Economía

Chávez no podrá ver la primera molécula de gas

El Gobierno con inusitado impulso mantiene una alta exposición pública en los proyectos gasíferos, «para coger prensa» como dicen sus asesores, o formar una matriz de opinión pública para desviar las fuertes críticas que tiene en estos momentos, pero no puede asegurar que tendrá suficiente gas en el 2012.

Aprovechando toda esa desinformación gasífera, las sociedades venezolanas de ingenieros petroleros, geólogos y petrofísicos en sus discusiones de extramuros de la semana pasada, dieron una clave para que nadie les haga cuentos a la gente.

Dijeron que después que se encuentra un pozo de petróleo o gas, se perforan otros dos o tres más, para tener una idea más razonable de la riqueza de hidrocarburos del área. Luego hay que esperar los siguientes trámites, si no hay instalaciones de superficie cercanas.

Agregaron que se requiere un año para hacer la ingeniería general, otro año para la ingeniería básica y dos años para la ingeniería de detalles y de 24 a 36 meses para la construcción de las facilidades de tratamiento, la infraestructura y de embarque.

Hay que construir e instalar 115 kilómetros de tuberías entre los pozos y las tres plantas de licuefacción de Guiria.

Cuando estén listas las instalaciones para bombear el gas, deben estar ya instaladas las tuberías entre Guiria y el territorio continental.

ES CUESTIÓN DE TIEMPO Se requiere de un mínimo de 7 años para que llegue gasolina al tanque del chofer, o el gas puesto en la cocina de la ama de casa, expresaron los ingenieros. Agregaron que las cuatro asociaciones estratégicas de la Faja del Orinoco, iniciadas a partir de 1994 y 1995, las empezó el presidente Rafael Caldera, y las últimas tres las inauguró el presidente Chávez.

Si el presidente Chávez no se reelige en el 2012, o se postula y pierde no podrá ver la primera molécula de gas, estimando que se concluya con éxito cualquiera de los proyectos que compiten. Habrá que reconocerle a la actual administración, que desde el 2001 intentaron iniciar la apertura del gas, pero no han demostrado capacidad gerencial para desarrollarlo.

El gobierno pidió a las compañías extranjeras una marcha acelerada (Fast Track) de todos los proyectos de la Faja y del gas. La española Repsol y la italiana Eni, han contrato a la firma estadounidense Foster Wheeler, para que haga toda la ingeniería del campo Perla. El consorcio ruso no ha dado señales de los avances de su proyecto. Chevron que tiene un bloque en esta área que corresponde al proyecto Rafael Urdaneta, no ha tenido éxito exploratorio.

Sin embargo, hay una aceleración y Pdvsa divulgó su contrató con Technip de Norte America (que en Venezuela opera como Estudios y Proyectos Ditech C.A.) para la ingeniería, procura y construcción de los campos Dragón y Patao. Los campos están a 25 millas al norte de la península de Paria. Corresponden al proyecto mariscal Sucre los cuatro campos de gas: Dragón, Patao, Mejillones y Río Caribe.

UNA GRAN INVERSIÓN La situación más sensible es el financiamiento. Se estima que el proyecto mariscal Sucre requiere una inversión de 7 millardos de dólares. Pdvsa decidió operarlo unilateralmente, porque no ha conseguido socios.

En la plataforma deltana fue perforado exitosamente por Chevron el bloque 3, y anunció haber encontrado reservas de 7 TCF, pero el Ministerio de Energía y Petróleo demoró tres años en otorgarle la comercialidad del mismo.

El bloque 2 otorgado a Statoil y Total, encontró menos de 1 TCF. El bloque 1 fue ofrecido a BP, pero no lo aceptó y prefirió seguir explotando el bloque que tiene fronterizo con Trinidad-Tobago. El bloque 5, era para ExxonMobil, pero quedó desierto.

El primer tren costará 6.4 millardos de dólares y exportará 4.7 millones de toneladas anuales de gas, que procederán de la plataforma deltana.

El segundo tren también exportará 4.7 millones de toneladas anuales de gas, procedentes del proyecto Sucre, de los campos Dragón, Patao, Mejillones y Río Caribe, a un costo de 5.2 millardos de dólares. El proyecto está muy demorado.

La tercera planta de licuefacción recibirá gas de los campos Blanquilla y Tortuga, que no están operativos. Está programada una inversión de 1.4 millones de dólares.

En el financiamiento de los tres trenes de licuefacción estimado en 13 millardos de dólares, Pdvsa posee el 60 por ciento y los restantes accionistas son Chevron, Galp de Portugal, Mitsubishi, Mitsui, Energía de Argentina, Katar Petroleum, Itochu, Gazprom, Petronas y Eni.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba