EconomíaEspecial País

Crisis agroalimentaria afecta a 80% de los hogares tras 12 años de caída en la producción

Superar la crisis agroalimentaria supone uno de los más importantes retos para el sector privado que hace vida en el país. La producción nacional agropecuaria acumula 12 años de caída sostenida, lo que se refleja en 80% de los hogares venezolanos que tienen inseguridad alimentaria y en 66% de ciudadanos que comen solo dos o menos veces al día.

La escasez de agroinsumos como fertilizantes, agroquímicos venenos y semillas, representa uno de los factores que más ha agudizado la crisis del sector, a lo cual se agrega la caída del poder adquisitivo de los venezolanos, así como la falta de combustible en el interior del país y los cortes eléctricos que limitan gravemente la actividad económica nacional.

En el marco de la 76a Asamblea Anual de Fedecámaras, el presidente de Fedeagro, Aquiles Hopkins, resaltó que la producción venezolana, que enfrenta un atraso hacia el nivel de los años 70, solo abastece actualmente 20% del consumo nacional.

De igual forma, el representante del sector agropecuario aseveró que, para revertir esta situación, es necesaria la aplicación de un modelo de desarrollo distinto, en democracia, con libertades económicas y con apoyo a la libre empresa.

6,8 millones de venezolanos pasan hambre, de acuerdo con el último informe de la Organización de Naciones Unidas.

Hay capacidades

Hopkins aseguró durante el conversatorio «Reto: Superar la crisis agroalimentaria», que la industria agrícola y pecuaria está en la capacidad de crecer 150% en el primer año de recuperación del país y llegar a abastecer 80% del consumo nacional con productos hechos en Venezuela.

Para ello, señaló, es necesario contar con un Estado que se ocupe de generar condiciones para que los sectores productivos pueden trabajar. Ello implica también un cambio o estructural y de todo el marco legal vigente que no concede respeto a la propiedad privada. «El protagonista real del desarrollo y la producción será el sector privado», dijo Hopkins.

El presidente de Fedeagro indicó que si bien los insumos necesarios para la producción de alimentos deberán seguir importándose, «siempre será más económico importar los insumos para producir en Venezuela que importar los alimentos terminados».

Aseguró que Venezuela cuenta con los dos elementos más importantes: la tierra, con un potencial agrícola de 9 millones de hectáreas, y un potencial ganadero de 24 millones de hectáreas de las cuales se están explotando apenas siete millones.

Una política audaz

Por su parte, Manuel Felipe Larrazábal, presidente de la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea), aseguró que la industria alimentaria está en capacidad de «rebotar» muy rápidamente una vez ocurra un cambio institucional en el país.

A su juicio, es necesaria y prioritaria la ejecución de una política audaz de recuperación del poder de compra de los venezolanos, dado que ya «las instalaciones y las capacidades están allí para que la industria sea capaz de suplir absolutamente toda la demanda nacional».

Asimismo, señaló que hay una parte de la población que, de cualquier manera, no va a tener esa capacidad de consumo y esa es «una parte que tendremos que ayudar por un lapso de tiempo prolongado».

Líneas de acción

Los representantes del sector agroalimentario proponen un conjunto de medidas con el objetivo de reimpulsar el consumo de alimentos y reactivar el aparato productivo nacional.

En concreto, Cavidea plantea siete líneas de acción que permitan defender y rescatar lo hecho en Venezuela, lo que a su vez contribuirá a la recaudación de impuestos y recuperar las cadenas agroproductivas del país.

  1. Recuperar el ingreso real de los venezolanos y asistencia focalizada en los grupos vulnerables.
  2. Reactivar el aparato productivo nacional y el tejido comercial del país, mediante la recuperación de la confianza en el país y la promoción de la inversión pública y privada.
  3. Recuperar los servicios públicos (luz, agua, salud, combustible, trámites) con planes focalizados para la cadena agro-productiva.
  4. Recuperar la producción agrícola nacional en rubros donde somos competitivos.
  5. Atender el problema de la deuda comercial adquirida con los proveedores internacionales durante el control de cambio y tener acceso al financiamiento en bolívares a través de la banca privada.
  6. Eliminar controles que retrasan y encarecen las labores de producción y comercialización.
  7. Defender lo “Hecho en Venezuela”, que genera fuentes de empleo estables y es lo que prefieren los venezolanos.

Cavidea considera que el cambio en las políticas económicas que han afectado severamente la viabilidad de la industria agroalimentaria nacional, no debe postergarse más. “Desde la industria de alimentos confiamos en que todas estas propuestas sean articuladas a la brevedad por el bienestar de la población venezolana. Solo así podremos recuperar la confianza en el país, promover la inversión pública y privada; y generar empleos productivos y sustentables en el tiempo”.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar