Deportes

La FIBA pretende instaurar una «Liga de Campeones» propia

La Federación Internacional de Básquetbol (FIBA) presentó este lunes en París su proyecto de ‘Champions League’ a disputar desde la próxima temporada, con el objetivo de convertirla en el futuro en la competición referencia en Europa.

Desde hace seis meses la FIBA y la Euroliga, sociedad privada que organiza actualmente las dos principales competiciones a nivel europeo, mantienen un contencioso en torno a esa cuestión.

A falta de consenso, ambas entidades pretenden organizar por su cuenta sus propias competiciones.

La Euroliga, prueba reina en Europa desde hace tres lustros, seguirá vigente la próxima temporada, aunque verá reducido su número de participantes a 16 clubes (24 actualmente).

La FIBA pretende una filosofía más abierta y menos elitista a la hora de formar parte de su competición.

«El objetivo es organizar una competición abierta y basada en los principios deportivos. Los equipos clasificados lo serán en función de sus resultados en sus campeonatos nacionales», subrayó Marcus Studer, director de operaciones de la FIBA.

«No podemos dejar las llaves a cinco o seis clubes que quieren dirigir a toda Europa», añadió Jean-Pierre Siutat, presidente de la Federación Francesa de Baloncesto y miembro de la FIBA.

La primera ronda de la competición estaría integrada por 32 clubes, para acceder después a los octavos de final, cuartos, y una ‘Final a cuatro’, que podría disputarse en París del 28 al 30 de abril de 2017.

La organización del nuevo campeonato estaría compuesta al 50% por la FIBA y por 10 países: Bélgica, República Checa, Alemania, Francia, Grecia, Israel, Italia, Lituania, Turquía y Polonia.

Cada equipo recibirá 100.000 euros, una cantidad que aumentará en el transcurso de la competición. El ganador se embolsará 500.000 euros.

Pero la FIBA no tiene garantizado que su competición logre convertirse en la referencia. La sociedad Euroliga cuenta con mantener su propia competición y atraer para sí a los mejores equipos europeos.

La FIBA podría emprender acciones punitivas contra los clubes ‘rebeldes’ que se decanten por la Euroliga, llegando incluso a excluirles de sus campeonatos nacionales.

La Euroliga calificó de «inaceptable toda forma de presión a los clubes». Ello afectaría a «la libertad de los clubes», según la sociedad privada, que ya formuló una queja en febrero ante la comisión europea.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba