Actualidad Nacional

Toma de Caracas a prueba de saboteos

Pareciese que el presidente Hugo Chávez y su entorno político creen en la sentencia de Ovidio: «una fuerza mínima basta para quebrar lo que ya estaba debilitado», ya que han desplegado, torpemente, todos los recursos represivos del Estado para evitar la realización de la marcha llamada «Toma de Caracas». Desde hace varios días, gendarmes del gobierno iniciaron allanamientos, detenciones y hostigamientos. En forma irresponsable, altos personajes del ejecutivo apoyaron a un pequeño grupo de funcionarios de la Policía Metropolitana quienes tomaron el Centro de Control Maestro de Comunicaciones, dejando a los caraqueños sin protección policial, bomberil y hospitalaria. Hoy, a pocas horas del inicio de la marcha, hordas revolucionarias trancaron la autopista regional del centro para evitar el tránsito hacia Caracas de los opositores de provincia.

En una especie de (%=Link(«http://www.webvias.com/new/datos/dejavu.html «,»Deja vu»)%) político, ayer el gobierno repitió sus amagos de detener oficiales en plena vía pública y, nuevamente, el colectivo protegió a los generales Néstor González y Manuel Rosendo, protagonistas de los eventos del 11-4. Asimismo, el Presidente desenfundó sus amenazas desde el Teatro Municipal: «Los soldados estamos con las botas puestas», mientras que esta mañana en RCTV uno de los evangelizadores del proceso revolucionario, Guillermo García Ponce, dijo al Alcalde de Chacao, Leopoldo López, que los marchistas deberán enfrentarse a 20 batallones. En fin, pánico oficial sumado a descontento popular signan un multitudianrio acto cívico que busca adelantar las elecciones.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba