ActualidadActualidad Nacional

¿Referendo por regionales?, por Xabier Coscojuela

Vuelve el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero a Caracas para mediar entre el gobierno de Nicolás Maduro y la Mesa de la Unidad y da unas declaraciones que pueden generar esperanzas. Dijo que veía voluntad de diálogo en ambas partes. Debe tener mucho mejor vista que buena parte de los venezolanos, que no observan esas intenciones, sobre todo de parte gubernamental. O saber algo que la mayoría ignora.

Las razones para dudar de la voluntad del Gobierno son varias. Por un lado sigue su desconocimiento de la Asamblea Nacional, el último ejemplo de ello fue la inasistencia del presidente Maduro a la sesión solemne por los 205 años de la firma del Acta de la Independencia. Ni Hugo Chávez en su primer año, el único en que no pudo decidir quién sería el orador, había faltado a esa sesión.

A lo anterior hay que agregar que la represión sigue in crescendo. Está el caso de los dos militantes del Voluntad Popular, Gabriel San Miguel y Francisco Márquez, detenidos en Cojedes y trasladados a la cárcel 26 de julio en Guárico cuando se movilizaban para apoyar las jornadas de reafirmazo en Portuguesa. A lo anterior se agrega la detención de cinco activistas del mismo partido en Bolívar por repartir volantes. Eso en el campo político, porque también se han ido incrementando las detenciones de quienes protestan por la falta de comida en diversas partes de Venezuela.

La grave situación económica sigue empeorando. La inflación va camino a ser record mundial y la escasez se mantiene con buena salud. La gente demuestra su desespero todos los días y en el Táchira un grupo de mujeres pasó por encima de un contingente de la Guardia Nacional y se fue a comprar a Colombia. Este fin de semana el Gobierno abrió la frontera para que todo el que quisiera llegara hasta Cúcuta para abastecerse. Una forma de bajar la presión. A Sucre lo abastecieron, parcialmente, desde Trinidad.

MEDIADOR “TIROTEADO”

Ese es el país que recibe a Rodríguez Zapatero, quien por cierto ha estado en la mira de algunos sectores opositores que piden su salida como mediador. Un diario de Miami aseguró que el español había vetado a Henrique Capriles y María Corina Machado, pero el pronunciamiento que hizo la MUD el jueves pasado echa por tierra esa versión, pues sería inconcebible que la entente opositora aceptara que alguno de los mediadores vetara a uno de los principales dirigentes del sector democrático.

Los ataques a Rodríguez Zapatero provenían, fundamentalmente, de los sectores más radicales de la oposición, de personas que realmente no creen en la necesidad del diálogo y de buscar entendimiento entre las dos partes. De quienes estiman que el chavismo está caído y no se percatan, o prefieren ignorar, que a pesar de lo mal que está la situación de la inmensa mayoría de los venezolanos el PSUV logró 43% de los votos en las elecciones del pasado 6D. Un apoyo bastante respetable.

En nuestra opinión el juego sigue trancao. El Gobierno persiste en su intento de ganar tiempo sin importarle el sufrimiento de los venezolanos y la oposición no ha podido “enganchar” el referendo revocatorio con las necesidades de la población, lo que ayuda al Ejecutivo en su estrategia.

TRUEQUE

Ahora sale a relucir la posibilidad de que el Consejo Nacional Electoral anuncie la fecha de las elecciones regionales. Hay quienes dudan que las mismas terminen por convocarse, pero también pueden ser un elemento para bajar la presión sobre el referendo revocatorio. La jugada sería posponer el referendo para 2017 y realizar las regionales este año. Con ello aspiran a que desanimar a buena parte del electorado opositor y generar ruido dentro de la MUD. El desánimo incluso pudiera permitirles retener alguna gobernación que de otra manera perderían.

Ya en la oposición vuelven con la tesis de todo o nada. Según esa visión algunos sectores de la MUD estarían negociando el referendo por las regionales, por lo que la respuesta es que si no hay referendo no se debe participar en los comicios por gobernadores. La MUD debe insistir en ambas elecciones, debe convertir la recolección del 20% de las firmas en el referendo y tratar de duplicar ese porcentaje, pero en caso de que el Gobierno resista la presión y convoque las regionales dejando para 2017 el referendo, pues también debe participar y desalojar a la mayor cantidad de gobernadores chavistas. Eso sería asestarle una tremenda derrota política al Gobierno y debilitar a Maduro mucho más de lo que está. Hay que aprender de los errores.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba