Deportes

Argentina y Messi conquistaron en el Maracaná la Copa América 2021

Argentina volvió a disfrutar de las mieles del éxito este sábado. Y de qué manera lo hizo, nada más y nada menos que superando en la final de la Copa América 2021 a su archirrival Brasil con marcador de 1-0 en el mítico estadio Maracaná en Río de Janeiro.

El artífice de la diana que marcó la diferencia y guió al triunfo a la albiceleste fue Ángel Di María, quien al minuto 22 del partido vulneró el arco de los anfitriones y así se mantuvo hasta el final, con lo que Argentina puso fin a 28 años sin conquistar título alguno, al sumar el trofeo número 15 de su historia en la justa continental, emulando así la cantidad de palmarés a Uruguay.

La selección argentina que no levantaba un trofeo de la justa continental desde la Copa América de 1993, vivió su propia versión del “Maracanazo”, liderados por un Lionel Messi que finalmente pudo levantar su primer título con la albiceleste y además fue elegido como uno de los mejores jugadores del torneo.

Este triunfo pasaría a ser el número 20 de los partidos en los que Argentina sigue sin conocer la derrota, frenando en 13 encuentros el invicto que tenía Brasil y que permitió además a los visitantes la revancha ante el traspié que habían sufrido en las semifinales de la Copa América 2019 frente a la Canarinha y así evitar el segundo título al hilo de los anfitriones.

Los históricos rivales dedicaron los primeros minutos a analizarse, sin embargo fue Brasil el que intentó asumir el control y poco a poco se acercó a la portería defendida por Emiliano Martínez.

De la misma manera Argentina se basó en pases cortos antes de intentar avanzar al área contraria del arco de Éderson, eso sí, sin renunciar a contragolpes que siempre buscaban a Di María quien se encontraba jugando como extremo en la derecha.

Brasil presionó con Paquetá, Neymar y Richarlison pero sin ninguna finalización y muchas veces parado con faltas por los argentinos.

Pero en momentos en que Brasil llevaba la iniciativa y se aproximaba más a la portería de Emiliano Martínez, Di María, en la primera finalización argentina en el partido, abrió el marcador en el minuto 22 en un contragolpe.

El atacante del PSG francés recibió un lanzamiento largo de Rodrigo De Paul y aprovechó una falla del lateral Renan Lodi para avanzar y, con un globo, vencer al portero Éderson y dejar en silencio a los hinchas brasileños.

Di María, cuya alineación como titular inicial sorprendió debido a que no venía siendo aprovechado desde el comienzo, se convirtió en el argentino más peligroso gracias a que, con los brasileños más preocupados con Messi, encontró muchos espacios libres.

El atacante protagonizó otros tres contragolpes peligrosos en el primer tiempo que asustaron a los brasileños, en el último de los cuales sintió un incómodo en la pierna por la que tuvo que ser atendido.

Brasil tuvo su mejor oportunidad en el primer tiempo en el minuto 30 cuando Neymar recibió un lanzamiento del portero Éderson y sufrió una falta de Paredes cerca del área. El propio Neymar cobró el tiro libre pero su balón chocó en la barrera.

La Canarinha, con dificultades para superar la defensa argentina, se fue al descanso con sólo cinco finalizaciones, todas trabadas por los zagueros, y sin ningún susto para Martínez.

Los locales regresaron mejor en el segundo tiempo con la decisión del seleccionador, Tite, de sacrificar al volante Fred para darle lugar al delantero Roberto Firmino, con lo que Neymar retrocedió un poco para jugar como centrocampista.

En sólo 10 minutos los brasileños generaron tres claras oportunidades de gol, incluyendo una en que Richarlison anotó un gol que fue anulado por fuera de lugar y otra en la que Martínez tuvo que salvar en la línea un fuerte disparo del mismo atacante.

En medio de la presión brasileña, el técnico argentino, Lionel Scaloni, decidió reforzar su defensa en un intento de administrar la ventaja parcial y sobrecargó la intermediaria con las entradas de Guido Rodríguez y Nicolás Tagliafico.

Brasil reforzó aún más su ataque con la entrada del veloz Vinicius Júnior y del goleador del Flamengo Gabriel Barbosa ‘Gabigol’.

Pese a que Neymar asumió la responsabilidad de liderar la ofensiva brasileña y comenzó a aparecer con más frecuencia, la reforzada defensa argentina fue efectiva para neutralizar la insistencia de los locales.

Brasil presionó en los últimos minutos, principalmente con Vinicius por la izquierda y Gabigol en el centro, pero falló en las finalizaciones.

Martínez salvó a Argentina a falta de tres minutos al atajarle un disparo a Gabigol.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba