Actualidad NacionalEspecial País

Pemones en Gran Sabana exigen saber de 5 indígenas desaparecidos (Audio)

Desde hace varios días de una información se han hecho voceros dirigentes de La Causa R en el estado Bolívar. 5 pemones desaparecieron tras denunciar que en los municipios Sifontes y Gran Sabana opera abiertamente el Ejercito de Liberación Nacional (ELN) de Colombia con la anuencia del gobierno de Nicolás Maduro y bajo la protección de las fuerzas de seguridad del Estado.

Américo De Grazia, diputado a la Asamblea Nacional (AN), aseguró a Analitica.com que luego de la desaparición de los 5 indígenas, entre los que se cuentan el capital (Cacique) de San Luis de Morichal y los hermanos Valdéz, miembros de las 28 comunidades pemones de la zona decidieron «alzar su voz».

Los indígenas en protesta «tomaron la Casa Presidencial de Manacri, ubicada en Santa Elena de Uairen«, una instalación gubernamental en la que «estaban apostados los militares», por ser de uso presidencial.

Funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM) y el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalisticas (CICPC) permanecen en el municipio Gran Sabana como parte de las acciones del Ejecutivo para tratar de disolver la protesta.

El parlamentario denunció en su cuenta de Twitter que los cuerpos de seguridad mantienen rodeada la sede de la Alcaldía y Andrés Velásquez aportó que se trata de una orden de los ejecutivos Nacional y Regional que pretenden «desconocer al alcalde indígena de la Gran Sabana, Emilio Gonzalez».

Por el control del oro

De acuerdo con De Grazia y Velásquez, el argumento gubernamental para que las fuerzas de seguridad y el ELN permanezcan en la zona es «acabar con el malandraje.

Sin embargo, a juicio de los dirigentes causerristas y de acuerdo a la denuncia de los pemones, «lo que pretenden es hacerse del control del Arco Minero«, en una zona donde la actividad de extracción es competencia de las comunidades indígenas establecidas de acuerdo con la Ley de los Pueblos Indígenas.

«Toman posesión de las minas ubicadas dentro de las comunidades», denunció De Grazia sobre la actuación del ELN y agregó: «se trasladan hasta la Gran Sabana en esta avanzada del régimen con las fuerza de seguridad pública», al punto de dictar una orden de captura contra el alcalde Emilio González, quien también es capitán indígena y «único alcalde no oficialista» del estado Bolívar.

Para acabar con la toma de la Casa Presidencial, los manifestantes pemones han hecho tres solicitudes: retirar la orden de captura contra González, ordenar el desalojo del ELN de la zona y que aparezcan los 5 indígenas de quienes se desconoce su paradero o incluso si están vivos.

En un tweet publicado hace dos días, Velásquez, señaló: «Los pueblos indígenas de la Gran Sabana en Santa Elena, están en pie de lucha defendiendo a su alcalde Emilio Gonzalez y adicionalmente capitán y Cacique de su etnia, a quien Justo Noguera le declaró la guerra, para sustituirlo» y denunció: «La Alcaldía está rodeada por el Sebin».

La noche de este martes, la información recibida desde Manacri daba cuentas de que los pemones permanecían en protesta, no habían cedido en la toma de las instalaciones oficiales y responsabilizaban de la situación, no solo al presidente de la República, sino también al gobernador y general retirado Justo Noguera Pietri.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba