Deportes

Chelsea traspasa a Diego Costa al Atlético por 62 millones de euros

El Chelsea informó este miércoles de que llegó a un acuerdo con el Atlético de Madrid para traspasar al delantero Diego Costa al club español por 55 millones de libras fijos y 7 millones más en variables (62+8 millones de euros), según pudo saber EFE.

Una cifra similar a lo que el club inglés pagó el pasado verano al Real Madrid por el delantero Álvaro Morata.

«Chelsea Football Club acordó con el Atletico de Madrid el traspaso de Diego Costa. El traspaso está supeditado al acuerdo con el futbolista y al pertinente reconocimiento médico», publicó el vigente campeón de la Premier League a través de un escueto comunicado.

Costa, de 28 años, que ya jugó en el conjunto rojiblanco entre 2007 y 2014, ve así cumplido su deseo de abandonar el Chelsea y regresar a Madrid.

El hispano-brasileño, que ganó dos títulos de la Premier League en sus tres temporadas en Stamford Bridge, anotó 59 goles en 120 partidos oficiales con los ‘Blues’, pero lleva sin jugar 98 días, desde el pasado mes de junio, en un partido de la fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018 ante Macedonia.

A comienzos de verano, Diego se declaró en rebeldía y se negó a incorporarse a los entrenamientos del Chelsea, buscando el anhelado traspaso al Atlético que por fin se dio.

El jugador no entraba en los planes este curso del técnico Antonio Conte, quien, supuestamente, le hizo saber al final de la temporada pasada a través de un escueto mensaje de texto que no contaba con él y que tenía que buscarse un nuevo equipo.

Con el título de liga bajo el brazo, el punta, que acusó a su club de tratarlo «como a un criminal», se marchó de vacaciones a su ciudad natal de Lagarto, en Brasil. Sin embargo, pese a la insistencia y a los avisos continuados del Chelsea, que lo multó en repetidas ocasiones por su indisciplina, el futbolista se negó a regresar.

Atlético-Costa, un reencuentro anhelado… con un año de retraso

diego costa 1
El principio de acuerdo para la vuelta de Diego Costa al Atlético de Madrid supone un reencuentro perseguido y anhelado por ambos desde hace más de un año, cuando su contrato con el Chelsea impidió un regreso ahora posible del ariete, protagonista de 64 goles de rojiblanco, 57 en dos años a las órdenes de Diego Simeone.

Entonces, hace un año, ni el delantero ni el entrenador argentino ocultaron su deseo, el primero jugar de nuevo en el Atlético, el segundo de contar de nuevo con un atacante que le dio un rendimiento extraordinario; dos intenciones coincidentes pero finalmente frustradas por la negativa entonces del Chelsea de vender a Costa.

En esas circunstancias, el Atlético desistió en un objetivo que siempre mantuvo una posición prioritaria, como ha ocurrido este mismo verano, en cuanto surgió la opción de ficharlo, en cuanto las palabras del delantero y un mensaje de Antonio Conte abrieron una puerta que había sido cerrada por el club londinense hace un año.

«Sólo saldría del Chelsea para ir al Atlético», dijo el atacante el pasado mayo. «Tengo contrato y no tengo intención de salir, pero si hay cambios que pudieran reducir mis posibilidades, si el entrenador (Conte) no cuenta conmigo o quiere dar espacio a otro delantero, tendré que salir y todo el mundo sabe cuál es mi club preferido (en referencia al Atlético). No hay nada que ocultar».

Llegó ese ‘cambio’ del que hablaba. «El entrenador (Conte) no me quiere ahí. No sé por qué. Pensará que he hecho una temporada mala. Me ha mandado un mensaje. Un simple mensaje después de todo lo que he hecho ahí. A buscar equipo y ya está. Si no cuentan conmigo, hay que salir», desveló luego el 7 de junio, nada más concluir el partido amistoso entre la selección española y la colombiana.

Aunque la resolución del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) había ya ratificado la sanción para este verano de la prohibición de inscribir fichajes, ya era un objetivo firme del Atlético, por encima del francés Alexandre Lacazette, que terminó en el Arsenal. Diego Costa era de nuevo el número uno para reforzar la delantera.

Después de un largo verano, en el que Diego Costa nunca se llegó a incorporar al Chelsea, primero porque le dieron más vacaciones y después por su negativa a entrenar con el equipo londinense, su vuelta ya está concretada, tres años después de que el Atlético y él separaran sus caminos, porque el Chelsea pagó la cláusula de rescisión, 38 millones de euros, el 1 de julio de 2014, apenas mes y medio después de que el equipo rojiblanco y el delantero habían conquistado la Liga en el Camp Nou de Barcelona.

De entonces a ahora, en estas tres temporadas, el Atlético buscó reemplazo al ariete con diferentes perfiles de goleadores (en 2014-15 Mario Mandzukic, en 2015-16 Jackson Martínez y en 2016-17 Kevin Gameiro) sin encontrar la cuota de tantos que aportó Diego Costa, salvo en un jugador que no vino como recambio suyo: el francés Antoine Griezmann, su máximo goleador tres años seguidos.

A la vez, Diego Costa vivió etapas de contrastes con la camiseta del Chelsea, con el que sumó goles (21 en 2014-15, 16 en 2015-16 y 22 en 2016-17) y partidos (37 en 2014-15, 41 en 2015-16 y 42 en 2016-17), pero sin igualar ni sus números ni la confianza ni quizá la felicidad que había sentido en el Atlético de Simeone.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba