Economía

Los últimos cambios en las divisas

La fluctuación monetaria sucede cuando hay un cambio en el valor de una divisa respecto a otra moneda extranjera. En general, el valor de las monedas está expuesto a pequeñas fluctuaciones diarias, y depende de los grandes eventos mundiales.

Hay países que cuentan con un tipo de cambio flotante, y funcionan como cualquier otro artículo de consumo. Su precio puede variar respecto de la oferta y la demanda. Naturalmente, el binomio oferta-demanda está atado a otras variables, como la tasa de interés, al intercambio de bienes a nivel internacional, la estabilidad política y económica, y la inversión extranjera.

Un ejemplo claro de fluctuación frente a un suceso político y económico fue el de la libra esterlina, tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

¿Cuáles han sido los últimos cambios en divisas como el euro, el dólar o la libra esterlina?

Dólar

Los datos recientes muestran que la inflación anual en febrero ha sido del 7.9%, algo completamente inusual para la economía norteamericana. Sin embargo, el crecimiento del mercado laboral y el crecimiento económico permiten un respiro al encarecimiento de los precios del mercado. Además, según lo acordado, la Reserva Federal aumentará la tasa de interés por 25 puntos, con el objetivo de bajar la inflación.

Por eso, si bien durante el 2021, el dólar pasó de $1.22 a $1.09, una caída del 8%, en los próximos meses, es probable que recupere su valor. Estas fluctuaciones, muchas veces, pueden traer beneficios a los traders. Si quieres saber más acerca de cómo invertir en forex debes prestar especial atención a este tipo de variaciones.

Euro

La Unión Europea ha logrado crear un sistema económico con notable estabilidad, si se lo compara con las fluctuaciones que sufren países del sur global, atados a procesos hiperinflacionarios como el caso de Venezuela o la falta de dólares, el déficit fiscal y la emisión monetaria de la República Argentina.

El Pacto de Estabilidad y Crecimiento (1997) y la coordinación política y económica de la Unión Europea han permitido brindar a los estados miembros solidez en la moneda, confianza a los inversores, y un marco de comercio beneficioso, por considerarse una divisa fuerte dentro del mercado global.

Sin embargo, las recientes medidas de bloqueo y sanciones a Rusia, además de la incertidumbre en temas estratégicos como el gas y el petróleo, podrían traer desequilibrios.

Por otra parte, en los últimos meses, el euro ha sufrido una depreciación respecto del dólar ya que, en situaciones de crisis, muchos fondos de inversión prefieren refugiar su dinero en moneda norteamericana. Ante la falta de demanda, las tasas de interés serán menores. Este contexto desalienta las expectativas, por lo que todo indica que el euro valdrá menos en los próximos meses.

Libra esterlina

Como hemos explicado anteriormente, tras la aprobación del referéndum sobre la pertenencia del Reino Unido a la Unión Europea y el éxito de los partidarios del brexit, muchos analistas predijeron una disminución de la inversión y del consumo. Sin embargo, los indicadores se recuperaron rápidamente en los siguientes meses, y la economía inglesa continuó expandiéndose.

A pesar de ello, la depreciación de la libra fue notable, ya que, de momento, acumula una depreciación del 16% respecto del dólar y 11% respecto del euro. Aún así, la libra esterlina respecto del euro ha comenzado a estabilizarse, y ha aumentado un 0.32% en los últimos días de marzo. Estas fluctuaciones dependen de la estabilidad política de la región.

En efecto, el mercado de divisas ha sido afectado por el conflicto geopolítico entre Rusia y Ucrania. Una de las divisas más golpeadas, hasta ahora, ha sido el rublo, la moneda rusa. La pérdida ha sido del 35.94% respecto de su valor anterior al 24 de febrero. Los factores que han afectado son, principalmente, la inestabilidad política, la fuga de capitales y la falta de confianza de los inversores. Otras divisas que han sufrido una depreciación son la lira turca, con una baja del 6.89%, la corona sueca con 3.58% puntos negativos, además del euro y las libras esterlinas.

En definitiva, los desequilibrios económicos y la incertidumbre política no son factores positivos para ninguna de estas divisas. Además, pueden producir un efecto en cadena de encarecimiento en los precios y mayor inflación. Habrá que esperar y ver cuáles son las soluciones y acuerdos posibles para restituir la confianza y la inversión.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba