Economía

Petrolera china Wison y la suiza Sulzer desmienten que tengan contratos con Pdvsa

La empresa petrolera china Wison Engineering desmintió las afirmaciones del Gobierno de Nicolás Maduro de que ha acordado reparar el principal complejo de refinación de Pdvsa a cambio del suministro de productos petroleros, informó Argus.

“Wison no está involucrado en ningún contrato de trueque en Venezuela para reparar el Complejo de Refinación de Paraguaná (CRP)”, dijo a Argus un portavoz de la sede de la compañía en Shanghai.

La negación de Wison contradice lo afirmado por los funcionarios venezolanos en el Palacio Presidencial, el Ministerio de Petróleo y Pdvsa, de que el mes pasado se firmó un acuerdo de trueque para reparar el CRP, que se compone de la refinería Amuay, con capacidad de 635,000 b/d y la refinería Cardón de 305,000 b/d.

La Agencia Venezolana de Noticias (AVN), informó el pasado 13 de agosto que Wison y la petrolera suiza Sulzer, habían acordado contratos para reparar las refinerías de Pdvsa a cambio de productos.

Pero Sulzer también negó que esté involucrado en cualquier trabajo posterior en Venezuela «más allá de los contratos más antiguos que actualmente están suspendidos en espera de pagos vencidos de Pdvsa», dijo Argus Media, citando información oficial de la corporación.

La empresa suiza que cotiza en Zurich, aseguró que cumple con todas las sanciones y regulaciones aplicables, en abierta alusión a las sanciones recientemente impuestas al gobierno de Nicolás Maduro, por parte del Ejecutivo de Estados Unidos.

«Como empresa china, Wison fue percibida como un socio dispuesto, a pesar de las sanciones de Estados Unidos contra el gobierno venezolano, que Pekín continúa apoyando. Asimismo, el principal accionista de Sulzer es Renova de Rusia, el otro patrocinador internacional principal del gobierno venezolano. Tanto China como Rusia son receptores regulares de crudo venezolano, como repago de sus préstamos respaldados por petróleo a Caracas», reseña Argus.

La firma Wison no es nueva en Venezuela. Pdvsa le otorgó a la compañía un contrato de adquisición y construcción en octubre de 2013 para acondicionar el sitio de la refinería Puerto la Cruz de 190,000 b/d para un proyecto de conversión profunda liderado por Hyundai Construction and Engineering.

Según Wison, el contrato asignó a la compañía la responsabilidad de “la adquisición de la preparación del sitio y la construcción de mejoras de la tierra, nuevos camiones cisterna, edificios administrativos e instalaciones temporales para el Proyecto de Conversión Profunda”. A partir de 2015, Wison informó que el proyecto estaba “progresando según lo programado”, pero desde entonces el trabajo se ha estancado.

Cifras críticas

Pdvsa está intentando arreglar su infraestructura aguas abajo para reponer los escasos suministros de gasolina y diesel. La compañía tiene una capacidad de procesamiento instalada de 1.3 millones de b/d, pero solo una quinta parte está operando debido a la falta de inversión, repuestos y materia prima.

En el CRP, el craqueador catalítico fluidizado (CCF) y el flexicoker de Amuay están fuera de servicio nuevamente, y solo una de las cinco unidades de destilación está operativa, dijeron el martes dos funcionarios del sindicato petrolero en el complejo CRP. En Cardón, las unidades paradas incluyen la CCF, torres de destilación e hidrodesulfuradores.

Los servicios industriales, particularmente el suministro de electricidad, también permanecen inestables. La empresa estatal Corpoelec no ha podido reparar la planta termoeléctrica a gas de 317 MW Genevapca del CRP y revivir el proyecto de energía eólica Los Taques, abandonado, en la península de Paraguana.

Mientras tanto, la refinería El Palito, con capacidad de 140,000 b/d de Pdvsa en el estado Carabobo ha estado cerrada desde 2017.

“Pdvsa ya no tiene los recursos humanos, financieros y técnicos calificados necesarios para revertir el colapso de sus refinerías en Venezuela”, dijo a Argus un alto funcionario del sindicato petrolero en el complejo CRP .

Agregó que “la crisis de la refinería ahora es tan grave que es posible que el CRP pronto se vea obligado a cerrar por completo, dejando a Venezuela dependiente de las importaciones”.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba