Economía

La conflictividad política y social sigue dominando

El presidente de Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (%=Link(«http://www.consecomercio.org.ve/»,»(CONSECOMERCIO)»)%), Julio Brazón, en rueda de prensa presentó los resultados de la Encuesta de Coyuntura que realiza la institución desde hace varios años. En esta ocasión se apoyó en, aproximadamente 400 respuestas de Cámaras sectoriales, regionales y corporaciones, donde se mostraron las tendencias que registró la actividad comercial y de servicios venezolana en el tercer trimestre del 2001. Asimismo indicó que las tendencias «reafirman una situación de resultados poco favorables que ya se han convertido en una tendencia recurrente y como consecuencia, nuestra economía ya dejó de ser rentista, para convertirse en una de sobrevivencia», y que los peores y más fuertes enemigos a los que se sigue enfrentando la actividad comercial y de los servicios en el país son: la incertidumbre económica y política, el costo financiero, el contrabando y los ilícitos aduaneros, además de expectativas negativas con respecto a los proyectos de leyes relativos a la Seguridad Social y a la reforma de la Ley Orgánica del trabajo. Estos factores amenazan con agudizar, aún más, la peor de todas las crisis que ha vivido la Nación: la ausencia de inversiones privadas.

De acuerdo a los resultado de la encuesta, un 55% de los sectores analizados respondió que sus ventas decrecieron, mientras que un 45% dijo que las suyas habían aumentado. Los que se vieron afectados, fueron: el comercio de equipos médicos (-26%), supermercados y afines (-17%), talleres mecánicos (-15%) repuestos automotores (-14%) Vehículos (-13%), vestido y calzados (-12,5%), entre otros.

Con respecto al comportamiento de los precios, el 71% de los sectores analizados admitió que hubo una tendencia al alza con un rango entre el 3,3% y el 13%, en tanto que el 14,5% respondió que los había mantenido igual, a la vez que un porcentaje similar expresó haberlos disminuido.

De acuerdo a Brazón, sí los negocios actúan con base en escenarios que no garantizan un crecimiento sostenido, es imposible que se generen nuevos puestos de trabajo estables. Y es por eso por lo que resulta normal que las tendencias para la contratación de nuevo personal entre los afiliados de CONSECOMERCIO se manifestaron en un 47,6% sin variación con respecto al trimestre anterior, que un 28,6% sostenga que lo incrementó y el 23,8% que lo redujo, sin que se sepa cuántas personas han sido favorecidas o afectadas.

CONSECOMERCIO indagó sobre el efecto que estaban teniendo los ilícitos y el contrabando entre los sectores representados, y la respuesta fue que un 70% sí se sienten afectados, como lo indicaron, entre otros, los sectores comercio de vestidos, calzado, tabaco, ferretero, repuestos automotrices.

En cuanto a la situación con el sector financiero, de acuerdo a la Encuesta, «amerita una consideración especial», en palabras del presidente del Consejo. Debido a que lo que está sucediendo actualmente es que «el comercio y los servicios está hipotecado, e impedido de acceder a nuevos créditos motivado a las altas tasas de interés, a bajas ventas, al oscilante comportamiento de la demanda, a proyectos de leyes en discusión en la Asamblea Nacional y la inevitable expectativa adversa que provocan la incertidumbre política y económica, entre otros factores».

Existe la expectativa, en un 42,5% de los encuestados que las ventas a fin de año pudieran mejorar, por lo que en un 78,5% dice estar inclinado a solicitar algún financiamiento. Pero, salvo un 19,6% que lo relaciona con la posibilidad de ampliar actividades y reformar sus puntos de venta, el 68,7% afirma que lo utilizaría como
capital de trabajo, un 57,6% para hacerle frente a compromisos anteriores y 18% como refinanciamiento de compromisos adquiridos anteriormente con la misma banca.

Esta podría ser la razón de por qué el 80,1% se manifiesta reacio a realizar nuevas inversiones, y menos si prevé que las tasas de interés pudieran estar mayoritariamente a niveles oscilantes entre el 35 y el 50% para finales del año. Es de hacer notar que un 58,5% considera que la tasa de cambio se mantendrá en una franja entre 740,00 y 800,oo bolívares por dólar.

El 58% de los encuestados respondió a CONSECOMERCIO que sus análisis les permiten deducir que la inflación cerrará en el 2001 en un 14%, lo cual refleja una diferencia con los niveles planteados por el Gobierno. «En todo caso, lo que no deja de inquietar con mayor preocupación es el hecho de que el 86% no cree en las políticas económicas y un 83% tampoco en las políticas sociales de este mismo equipo gubernamental».

Por lo que aun cuando la alta presión tributaria sigue estando presente entre los factores que inciden negativamente en el funcionamiento de los distintos negocios sectoriales, «es en esta ausencia de confianza en el presente y el futuro económico de la Nación, en donde está el mayor de los retos para la dirigencia política y empresarial venezolana».

En el caso de la empresa privada, precisó Brazón, «hemos dado demostraciones de la voluntad de dialogar con las máximas autoridades, para alcanzar coincidencias en beneficio de las acciones que deberían estarse adoptando con base en el espíritu de evitarle mayores daños al que ya presenta la economía venezolana». Sin embargo, transcurren las semanas y meses, el diálogo se mantiene, pero ya nuestros afiliados comienzan a creer que la conflictividad política y social sigue dominando un escenario contrario para el entendimiento y que éste, sencillamente, no se dará hasta que las voluntades comprometidas evidencien coherencia entre el propósito y las acciones finales.

(%=Image(4126538,»C»)%)

(%=Image(2522947,»C»)%)

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar