Economía

La producción petrolera de Venezuela: ¡Muestren el dinero!

UBS Investment Research
Latin America Economic Coment

Global Economic & Strategy
Research
18 Septiembre 2003
Michael Gavin

Los flujos fiscales y de balanza de pagos parecen menores de lo que deberían ser sí las estimaciones oficiales de producción petrolera fuesen correctas. El análisis de estos flujos sugiere dos posibilidades: o la producción petrolera es significativamente menor al estimado gubernamental de más de 3 millones de barriles (estaría cercana al estimado no-oficial más bajo) o más de 1.000 millones de dólares por trimestre se han extraviado. Pensamos que la primera conclusión es más creíble.

Mucho nos preocupa que exista tanta incertidumbre sobre un parámetro tan crucial para Venezuela como la producción petrolera. No tomamos a la ligera las afirmaciones oficiales, y pensamos que existen maneras de comprobar indirectamente, al menos en forma aproximada, las aseveraciones gubernamentales. La base de la comprobación esta en comparar las afirmaciones acerca de los flujos de producción petrolera con los flujos fiscales y de balanza de pagos.

Comprobando la producción petrolera

La tabla 1 muestra cuatro filas claves en este ejercicio de comprobación. La primera fila es el precio promedio de la canasta de exportación venezolana. La segunda, los ingresos fiscales; la tercera las exportaciones según la balanza de pagos del BCV y la última la exportación implícita de petróleo, a partir de la cual se puede inferir la producción, con información y supuestos sobre el consumo doméstico.

(%=Image(7351261,»C»)%)

Los ingresos fiscales petroleros caen en 30%. La primera fila de la tabla muestra que los precios del petróleo en el primer semestre de 2003 fueron más altos que en 2002. La segunda fila se construye utilizando la información oficial fiscal mensual y transformándola a dólares de Estados Unidos, utilizando el tipo de cambio oficial (1). A pesar de que el precio del petróleo en el segundo trimestre de 2003 fue casi 7% más alto que en 2002, el valor en dólares del aporte fiscal del sector petrolero fue más bajo por casi 30%. Podemos estar bastantes seguros, por distintos tipos de informaciones y por el número de los taladros activos, que ello no se debe a elevados gastos de inversión de PDVSA. Además, la compañía afirma que ha recortado dramáticamente los gastos operativos y superado los problemas de facturación. Quizá podrían existir otras explicaciones para la caída de los ingresos fiscales petroleros, pero el hecho cierto es que esta caída es consistente con un nivel de producción petrolera bastante más bajo que el de las afirmaciones oficiales.

Para la segunda comprobación utilizaremos los flujos de balanza de pagos del BCV. La tercera fila de la tabla muestra las exportaciones petroleras por trimestre. Sí dividimos esta estimación oficial por el precio de la canasta de exportación se obtiene la exportación implícita en volumen, que hemos expresado en millones de barriles diarios en la cuarta fila.

Producción en el rango no-oficial más bajo. En la primera mitad de 2002 el promedio de las exportaciones petroleras implícitas fue aproximadamente 2,65 millones de barriles diarios, el cual es consistente con una producción petrolera global de algo más de 3 millones de barriles diarios y un consumo doméstico de más de 400.000 barriles diarios. En términos generales, esto parece correcto. Haciendo el mismo ejercicio para el segundo trimestre de este año, arroja exportaciones en el orden de 2,031 millones de barriles diarios. Sí el consumo doméstico de ese trimestre fue de 350.000 barriles diarios, entonces la producción global debe haber estado en aproximadamente 2,4 millones de barriles diarios; un estimado de producción en la región más baja de los estimados no-oficiales.

Por supuestos que estas estimaciones no son ni seguras ni definitivas. Puede haber existido una acumulación poco usual de inventarios en el segundo trimestre, que amplió bruscamente la brecha entre producción y exportación. PDVSA puede haber pensado que existen cosas mejores que hacer con el dinero que transferir su flujo de caja al gobierno, aunque esto parece poco probable dado las restricciones que estaba experimentado el gobierno. Dentro de un par de trimestres debería aclararse más que pasa con la producción petrolera.

Faltarían más 1.000 millones de dólares. Sí se considera solamente el alza de los precios del petróleo, los ingresos fiscales petroleros y exportaciones petroleras del segundo trimestre de 2003 deberían haber sido 7% superiores que los de 2002. En ambos casos son inferiores en más de 1.000 millones de dólares. Mil millones de dólares por trimestre es mucho dinero, aún para una economía petrolera. Sí Venezuela en realidad está produciendo más de 3 millones de barriles diarios, mucha gente querrá saber, ¿Dónde está el dinero?

(1) La información oficial sólo está disponible hasta mayo. Se ha completado utilizando fuentes que estimamos confiables.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba