laboratorios de esa entidad, paralizados en un 90%, y con el cierre técnico de las farmacias populares por falta de inventario», dijo.

De acuerdo al parlamentario, el comportamiento de López Chejade ha sido «pendenciero y de absoluta arrogancia» frente a un sector del gremio médico. “Dio prioridad a los Médicos Integrales Comunitarios, sobre los egresados de las universidades autónomas. El mérito del personal de salud de Aragua era ir a las marchas oficialistas so pena de ser despedido. Para él un médico que trabaje en un hospital le debe rendir honores a la revolución, así sepa que un paciente se está muriendo por falta de insumos. Con este perfil es difícil que se afronte y reconozca la crisis hospitalaria, que estoy seguro se agudizará con esta designación, así como la persecución laboral al personal de salud”.

Exigió al nuevo ministro a hablar de los problemas de salud y buscar soluciones. “Nosotros estamos aquí para hablar de los problemas de la gente, ojalá Luis López Chejade entienda que las diferencias políticas no pueden estar por encima de los problemas de la gente. Hay un país con problemas, con 80% de escasez de medicinas, con 95% de equipos dañados en hospitales, con un déficit de 75% de camas para unidad de cuidados intensivos y con un déficit importante en camas clínicas. Allí tenemos las cifras de difteria y de malaria, así como el aumento de la mortalidad por cáncer y la mortalidad infantil. Cifras reconocidas por el propio Ministerio de Salud. Seguir negándolo solo agudizará la crisis y obligará a un nuevo nombramiento en el Ministerio, sin haber logrado ninguna solución”.

Ocho ministros y ninguna solución

Olivares recordó que desde que Maduro comenzó su Gobierno, ha anunciado continuos cambios en su gabinete ministerial, que en muchas ocasiones han sido simples canjes a otras responsabilidades o enroques. En el caso de la cartera de salud, los cambios han sido constantes. Ninguno de sus ministros ha superado los 12 meses en el cargo. “En un país donde se vive una de las peores crisis hospitalarias, el cambio de ministros es el reconocimiento de la dura situación que atraviesa el sector salud y de la incompetencia para hallar soluciones”.

“Maduro lleva ocho ministros y la crisis por la escasez de insumos y medicinas, las fallas en equipos, la carencia de reactivos, el deterioro del sistema hospitalario aumenta a pasos agigantados. No hay políticas claras para darle solución a los problemas de la gente. No hay planes para enfrentar las carencias. Ocho ministros y la negación de la crisis es lo que Maduro le ha aportado al sector salud”, refirió el médico y diputado.

Durante el Mandato de Nicolás Maduro, el Ministerio de Salud ha estado bajo la responsabilidad de Eugenia Sader, Isabel Iturria, Francisco Armada, Nancy Pérez, Henry Ventura, Luisana Melo, Antonieta Caporale y ahora Luis López Chejade.

“La crisis humanitaria de salud no se va a resolver por cambiar a un ministro. Se resuelve con decisiones serias, enfrentando la corrupción y garantizando el presupuesto y dotación para los centros hospitalarios. La crisis se resuelve con políticas públicas claras y diseñadas para atacar la crisis, no con más improvisación e irresponsabilidad, o con datos falsos para quedar bien con los organismos internacionales. Lo primero que debe hacer el ministro entrante es reconocer la crisis y aceptar la ayuda que desde las Sociedades Médicas, la academia y la Asamblea Nacional queremos aportar para beneficiar al venezolano que padece por esta crisis”.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar