ActualidadActualidad Nacional

Padre Bastidas: Mi propósito es inspirar para que no tengan miedo

Para que exista una salida constitucional a la crisis que se vive en Venezuela, el padre Lenín Bastidas traba e inspira a los ciudadanos. “Mi propósito es inspirar a la gente a que ya no tenga miedo y exija sus derechos, ya se acabó el tiempo de los borregos”, expuso el religioso, quien acudió a la “Toma de Caracas” el 1° de septiembre luego de haber caminado desde el estado Anzoátegui hasta la capital por la paz en Venezuela.

Su opinión la dio a conocer en un encuentro con el alcalde de Iribarren, Alfredo Ramos, en el Palacio Municipal de Barquisimeto.

Desde allí también exhortó a los ciudadanos a defender sus derechos ante el Gobierno y a los miembros de la iglesia católica les pidió que denuncien ante el Papa Francisco la grave crisis de la nación, con la finalidad de que se pueda abrir un canal humanitario que permita la entrada de medicinas y alimentos a Venezuela.

“No fui a Caracas con la intención de derrocar a un gobierno sino despertar conciencias. Los sacerdotes no somos políticos, pero debemos defender a un pueblo cuando buscan reprimirlo”, expresó Bastidas.

Afirmó que aunque no le gustan las marchas, asistió en símbolo de paz con los estudiantes. Dijo que acudiría a una convocatoria de la oposición si hay una verdadera toma de una plaza, de la ciudad o del ente electoral donde las personas no se muevan hasta que las rectoras den una respuesta satisfactoria para sustituir el Gobierno de Nicolás Maduro.

El peregrinar

Bastidas cuenta que comenzó un recorrido por varias regiones con el fin de conocer las necesidades que pasa el pueblo. Asegura que la población no tiene solo una necesidad material sino también espiritual.

“Es necesario denunciar la crisis humanitaria, la desnutrición de los niños y adultos mayores, la escasez de fármacos. Una vez escuché a una abuela que me hablaba con tristeza, ella me dijo: ¿cómo un país tan bello puede haber perdido tantos valores?”.

Petición al Papa Francisco

El cura peregrino consideró que la Conferencia Episcopal Venezolana no ha hecho lo necesario para ayudar a los venezolanos, ellos han solicitado al Ejecutivo Nacional abrir un canal humanitario, y ante la respuesta oficial se quedan callados.

“Es necesario que se pongan los pantalones, se amarren bien la sotana y digan lo que está pasando en el país, que pidan al papa Francisco que se abra un canal humanitario para que entren medicinas y alimentos, al tiempo que se denuncie el abuso de poder”.

Cree en un Cristo diplomático, un Cristo que le sirve a otro, y no vino a ser servido, y anunció que no quiere volver a sus funciones habituales hasta que no haya un cambio en Venezuela.

Pidió a los venezolanos, que son hombres y mujeres de fe, que sigan creyendo en un cambio, que nada es imposible, y un día las personas que están en el poder deben rendirle cuentas a Dios por estas violaciones a los derechos humanos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba