Deportes

Romelu Lukaku traslada sus goles al Inter

Romelu Lukaku se une oficialmente a Inter. El delantero belga, que llega desde Mánchester United de manera permanente, ha firmado contrato con los Nerazzurri hasta 30 de junio de 2024.

«Inter era el único club que quería, porque Inter is Not For Everyone (No es para todos). Estoy acá para llevar a los Nerazzurri arriba de vuelta», indicó Lukaku como jugador Nerazzurri.

Ambición y determinación. Romelu tenía tan solo seis años cuando le prometió a su madre que iba a ser jugador profesional de fútbol y contribuir al bien de su familia. «Iba a suceder.» Seis años y ya tenía un gran sueño: entrar al mundo del fútbol.

Romelu Lukaku nació el 13 de mayo de 1993 en Amberes, Bélgica, de padres congoleses. Su padre fue un jugador para la selección nacional de su país. El fútbol está en sus genes. A los 5 años jugaba en Boom, y después jugó para Lierse. Fue ahí donde la leyenda de Lukaku se empezó a crear en las ligas juveniles: 68 partidos y 121 goles en Lier, y después 131 goles en 93 partidos en el curso de tres temporadas en Anderlecht. Estos números le merecieron ser llamado al equipo profesional cuando tenía tan solo 16 años. Ganó la liga y la superliga belga, y en 2011, llegó a Chelsea.

Inglaterra fue en donde realmente maduró y creció como jugador: Chelsea, West Bromwich Albion y Everton. Fue en Merseyside donde su madurez futbolística llegó a un gran nivel, con 87 goles en 166 partidos. En 2017 pasó al Mánchester United, donde anotó 42 goles en 96 apariciones. Lukaku es el octavo mayor anotador extranjero en la historia de la Premier League con 113 goles, y ha alcanzado dobles dígitos en las últimas siete temporadas. Además, es el mayor anotador en la historia de la selección belga, con 81 partidos y 48 goles, y además alcanzando la tercera posición en el Mundial de Rusia 2018.

Su pasión por el fútbol viene desde muy adentro. Desde pequeño compartía las botas con su papá porque no podían permitirse comprar unas nuevas. Le solían preguntar acerca de su edad: era realmente gigante comparado a sus compañeros, y nadie podía creer su capacidad física. Romelu quería jugar y ver cada partido de fútbol que fuera posible. U

n amor innato por el juego, y un entendimiento de todo alrededor de sus compañeros, oponentes, entrenadores y estilos de juego. Siempre está atento y alerta de todo lo que pasa en el campo de juego. Combinen todo esto con la ambición y determinación, dos cualidades que nunca le han faltado a Lukaku.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar