Actualidad Nacional

Tú mismito te ponchaste, Esteban

Arruinaste a Guayana, racionaste la electricidad y la inseguridad nos mata.

Nacido en Caracas, guayanés desde hace 30 años, Comunicador Social, Damian Prat es columnista político y autor de «Público & Confidencial», columna que se publica varias veces a la semana en Correo del Caroní, medio del que fue subdirector. Es conductor de espacios en radio y TV regionales en Guayana y colaborador regular de TalCual y corresponsal de CodigoVenezuela.com en el estado Bolívar.

Nadie se va a tragar esa trampa caza bobos del revocatorio por el que tanto insistes para ver si puedes evitar las elecciones parlamentarias de este Septiembre. Ayer estuviste todo el Aló, picado por la consigna de los estudiantes que la hace suya toda Venezuela. No, Esteban. Nadie necesita poncharte en un revocatorio. ¡Tu mismíto te ponchaste (y causaste tremendo daño a Venezuela) por andar regalando a tus amigos en otros países los dineros que debieron invertirse en el sistema eléctrico nacional!. Ese strike lo abanicaste tu solo.

Ahora tienes a Guayana semi cerrada, destruida y a todo el país sufriendo racionamiento y apagones. En un año de sequía suave y moderada, con 20% mas agua que en 2001, has colocado a nuestro maravilloso embalse de Guri a punto de colapso.

Esa es tu responsabilidad entera aunque ahora culpes a “El Niño” para evadirte y no dar la cara. Malbarataste los miles de millones de dólares que habrían permitido poner a funcionar Planta Centro, construir TermoSucre, terminar La Vueltosa, hacer la cuarta térmica de EDC y los restantes proyectos. Por no inverttir y abandonar las termoeléctricas, le sacaste “la chicha” a Guri y llevaste a Edelca “a la lona”. Abanicaste y jodiste a Venezuela, Esteban.

Arruinaste a Guayana, Esteban. Ahora a Sidor le toca importar cabillas y palanquillas por primera vez en 50 años. ¿No te da vergüenza tu “obra”?. Tienes media Sidor paralizada e improductiva. Tal como este año importamos café por vez primera en 300 años. Destruiste el 45% de la mejor empresa del aluminio, Venalum y por tu medida destructiva esa empresa pierde mas de un millón de dólares diarios. Reconstruirla, por tu culpa, costará otros 100 millones de dólares y no menos de un año de esfuerzos.

Cerraste la mitad de Alcasa sin haber hecho nada en 11 años para sustituir esas dos viejas Líneas. ¿En que botaste los reales de la V Línea, Esteban?. Estatizaste Tavsa, las briqueteras y Cerámica Carabobo. ¿Para que?, si mas nunca te ocupaste de ellas. Casi todas están cerradas, sin producir. Tienes a todas las pequeñas empresas, proveedores arruinados de tanto que les debes y a miles de trabajadores en la calle. Ferrominera y Edelca no son ni la sombra de lo que siempre fueron.

Con sólo regresar al antiguo horario que cambiaste por capricho y que ahora no quieres modificar por prepotencia, se estarían ahorrando 500MW, lo mismo que se usa con la destrucción de 400 celdas de Venalum.

¿Eso no habría sido mejor Esteban?. Eso pasa por tomar medidas arbitrarias e inconsultas. Porque nombras ministros incapaces solo porque te aplauden y te dicen que si a todo. Lo que llamas “lealtad absoluta”. Eso te pasa por que tienes un gobierno unipersonal. No te interesa tener ministros inteligentes que te digan las cosas y sepan hacer.

Te ponchaste solo, Esteban, por mal gobernante, por amparar durante años la corrupción de tus chavi-burgueses que terminaron en ese mini-desastre bancario. Fueron TUS banqueros, Esteban. El “Rey del Mercal”, el socio de JVR y los demás. El desastre no fue mayor, gracias a los otros banqueros, los de verdad. Te salvaron (y nos salvaron) los banqueros que son capitalistas de verdad. No los chavi-banqueros improvisados. La corrupción tiene destruida a Pdvsa y a todo tu gobierno. Es un cáncer tan grande, que los corruptos de ayer lucen como “niños de pecho”.

Van 110 mil venezolanos muertos en homicidios y hechos de violencia en una década. Esa es una verdadera catástrofe social aunque tu seas indiferente a ella. Ni en los peores momentos que ya superó Colombia pasó algo tan espantoso. Ni en Iraq. Tu no sabes lo que ocurre en los barrios de nuestra ciudades, Esteban. Vives en tu mundo del poder, hablando de ser líder del planeta, divorciado de lo que sufre el pueblo.

Te crees tu propia propaganda. Es la responsabilidad de la desidia de tu “robolución”, Esteban. Nunca te interesó ocuparte de la criminalidad desatada. Ya leí ayer en El Nacional a uno de los jerarcas de tu grupo de la “oligarquía roja”, uno de tus “diputados de lealtad absoluta”, diciendo que él nunca ha sido afectado por la inseguridad.

Que no sabe lo que es y que nadie se siente afectado por el racionamiento eléctrico. A esos adulantes es a los que escuchas, mientras eres sordo al dolor de las madres del pueblo. Ese también es un ponche tuyo. Nadie necesita dártelo en un revocatorio. No hagas trucos ni manipules.

¡’Tas ponchao, Esteban!. Te ponchaste tu mismo. Como Chacumbele. Y en septiembre el pueblo te va a cobrar el mal gobierno. Vamos a comenzar el cambio para entrar al siglo XXI. Mirando al futuro. No vamos a mirar al pasado del que tu eres parte. Aunque sabemos que habrá que luchar contra el peor ventajismo jamás conocido en Venezuela. Utilizarás a las instituciones. Cambiarás las reglas del juego con el CNE. Inventarás leyes y normas para perseguir. Cerrarás programas y radios como haces con RCTV para tratar de apabullar y que el pueblo descontento pierda sitios donde hacerse oir.

Reprimirás a la juventud y a los estudiantes, el futuro del país, con tus “gases del bueno” y “garras de hierro”, pero solo lograrás hacer crecer la rebeldía. Este no es un pueblo de cobardes como tu crees. Usarás todos los dineros del pueblo para tratar de torcer el sentimiento de cambio. Engañarás a algunos, le mantendrás falsas esperanzas a otros, pero no a la mayoría. Mantendrás a tu lado a esos “vivos” (socio-listos) que no quieren perder las prebendas del poder, pero cada vez crujirá mas ese barco que se hunde. Inventarás “golpismos y magnicidios” para tratar de provocar lástima, pero ‘tas ponchao. Te ponchaste tu solíto.

Es el pueblo quien está cantando el ponche. No son oligarcas los 20 mil aficionados que gritan una y otra vez el “1..2..3.. Esteban ta’ ponchao” en las tribunas del Universitario y del “José Bernardo Pérez”. Es el pueblo beisbolero. Es la juventud que te gana todas las elecciones universitarias de las públicas y las privadas.

Aunque los insultes llamándolos “riquitos”, y trates de apelar al odio social a ver si los callas. Son los trabajadores de la cadena Éxitos que protestan pese a las amenazas porque saben que vas a arruinar su fuente de trabajo, como has hechos con las otras. Es Venezuela que está cansada de tanta pelea, de tanta división, de tanta siembra de odios. ‘Tas ponchao, Estéban. Ya pasó tu tiempo. Desperdiciaste una oportunidad de oro para hacer algo bueno en este país.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba