Judicial

Aprehenden a militar por presunta conexión con drones usados para el intento de magnicidio

El general de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Alejandro Pérez Gámez, fue aprehendido ayer sábado por su presunta conexión con los drones usados para llevar a cabo el atentado contra la figura del mandatario Nicolás Maduro, sucedido el sábado 4 de agosto.

A través de su cuenta oficial en la red social de Twitter, la periodista informó: «LO ÚLTIMO: Detienen al general de la Guardia Nacional, Alejandro Pérez Gámez por el caso de los drones y atentado contra Nicolás Maduro».

El diputado Juan Requesens se halla detenido en la sede del Sebin, en Caracas,  por presuntamente estar involucrado en tales hechos.

El viernes pasado, el gobierno solicitó a Interpol alerta roja para la captura del presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borjes, por considerar que es otro de los implicados en la planificación del atentado contra Maduro.

En efecto, el fiscal interino designado por la no reconocida Asamblea Constituyente, Tarek William Saab, informó que Argenis Gabriel Valero Ruiz, Juan Carlos Monasterios Venegas y José Eloy Rivas Díaz fueron privados de libertad debido a su implicación en el intento de magnicidio contra el presidente de la República, Nicolás Maduro, ocurrido este sábado 4 de agosto en la avenida Bolívar de Caracas.

Según el alto funcionario, los tres hombres habrían incurrido en los delitos de traición a la patria, homicidio intencional calificado en grado de frustración en perjuicio del Presidente de la República; homicidio intencional calificado cometido con alevosía y por motivo innoble en grado de frustración, en perjuicio de los militares heridos José Del Valle Núñez Martínez, Benny Ortíz Belatis, Luis Molina Torres, Darwin Moreno, Jesús Gómez Dorante, Víctor Hernández Morán y Lizneidy Guerrero Salazar.

Asimismo, fueron imputados por los delitos de lanzamiento de artefacto explosivo, terrorismo, daños violentos a la propiedad y asociación.

Adicional a esos tipos penales, Rivas Díaz recibió la imputación por el delito de financiamiento al terrorismo, dado que desde la empresa que preside se hicieron pagos para el hospedaje de los ejecutores del atentado.

Entretanto, Maduro ha pedido ayuda al presidente de EE.UU., Donald Trump, para capturar a los «asesinos» y se ha mostrado abierto a que el FBI viaje a su país para investigar el ataque.

Hasta ahora, el Gobierno de EE.UU. se ha limitado a rechazar su implicación en el atentado y condenar toda forma de violencia.

No obstante, una portavoz del Departamento de Estado dijo a Efe esta semana que investigará «actividades ilegales» dentro de su territorio si se aportan «evidencias creíbles».

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba