Economía

Pdvsa focaliza su producción y adapta exportación a clientes asiáticos

La petrolera estatal venezolana Pdvsa viene reorganizando sus principales operaciones de procesamiento para enfocarse en la producción de crudo pesado llamado Merey, que es demandado principalmente por algunos refinadores asiáticos, reseñó Reuters.

Esto debido a que las sanciones de Estados Unidos al gobierno de Nicolás Maduro han frenado en la práctica las ventas venezolanas de petróleo a las refinerías estadounidenses, históricamente entre los receptores más grandes del crudo del país sudamericano.

La empresa conjunta Petropiar, que una vez produjo hasta 210.000 barriles por día (bpd) de crudo “sintético” exportable a partir de petróleo pesado de la Faja del Orinoco, pasará en julio a ser una instalación que mezcle aceites pesados ​​y livianos, según documentos internos de Pdvsa que detallan la estrategia.

La empresa conjunta, entre Pdvsa y Chevron Corp, con sede en Estados Unidos, busca obtener un crudo pesado llamado Merey mediante la mezcla de petróleo extrapesado con algunos ligeros.

La medida se produce después de que los inventarios nacionales del crudo sintético de Venezuela subieron luego de que las refinerías de Estados Unidos detuvieran las compras.

Retos

El plan de Pdvsa enfrenta importantes desafíos logísticos, principalmente produciendo suficiente petróleo ligero nacional para mezclar, dado que las sanciones de Washington han limitado las importaciones.

El crudo Merey representará 822.000 bpd de los aproximadamente 900.000 bpd de las exportaciones previstas por Pdvsa para julio, según los documentos, en comparación con unos 500.000 bpd a principios de este año. El cambio podría aprovechar una fuerte contracción del suministro de crudo pesado.

La disminución de las exportaciones de calidades similares de otros productores latinoamericanos ha aumentado el apetito de Asia por los crudos venezolanos, incluido Merey, y ayudó a elevar sus precios, dijeron operadores.

Los principales clientes de Pdvsa en Asia son China National Petroleum Corp (CNPC) y sus subsidiarias; Reliance Industries y Nayara Energy de India, y Tipco Asphalt de Tailandia, según los contratos de suministro a largo plazo.

Las refinerías asiáticas están mejor equipadas para manejar crudos mezclados en comparación con el tipo sintético producido por los mejoradores venezolanos, dijo la analista de Rystad Energy, Paola Rodríguez-Masiu.

“Asia tiene una baja capacidad de hidrocraqueo en comparación con Estados Unidos”, dijo Rodríguez-Masiu, refiriéndose al procesamiento de crudos sintéticos.

A fines de la década de 1990, Venezuela dependía en gran medida de las compañías occidentales para desarrollar una tecnología que le permitiera aprovechar lo que anteriormente había sido petróleo inutilizable de la Faja del Orinoco, que ahora se considera la mayor reserva de crudo del mundo.

Exxon Mobil Corp, ConocoPhillips y Chevron realizaron inversiones multimillonarias en las instalaciones, y adaptaron sus refinerías para recibir el crudo resultante.

Exxon y Conoco abandonaron el país en medio de una ola de nacionalización emprendida por el fallecido presidente Hugo Chávez, mientras que las operaciones en las instalaciones de propiedad de Chevron prácticamente se han detenido, en parte debido a los prolongados apagones que sufrió el país en marzo.

La estrategia también implica reducir las exportaciones de petróleo crudo diluido, o DCO como es conocido por sus siglas en inglés, producido a partir de una mezcla de crudo pesado con nafta.

Cae la producción

La producción de petróleo de Venezuela ha caído este año hasta ubicarse en al menos una ocasión en 400.000 barriles por día, dijo este martes el ministro de Petróleo, Manuel Quevedo, quien responsabilizó de esta merma a las sanciones de Estados Unidos contra el gobierno de Nicolás Maduro y entes estatales.

El funcionario venezolano afirmó en un intermedio de una reunión de la OPEP que las sanciones financieras y también un apagón nacional en marzo han causado la caída del bombeo de crudo y las medidas han retardado su objetivo de aumentar en un millón de barriles la producción venezolana.

“El plan nuestro es recuperarnos”, dijo Quevedo. “Tenemos estrategias internas (…) una de ellas es continuar la mezcla de nuestro producto que tiene mayor salida, que es el crudo Merey”, agregó el ministro y presidente de la estatal petrolera venezolana Pdvsa.

Quevedo también dijo que van a importar crudo y productos, pero declinó comentar quiénes son sus proveedores por temor a que reciban nuevas sanciones de Estados Unidos. El funcionario no especificó cuáles son los niveles actuales de producción de crudo de la nación sudamericana.

Venezuela consiguió recuperar sus niveles de exportación petrolera en junio, gracias al aumento de las entregas a China, que ahora es el principal destino del crudo que despacha Pdvsa, según los registros de la compañía y los datos de Refinitiv Eikon.

Pdvsa y sus empresas mixtas exportaron 1,1 millones de barriles por día (bpd) de crudo y productos refinados el mes pasado, un aumento del 26% con respecto a mayo. Los compradores chinos recibieron 59% de los envíos, seguidos de la India que obtuvo 18% del petróleo y Singapur con 10%, de acuerdo a los documentos.

Los datos de junio indican que la nación OPEP logró recuperarse desde niveles de exportación muy bajos en mayo, luego de que a finales de enero Estados Unidos aplicara medidas financieras directas a Pdvsa.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar