EconomíaEspecial País

Ecoanalítica calcula que la inflación anualizada en septiembre llegó a 1.081%

Venezuela ha entrado oficialmente en un ciclo de hiperinflación, de acuerdo con el director de la firma Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, que calificó de preocupante los números inflacionarios de los meses de agosto y septiembre, en los que la variación en los precios en alimentos fue de 55% y 48%, respectivamente.

La consultora calcula que al cierre del noveno mes del 2017 la inflación anualizada se ubicó en 1.081%.

“Son cifras de hiperinflación, y lo que pasa con el efectivo y con el tipo de cambio paralelo son dinámicas propias de un país en hiperinflación. Venezuela tiene una contracción de una economía en guerra sin estar en un conflicto bélico. El país ha entrando definitivamente en una dinámica de hiperinflación”, señaló Oliveros en el foro “Perspectivas 2018: A dónde va Venezuela”, organizado por Ecoanalítica.

La inflación promedio en agosto fue de 35% y en septiembre llegó a 37%.

De acuerdo con Oliveros, la dinámica hiperinflacionaria por la que transita Venezuela tiene un impacto distinto en cada uno de los estratos socioeconómicos.

Según cálculos de la consultora, quienes conforman el estrato A de la población venezolana destinan 32,2% de sus ingresos a la compra de alimentos y bebidas no alcohólicas; en el caso de quienes conforman los estratos B y C, la cifra aumenta a 60,1% y entre quienes conforman el estrato D el número se duplica hasta 90%.

Ecoanalítica calcula  que los venezolanos dedican 83% de sus ingresos para la compra de alimentos, de acuerdo con una ponderación de las cifras de los ítems que mide el Banco Central de Venezuela (BCV) -que no publica- y datos de la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi), que realizan las principales universidades del país.

La firma proyecta que al cierre de 2017 la inflación se ubique en 1.438%, una situación que, potenciada por la crisis política y la profunda recesión económica que acumula 4 años consecutivos, generará nuevos desencadenantes en la dinámica política de los próximos meses.

«Las hiperinflaciones generan elementos en los ciclos políticos, porque o producen cambios en las estructuras políticas -no puedes pasar inmune a una hiperinflacion- o si te quedas, tienes que introducir reformas profundas en las dinámicas económicas, pero ¿cómo puede hacer eso Maduro, que está sancionado y con poco piso político?», cuestionó Oliveros.

Ecoanalítica estima que, si en Venezuela se mantiene el ritmo inflacionario actual, sin correcciones profundas y estructurales en la política monetaria -que están inefectiblemente ligadas al devenir político del país-, la inflación al cierre de 2018 podría ser de 3.575%.

Proyecciones de Ecoanalítica para el cierre de 2017

  • Contracción del PIB de -14,1% (-15% en 2016)
  • Tipo de cambio paralelo de 42,8 bolívares por dólar
  • Déficit fiscal de -14,0%
  • Importaciones totales de 12.763 millones de dólares.
  • Contracción del PIB petrolero de 7,3%
  • Contracción del PIB no petrolero de 15,4%
  •   Tipo de cambio Dicom de 5.200 bolívares por dólar
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba